Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una enviada de la ONU y Cruz Roja entran en el barrio sirio de Bab Amro

La enviada de la ONU Valerie Amos se reúne con el ministro de Exteriores sirio en Damasco

La Media Luna Roja siria dice que la mayoría de los habitantes del castigado distrito de Homs han huido

Imagen facilitada por la agencia siria de noticias SANA del ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, durante el encuentro que ha mantenido con la subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Valerie Amos,hoy en Damasco.
Imagen facilitada por la agencia siria de noticias SANA del ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, durante el encuentro que ha mantenido con la subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Valerie Amos,hoy en Damasco. EFE

El Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, en sus siglas en inglés) ha confirmado que la Media Luna Roja siria, acompañada de la enviada especial de la ONu, Valerie Amos, ha logrado entrar en el castigado barrio de Bab Amro, escenario de los bombardeos más intensos llevados a cabo por el régimen de Bachar el Asad el último mes. Un convoy de siete camiones había estado esperando desde el viernes pasado llegar al asolado distrito de Homs.

Según el ICRC, al entrar en Bab Amro se han dado cuenta que la mayoría de sus residentes han huido hacia zonas de Homs que ya han sido atendidas por la Cruz Roja y la Media Luna Roja en los últimos días.  "La Media Luna Roja siria permaneció dentro de Bab Amro cerca de 45 minutos. Se encontraron con que la mayoría de los habitantes habían huido a áreas que han sido visitadas por personal del ICRC y la Media Luna Roja esta última semana", ha dicho a Reuters Hicham Hassan, portavoz de la organización humanitaria. Esas áreas están en la misma ciudad de Homs y en la población cercana de Abel, donde personal de estas organizaciones distribuyeron ayuda ayer, por segunda vez desde el pasado domingo, agrega Hassan.

Amos, por su parte, ha dicho que Homs estaba "completamente devastada", después de realizar un corto recorrido durante el cual se han escuchado sonidos de disparos. La portavoz de asuntos humanitarios de Naciones Unidas, Amanda Pitt, ha dicho a la agencia France Press que el Gobierno sirio ha prohibido a Amos entrar en áreas aún en manos de los rebeldes.

"Ella afirma que las partes que vio [de la ciudad] estaban completamente devastadas", ha contado Pitt. "Dijo que Homs parece una ciudad que ha sido completamente cerrada". Según Amos, "había poca gente en los alrededores" y que vieron a algunas personas buscando entre los escombros sus pertenencias.

Amos realiza una visita sin precedentes durante la revuelta que desangra el país y que pretende abrir un pasillo de ayuda hacia las poblaciones más castigadas, entre ellas, Homs. La representante de la ONU, que sufrió la negativa del Gobierno sirio la pasada semana, ha logrado ahora luz verde para llevar a cabo una gira de tres días con la misión de romper el cerco que impide la llegada de trabajadores humanitarios y ayuda a las ciudades más golpeadas por el Ejército sirio.

La Cruz Roja ha logrado distribuir material de asistencia en Homs y evacuar a algunos heridos, pero no hasta ahora no había podido acceder al barrio de Bab Amro. Según han informado los activistas presentes en el terreno, Homs ha sido esta noche de nuevo objeto de la ofensiva de las fuerzas militares del presidente El Asad.

"[El régimen] trata de enterrar, quemar y borrar el rastro" de los crímenes cometidos en Bab Amro, ha manifestado sobre el bloqueo del barrio Hadi Abdallah, activista de una comisión rebelde en Homs. Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), grupo de activistas con sede en Londres, ha manifestado que el régimen está "limpiando el barrio de cuerpos" y, por ese motivo, no deja pasar al ICRC.

El OSDH calcula que más de 8.400 personas han perdido la vida desde el inicio de la revuelta en marzo de 2011, una cifra que de momento la ONU coloca en 7.500. La organización pro derechos humanos Human Rights Watch cifra, por su parte, en unos 700 los muertos durante el mes de ofensiva que el régimen ha mantenido en Homs con fuego de artillería.

En el campo de batalla diplomático, el enviado conjunto de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, ha llegado hoy a El Cairo para tratar la crisis siria con responsables árabes y preparar su viaje a Damasco, previsto para el sábado próximo. Annan se entrevistará con el secretario general de la organización panárabe, Nabil al Arabi, y el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Mohamed Amr Kamel, entre otros jefes de la diplomacia árabes.

Propuesta china

La visita de la representante de la ONU ha coincidido con la visita de un enviado especial chino que ha entregado al Gobierno de Damasco un plan de seis puntos para poner fin a la violencia y facilitar la labor humanitaria de las Naciones Unidas.

El ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, ha asegurado en un comunicado que Damasco respondería 'positivamente' a la aplicación de la iniciativa china, que propone un cese inmediato de la violencia y la apertura de un diálogo entre todas las partes, al tiempo que rechaza cualquier interferencia extranjera.

"El ministro expresó la voluntad de Siria de cooperar positivamente con el plan como camino hacia una solución basada en el cese de la violencia de cualquier tipo", señala un comunicado difundido por las autoridades sirias.