Un informe psiquiátrico considera a Breivik penalmente responsable

Una nueva pericia descarta que el autor de la matanza de la isla de Utoya sufra de patologías mentales que excluyan su responsabilidad.

Anders Breivik mató a 77 personas en dos ataques perpetrados en julio

Anders Breivik, durante una vista judicial, el pasado día 10. / DANIEL SANNUM LAUTEN (AFP)

Anders Behring Breivik es responsable de sus actos. Una segunda pericia psicológica presentada hoy en Oslo considera que el terrorista de la isla de Utoya está cuerdo y debería responder como tal ante los tribunales. El pasado verano, Breivik asesinó a 69 personas que participaban en los campamentos de la Juventudes Laboristas noruegas en la isla de Utoya, unos cuarenta kilómetros al norte de Oslo. Poco antes, Breivik había detonado una potente bomba en el centro político la capital noruega. En total, el doble atentado de Oslo y Utoya costó la vida a 77 personas, en su mayoría jóvenes y adolescentes. El proceso contra Breivik comienza el próximo lunes en los juzgados de Oslo y se prolongará durante varios meses.

El pasado noviembre, un primer informe psiquiátrico había declarado enfermo al ultraderechista. Según aquél diagnóstico, Breivik padece esquizofrenia paranoide. Esto habría impedido su encarcelamiento en una prisión convencional y obligado a recluirlo en un manicomio. El resultado de ese primer informe fue objeto de numerosas críticas en Noruega. Un tribunal de Oslo encargó la nueva pericia médica que se ha presentado hoy.

El asesino confeso, que tiene 33 años, insiste en su salud mental. Breivik explicó su doble atentado con un largo manifiesto xenófobo en el que se declara un “guerrero” opuesto al Islam y a la izquierda “multicultural”. Preparó sus atentados con gran esmero durante varios meses que dedicó a experimentar con bombas y afinar la puntería. El artefacto que colocó en el centro de Oslo reventó buen número de edificios gubernamentales. Aprovechando el caos consiguiente, Breivik viajó a la Isla de Utoya donde, vestido de policía, disparó contra decenas de adolescentes de ambos sexos. Durante alrededor de una hora, Breivik asesinó a tiros, uno por uno, a 69 jóvenes simpatizantes del Partido Laborista. Breivik se considera a sí mismo un activista político y ha protestado reiteradamente contra los que lo califican de loco.

La última palabra sobre la salud mental de Breivik la tendrán los jueces, que evaluarán el contenido de ambos informes periciales. Breivik se enfrenta a cargos de terrorismo, penados en Noruega con hasta 21 años de prisión. Es la pena máxima.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Egipto recupera obras saqueadas tras la primavera árabe de 2011

Ricard González El Cairo

El Gobierno calcula que han salido clandestinamente del país 4000 antigüedades

Hagamos la Biblioteca Central en el Vallès

Hay que evitar privilegiar Barcelona con la concentración de ‘tesoros’ que corren el riesgo de resultar redundantes

Los catalanes van, los escoceses vuelven

El independentismo escocés ofrece un modelo de sociedad, mientras el catalán ve la independencia como un fin en sí mismo

EL PAÍS RECOMIENDA

Hambre oculta tras el milagro británico

Pablo Guimón Londres

Los recortes en el Estado de bienestar han disparado el uso de bancos de alimentos

Adulterio en el tubo de ensayo

Una sentencia británica muestra las grietas del control de la identidad en la reproducción asistida en España

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana