Japón y EE UU anuncian la retirada de 9.000 marines de Okinawa

El acuerdo llega antes de que el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, visite a Obama

Japón y Estados Unidos han anunciado la retirada de 9.000 marines de la isla de Okinawa, al sur del país asiático, donde la presencia militar americana de unos 24.000 soldados era cada vez más rechazada por la población. "Alrededor de 9.000 marines, acompañados de sus familias, serán recolocados en otras zonas fuera de Japón", ha indicado un comunicado conjunto publicado este viernes en Tokio. La operación se enmarca en una reorganización del despliegue de tropas de Estados Unidos en el océano Pacífico, la región a la que Washington está prestando atención creciente.

La reorganización se llevará a cabo entre las islas americanas de Guam, donde serán reinstalados 5.000 de los militares, Hawai, y también Australia. El comunicado no ha aclarado nada sobre el traslado de la base aérea de Futenma a una bahía protegida de la isla, que rechaza una gran parte de la población local.

EE UU ha decidido aumentar su cooperación militar con Australia, Filipinas y Singapur, frente al crecimiento del poder e influencia de China en la región

Los dos Gobiernos confirman que se trata de "la única solución viable encontrada hasta el momento". El acuerdo llega justo una semana antes de que el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, visite Washington para entrevistarse con el presidente Barack Obama. EE UU ha decidido aumentar su cooperación militar con Australia, Filipinas y Singapur, frente al crecimiento del poder e influencia de China en la región. "Estoy muy satisfecho porque, después de muchos años, hemos alcanzado este importante acuerdo y el plan de acción. Aplaudo el duro trabajo y el esfuerzo que se realizó para lograrlo", aseguró en un comunicado el secretario de Defensa, Leon Panetta.

"Hemos sido capaces de desvincular la recolocación de Futenma de otros elementos, como la reubicación de los Marines a Guam y la devolución de algunas partes de Okinawa", comentó Ichiro Fujisaki, embajador en Estados Unidos de Japón, país que ayudará a financiar, con 3.100 millones de dólares, el redespliegue de las tropas norteamericanas en Guam.

Al menos desde 2006 venía negociándose este pacto, que fue también alabado por Panetta porque permite, según el comunicado, "una presencia en la región de Asia-Pacífico mejor distribuida geográficamente, más resistente en el en el plano de las operaciones y políticamente sostenible". Un alto funcionario del Departamento de Estado afirmó a Reuters: "[El pacto] es un elemento clave de nuestra estrategia de reorientación hacia la región de Asia-Pacífico". Una estrategia que incluye también relaciones más estrechas con Filipinas, Australia y Singapur.

Además, según un alto funcionario del Pentágono, el acuerdo permitirá dedicar más recursos a la ciberseguridad, a espionaje y a la vigilancia de operaciones, y al programa de misiles balísticos. 

La fuerte presencia militar norteamericana en Okinawa, donde está concentrada la mitad de los 47.000 soldados del archipiélago, viene creando desde hace años tensiones entre los dos países. En 2006, Washington aceptó trasladar la base aérea de Futenma, que está situada en plena zona urbana, hacia una bahía protegida, pero parte de la población, que se opone a la presencia estadounidense, pide el cierre definitivo de la base.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana