Un seísmo de 5,9 grados sacude Italia y deja siete muertos

La región más afectada por el temblor, localizado en el norte, ha sido Emilia-Romaña

Los servicios de rescate reportan medio centenar de heridos

Un bombero trabaja junto a los escombros de un edificio. / ELISABETTA BARACCHI (EFE)

Un terremoto de 5,9 grados de magnitud en la escala de Richter ha sacudido a las cuatro de la madrugada la región de Emilia-Romaña (norte de Italia). La sacudida duró unos veinte segundos y ha dejado siete muertos y medio centenar de heridos, ninguno de gravedad, según ha informado Demetrio Egli, responsable de Protección Civil de la región. El temblor tuvo su epicentro 36 kilómetros al norte de la capital Bolonia, entre las provincias de Módena y Ferrara. El seísmo, de igual magnitud de el que sacudió Los Abruzos en abril de 2009 —causando 308 muertos, 1.600 heridos, miles de desplazados y daños inmensos a edificios y viviendas—, también se ha sentido en zonas como Toscana, Véneto, Lombardía, Tretino Alto Adige y Friuli Venezia Giulia. Por eso, las calles se llenaron de personas en pijama y jersey, asustadas al sentir el temblor. En la zona de Ferrara, la Protección Civil sugirió a los ciudadanos no volver a su casa durante seis horas y muchas personas pasaron la noche en los coches. En la tarde de hoy se ha producido una réplica de magnitud de 5,1 sin que se reporten nuevas pérdidas humanas.

La sacudida principal se percibió durante una veintena de segundos, "pero nuestras maquinarias relevaron una duración de varios minutos", comenta Stefano Gresta presidente del Instituto Nacional de Geofísica y vulcanología italiano (INGV), que desde Roma está coordinando la información y los datos sobre el enésimo terremoto que sufre el país. Gresta explica que el epicentro se halla en una zona casi despoblada, en abierta campiña, por eso los daños fueron de entidad menor con respecto a los registrados hace tres años en L'Aquila, cuando la tierra se rompió justo bajo los pies de la ciudad."La sacudida principal - sigue el presidente de INGV - , la de las 4.04 de la madrugada, fue precedida por otros dos movimientos sísmicos y está siendo seguida por una decena de temblores menores, algunos que superan los 4 grados en la escala Richter. Como olas se están distribuyendo de Este a Oeste, entre Ferrara y Mirandola [Módena]. Es un fenómeno normal, no hay que asustarse, se trata de la habitual evolución de un terremoto tan fuerte. Cuando la tierra se fractura, genera una sacudida principal y otras que comúnmente se llaman 'de asentamiento'".

Cerca de 3.000 personas han sido desalojadas a causa del seísmo. En Sant' Agostino, esta tarde, la gente tiene miedo a quedarse en casa, por las calles se notan corros de vecinos bajo paraguas y con mantas.

Cuatro de las víctimas son obreros, sorprendidos por el terremoto en su lugar de trabajo. Murieron porque el techo de las naves industriales donde desempeñaban su labor en la provincia de Ferrara se les derrumbó encima. Nicola Cavicchi, que había decidido sustituir hoy a un colega, y Leonardo Ansaloni, fallecieron en el departamento de cocción de la fábrica de cerámica de San't Agostino. Una viga mató a un trabajador marroquí de 29 años, que terminaba su turno a las cinco de la madrugada en Bondeno. No hay esperanzas de recuperar con vida el cuerpo de un trabajador Tecopress, una fundición de ciclo continuo en Dosso, barrio de Sant' Agostino. Las otras dos víctimas murieron del susto. Se trata de una abuela de más de 100 años, fallecida en la misma localidad del campo, Sant' Agostino, que sufrió un ataque de corazón y de una mujer alemana, Gabi Ehsemann, de 37 años, que se encontraba en Italia por motivos de trabajo, que ha muerto en San Pedro en Casale, en Bolonia.Los heridos, una cincuentena, no presentan condiciones preocupantes. Sí hubo muchos daños a edificios históricos y a iglesias del territorio. Por ejemplo, la iglesia de San Felice sul Panaro, en Módena, ha perdido en campanario y en Mirandola, en la misma provincia, han sido evacuados los enfermos graves del hospital local, así como los ancianos de una residencia.

El ministerio de Bienes y Actividades Culturales ha manifestado en un comunicado que el terremoto "ha provocado daños importantes en el patrimonio cultural", según informa France Presse. En la ciudad de Ferrara, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad, hay cornisas carbonizadas en la plaza de Savonarola, probablemente procedentes el castillo de Este, construido a partir de 1385.

En una de las calles de la ciudad cerca del famoso Jardín de los Finzi Contini -escenario de una famosa novela y la película del mismo nombre de Vittorio de Sica en 1970- el actual Ercole d'Este, uno de los elementos arquitectónicos de la Bolsa de Comercio, un palacio del siglo XVIII, se derrumbó. Se reportaron daños también en la iglesia de San Carlo y Santa Maria in Vado, donde se cayó la estatua central de la Virgen.

Muchas iglesias en la zona están agrietados o tienen agujeros en sus fachadas, como la de Calto (Rovigo), donde se derrumbó parcialmente el techo. Varios municipios de la provincia de Mantua se ven afectados: Moglia, donde el ayuntamiento y la vivienda son inaccesibles debido al riesgo de colapso, Sermide, Felonica, San Giacomo delle Segnate, San Giovanni del Dosso, Poggio Rusco Quistello...

Teniendo en cuenta los daños causados en las iglesias " se recomienda limitar el ejercicio del culto", aseguró Franco Gabrielli, por su parte, jefe de Protección Civil, quien se negó con el pronóstico para el futuro. "De los terremotos, no podemos hacer predicciones, no hay que abordar el problema de manera superficial y tranquilizar de manera inapropiada," dijo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana