Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania no cederá ante los eurobonos de Hollande

Bruselas busca fórmulas para estimular el crecimiento económico y la creación de empleo en los 27

El presidente francés, François Hollande, durante la cumbre de la OTAN en Chicago.
El presidente francés, François Hollande, durante la cumbre de la OTAN en Chicago. AFP

Los líderes de los Veintisiete se reunen el miércoles por la noche en un consejo informal para debatir sobre cómo hacer posible el crecimiento económico y la creación de empleo en una Unión Europea que no encuentra la salida a la crisis. “Si para el final de la cena nos hemos puesto de acuerdo sobre los principales elementos para crear un plan de crecimiento podemos seguir adelante y tomar decisiones en junio”, les dice Herman van Rompuy en la carta de invitación al Consejo. La cumbre es un tanteo del que se verán los frutos en el Consejo Europeo de finales de junio. Por lo pronto, uno de los temas previstos de discusión, los eurobonos como palanca para mover crecimiento y empleo que reclama el presidente francés, François Hollande, sigue contando con la oposición frontal de Berlín, ahora y en junio.

Además de los eurobonos, los líderes hablarán de potenciar la capacidad de acción del Banco Europeo de Inversiones (BEI), de poner en marcha unos bonos para planes que sirvan para crear empleo en proyectos de infraestructura y de cómo utilizar más eficientemente los fondos estructurales y de cohesión.

Eurobonos. El presidente francés llega a Bruselas reconfortado con su visita a Estados Unidos. “Voy a presentar todas mis propuestas” en el Consejo Europeo informal, declaró Hollande en Camp David. “En el paquete se encuentran los eurobonos y no voy a ser el único que los defienda. Lo he visto en el G-8”. En el G-8 estaban Mario Monti, el primer ministro italiano; y los dos presidentes de las instituciones europeas, Herman van Rompuy y José Manuel Durão Barroso. Pero también la canciller alemana, Angela Merkel, que solo acepta la idea de compartir el riesgo de la deuda en un futuro indeterminado en el que haya más integración en la eurozona. Fuentes alemanas reiteraron ayer en Berlín la firme oposición germana a las ideas de Hollande: “Es nuestra firme posición ahora y lo será en junio”.

Bonos para proyectos. Los bonos para proyectos son una idea de la Comisión que apoyan los Veintisiete. De hecho, ayer se aprobó un acuerdo de principio entre los Gobiernos y el Parlamento Europeo para empezar con el experimento mediante el uso de 230 millones de euros procedentes de fondos comunitarios no utilizados. Esta financiación comunitaria es concebida como un catalizador de inversiones públicas y privadas en proyectos que, se espera, multipliquen hasta por 20 la inversión real, que llegaría así a los 4.600 millones de euros.

Banco Europeo de Inversiones. Acuerdo generalizado en una capitalización adicional de 10.000 millones de euros del BEI que generaría fondos de 60.000 millones que se convertirían sobre el terreno en 180.000 millones para estimular la economía real.