Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollande anuncia que el retiro de tropas francesas de Afganistán comienza en julio

El presidente francés realiza el anuncio tras la muerte de cuatro soldados franceses en un ataque suicida en la provincia oriental de Kapisa

Foto tomada en 2011 que muestra a un grupo de soldados del Séptimo Batallón de Infantería de Montaña realizando prácticas de tiro en la base de Tagab en la provincia de Kapisa.
Foto tomada en 2011 que muestra a un grupo de soldados del Séptimo Batallón de Infantería de Montaña realizando prácticas de tiro en la base de Tagab en la provincia de Kapisa. AFP

El presidente francés, François Hollande, afirmó el sábado que la retirada de las tropas francesas de Afganistán comenzará el próximo mes de julio parar culminar, según lo previsto, a finales de este año. Hollande garantizó que Francia no alterará sus planes de “una transición rápida pero ordenada” tras el enésimo ataque sufrido por sus tropas en el país asiático. Unas horas antes, cuatro soldados galos murieron en la provincia de Kapisa (al este de Afganistán) a causa de un atentado suicida, y cinco más resultaron heridos, tres de ellos de gravedad.

El Elíseo confirmó que los militares formaban parte del destacamento que opera en la base de Nijrab, la misma que Hollande visitó el pasado 25 de mayo para confirmar sobre el terreno a las tropas el repliegue anticipado de los 3.400 militares enviados a Afganistán. Los militares realizaban “una acción de apoyo al Ejército afgano” cuando un individuo cubierto con un burka se acercó y detonó los explosivos que llevaba encima, dijo el presidente. Cuatro soldados galos y un intérprete afgano murieron en el acto, y otros cinco militares franceses escaparon vivos pero con heridas.

El jefe de la policía provincial, Abdul Rahman, informó de que los insurgentes habían enviado un suicida contra las tropas francesas en el distrito de Nijrab, y los talibanes se atribuyeron la responsabilidad del ataque mediante un correo electrónico en el que afirmaron que el suicida había logrado su objetivo al alcanzar a soldados extranjeros.

Las víctimas, aseguró Hollande, serán repatriadas “a la mayor brevedad” y recibirán un homenaje nacional. El ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, viajará a Afganistán el domingo para subrayar, según el presidente, “el apoyo del Estado a sus soldados”.

El mandatario, que participaba en Tulle en la conmemoración de una matanza de civiles realizada por los nazis el 9 de junio de 1944, recordó que desde 2001 Francia ha perdido a 87 militares en el país centroasiático. Las últimas cuatro bajas francesas antes de las de hoy se registraron en enero pasado, en un atentado cometido por un talibán infiltrado en un centro de formación militar.

Durante la campaña electoral de las presidenciales, Hollande prometió retirar las tropas de Afganistán a finales de 2012, dos años antes de lo programado por la OTAN, y más tarde mantuvo esta promesa en la cumbre de la Alianza Atlántica celebrada en Boston hace tres semanas. Hollande pactó en una entrevista con el presidente estadounidense, Barack Obama, que Francia repatriará a las fuerzas de combate aunque continuará colaborando con los aliados prestando ayuda a los civiles afganos.

El último ataque contra las tropas francesas ocurre un día después de que la OTAN pidiera disculpas por la muerte de 18 civiles —entre ellos cinco mujeres, siete niños y tres ancianos— durante una operación conjunta de tropas afganas y fuerzas de la Alianza en la provincia de Logar, unos 30 kilómetros al sur de Kabul.