Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abanico de los pactos para el 18-J

Nueva Democracia necesitará el apoyo de otros partidos para gobernar

Un hombre camina junto a varios carteles del partido conservador griego Nueva Democracia (ND), hoy en Atenas.
Un hombre camina junto a varios carteles del partido conservador griego Nueva Democracia (ND), hoy en Atenas. EFE

La victoria de Nueva Democracia, con 130 escaños (80+50 del bono que la ley otorga al partido más votado), no le permite formar Gobierno en solitario, pues la mayoría absoluta del Parlamento está en 151 asientos. Como demostraron los comicios de mayo, la época de las mayorías fáciles ha pasado a la historia en Grecia, y ahora se impondrá la vía del consenso, una palabra bastante ajena a la cultura política griega. Estas son algunas de las opciones de coalición que pueden darse a partir del lunes:

  • Pasok y ND. Por sí solos, los dos partidos coaligados en el Ejecutivo de Atenas desde noviembre de 2011 hasta mayo podrían formar gobierno, al sumar 163 escaños. Pero los socialistas se niegan, en principio, a pactar con los conservadores sin otros partidos que les apoyen. Evánguelos Venizelos, líder del Pasok, ha propuesto una coalición ND-Syriza-Pasok e Izquierda Democrática, bastante difícil de llevar a la práctica por la negativa de Syriza (71 diputados, segunda fuerza más votada) a participar en ella.
  • ND, Pasok y Dimar. La moderada Izquierda Democrática (Dimar, en sus siglas griegas), una escisión de socialistas y desafectos de Syriza, podría apuntalar una coalición ND-Pasok, si bien ha perdido 3 diputados desde mayo. La conservadora Dora Bakoyanis propuso hace unos días esta solución tripartita para formar un gobierno estable, pero Dimar puede poner como condición para integrarla —como hizo en mayo— la participación de Syriza.
  • Syriza. El partido revelación de los comicios de mayo, Syriza (Coalición de Izquierda Radical), ha revalidado su éxito en junio, con un incremento de 10 puntos porcentuales (y 20 diputados más). Alexis Tsipras, líder de Syriza, rehuyó en mayo toda oferta para integrar un Ejecutivo de colaboración, y este domingo ha reiterado esa postura.
  • Resto de partidos de derechas. Dos partidos que dieron la sorpresa en mayo, el neonazi Aurora Dorada y el ultranacionalista Griegos Independientes, han revalidado en distinta manera sus resultados: el primero logra el mismo porcentaje de votos (7%), pero 3 diputados menos (18, frente a 21 en mayo), y el segundo pierde 13 diputados, pero es la cuarta fuerza más votada. Ninguno cuenta para un pacto de gobierno, pues ambos se oponen a Europa y el euro. Nueva Democracia ha canibalizado a una facción de Griegos Independientes, así como de otros pequeños partidos liberales, en lo que el analista Zomás Yerakis denomina “la polarización [ND-Syriza] que sustituye al bipartidismo [ND-Pasok]”.
  • Resto de partidos de izquierda. El Partido Comunista de Grecia (KKE, prosoviético) obtiene el peor resultado de su historia: 4,5% de los votos (12 diputados, frente a los 26 que logró en mayo). No solo por la irrelevancia del porcentaje, el KKE no cuenta en ningún caso para hablar de pactos: al margen de que se oponga a los rescates, al euro y a Europa, su líder, Aleka Papariga, nunca iría a ningún lado con Syriza.

Más información