Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Procesado por acoso moral el expresidente de France Télécom

Una treintena de empleados de la compañía francesa se suicidaron entre 2008 y 2009

Lombard tuvo que abandonar su cargo en 2010 por el escándalo de los suicidios

El expresidente de France Télécom, Didier Lombard, en un acto en 2010 AFP

El expresidente del operador de telefonía francesa France Télécom, Didier Lombard, ha sido procesado por acoso moral en el marco de una investigación sobre el suicidio de más de una treintena de empleados de la compañía entre 2008 y 2009, según ha anunciado hoy su abogado, Jean Veil.

Didier Lombard, que había alcanzado la dirección del grupo en 2005, tuvo que abandonar su cargo en marzo de 2010, debilitado por la oleada de suicidios de empleados ocurrida entre enero de 2008 y finales de 2009.

Una treintena de empleados de la compañía se suicidaron entre 2008 y 2009

“Didier Lombard ha sido procesado. Está bajo control judicial con una fianza de 100.000 euros. No ha dado explicaciones sobre el fondo del caso”, ha declarado Veil, al salir del despacho del juez Pascal Gand. El abogado ha confirmado que se procesaba a Lombard por acoso moral.

El expresidente de France Télécom “se ha limitado a dar explicaciones sobre el contexto económico, tecnológico y reglamentario en el que trabajaba la compañía. Ha aludido, entre otras cosas, a las normas de competencia especialmente desfavorables que los poderes públicos le impusieron a su empresa”, ha añadido el abogado.

En 2008 y 2009, se suicidaron una treintena de empleados de la compañía, tras una campaña de restructuración del gigante de la telefonía que provocó la supresión de 22.000 puestos de trabajo y el desplazamiento de 10.000 empleados entre 2006 y 2008. Un informe de la Inspección de Trabajo que denunciaba la política de gestión del personal de France Télécom llevó a la apertura de una investigación por acoso moral en abril de 2010.

“Soy consciente que los cambios ocurridos en la empresa han podido provocar revuelo y confusión. Pero no acepto la idea de que las transformaciones indispensables a la supervivencia de la empresa hayan podido provocar los dramas humanos citados en el informe”, había declarado Lombard, en una tribuna publicada hoy por el diario Le Monde.

El juez ha convocado para este viernes a otros dirigentes de la época y a la propia France Télécom, que podría ser imputada como persona moral.