Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA CIVIL EN SIRIA

Kofi Annan anuncia que a fin de mes dejará la mediación en Siria

El enviado de la ONU culpa a todos por el fiasco de su plan

Kofi Annan anuncia su decisión en una rueda de prensa en Ginebra. ATLAS

Casi seis meses después de asumir el puesto de enviado especial conjunto de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan anunció ayer su dimisión, admitiendo que el incremento de la violencia en aquel país y el bloqueo de Rusia y China a cualquier sanción al régimen de Bachar el Asad en el Consejo de Seguridad impiden la culminación del plan de paz que laboriosamente elaboró y defendió en repetidas visitas a Oriente Próximo. Abandonará el puesto a finales de agosto.

Rusia ha instado hoy, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Sergey Lavrov, a encontrar “con urgencia un digno sucesor" al diplomático ghanés.

En un discurso no exento de gestos amargos, Annan culpó del fracaso de su plan de paz a la dura represión de El Asad, a la beligerancia de los grupos opositores y a la inactividad en el Consejo de Seguridad, el único organismo de la ONU que tiene la facultad de aprobar sanciones y de autorizar, en última instancia, operaciones armadas como la ocurrida en Libia el año pasado. Había aceptado el papel de negociador el 23 de febrero.

“Acepté esta labor, que algunos decían que era una misión imposible, porque creí que era un deber sagrado hacer todo lo que estuviera en mi mano para ayudar a la ciudadanía de Siria a encontrar una solución pacífica a este sangriento conflicto”, dijo Annan en conferencia de prensa en Ginebra. “Pero sin una presión internacional seria, con propósito, unida, también por parte de las potencias de esa región, es imposible, para mí y para cualquiera, obligar al Gobierno y a la oposición de Siria a que tomen las medidas necesarias para comenzar un proceso político”.

Los 17 meses de conflicto armado se han cobrado ya 19.000 vidas, según estimaciones de los grupos opositores. Annan logró que en marzo El Asad aceptara su plan de paz de seis puntos, que contemplaba un alto el fuego inmediato y la retirada del Ejército sirio de los centros de población. Aquel proceso, plagado de recelos, quedó pronto en punto muerto. En su despedida, Annan acusó a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU de “apuntarse con el dedo e intercambiar descalificaciones cuando lo que se necesitaba era acción”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció que ya busca sucesor para Annan. “De forma trágica, la espiral de violencia en Siria sigue viva”, dijo en un comunicado. “La mano que tendimos para alejar la violencia y favorecer el diálogo y la diplomacia, tal y como reflejaba el plan de seis puntos, no ha sido aceptada, aunque a día de hoy sigue siendo la mejor esperanza que le queda a la ciudadanía de Siria”. La frustración de Annan era patente en las últimas semanas, después de diversas visitas a Siria. Su última reunión con El Asad tuvo lugar el 9 de julio, en un encuentro que se interpretó como su último intento de solucionar el conflicto por la vía política.

Más información