Selecciona Edición
Iniciar sesión

Grecia se lanza a la caza del inmigrante con la detención de 6.000 ‘sin papeles’

El país deportará a 1.600 para frenar lo que un ministro del Gobierno califica de "invasión"

La policía detiene a un grupo de inmigrantes el domingo en el centro de Atenas. AFP

La Operación Zeus Xenios de la policía griega ha puesto fuera de la circulación a 6.000 extranjeros indocumentados el pasado fin de semana, aunque la mayoría de los detenidos han sido liberados. Unos 1.600 serán inmediatamente deportados para revertir lo que el ministro de Orden Público ha calificado este lunes de “invasión” histórica.

La campaña, de incongruente nombre —Xenios, uno de los epítetos de Zeus, significa “hospitalario, amigo del extranjero”—, continúa el operativo emprendido por el Gobierno del tecnócrata Lukás Papadimos la primavera pasada —justo antes de las elecciones— para limpiar el centro degradado de Atenas, en una asunción forzosa del fenómeno migratorio, pero fundamentalmente como un guiño a los partidos más ultras del arco parlamentario: el nacionalista Griegos Independientes y, sobre todo, el neofascista Aurora Dorada (18 diputados), que defiende la expulsión de todos los sin papeles y el minado de la frontera para evitar su entrada. Precisamente a la región de Tracia, en el límite con Turquía, el Gobierno de Atenas destinó recientemente a 1.180 policías para frenar una hipotética avalancha de fugitivos de la guerra siria.

“El país está desapareciendo. Desde la caída de los dorios, hace 4.000 años, nunca en su historia Grecia ha experimentado una invasión de estas características. Se trata de una bomba en los fundamentos de la sociedad y del Estado”, ha manifestado este lunes Nikos Dendias, titular de Orden Público, a la televisión Skaï.

El fenómeno migratorio es, con diferencia, el expediente peor gestionado de todos los Gobiernos griegos, sin excepción. Un informe de Human Rights Watch difundido en julio constataba la proliferación de agresiones a extranjeros desde principios de año y las operaciones de limpieza racial ejecutadas en barrios de Atenas por grupos presuntamente vinculados a Aurora Dorada. Mientras tanto, la Comisión de Derechos Humanos del Consejo de Europa ha pedido al Ejecutivo de Atenas una investigación para descartar la connivencia policial con los ataques (según un informe del diario To Vima, el 50% de los agentes votó a Aurora Dorada en las elecciones).

En Grecia (11 millones de habitantes) residen legalmente unos 800.000 extranjeros, mientra que la cifra de sin papeles oscila, según las fuentes, entre 350.000 y 500.000. La porosidad de la frontera terrestre y marítima con Turquía ha hecho del país un terreno de paso ideal para los grupos que trafican con personas. El 80% de los extranjeros que entran ilegalmente en la UE lo hace a través de Grecia.