Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La troika pone objeciones al plan de ahorro del Gobierno griego

El ministro de Finanzas presenta un paquete de recortes que alcanzarían los 17.000 millones de euros

Manifestantes marchan junto a los restos de fruta que han arrojado agricultores durante las protestas en Salónica. EFE

Los jefes de misión de la troika que forman la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se han reunido esta tarde en Atenas con el ministro de Finanzas griego, Yannis Sturnaras, para examinar la propuesta del nuevo plan de recortes del Gobierno heleno.

La troika ha cuestionado algunas de las medidas tomadas en el paquete de ahorro que ha elaborado el Ejecutivo griego, y ha pedido más detalles antes de dar el visto bueno a ese plan, según ha señalado una fuente oficial del Gobierno griego. "Tienen objeciones a algunas medidas. [La troika] quiere más detalles", ha asegurado.

"La troika muestra reservas sobre algunos aspectos de las medidas de recortes que no entienden bien y quieren que seamos más precisos", ha añadido una fuente ministerial al diario Naftemporiki.

La cadena estatal griega NET ha precisado más estas reservas y ha asegurado que lo que la troika no acepta es que se reemplacen las reducciones de salario a diversas profesiones públicas por otras medidas de ahorro equivalentes, algo que habían propuesto los socios de Samarás en el Gobierno de coalición.

Fuentes oficiales reconocen que existe la posibilidad de que los representantes de las instituciones internacionales veten el nuevo plan de recortes si no están satisfechos con las medidas.

La economía griega acumula cinco años de recesión y ha caído un 6,3% en el segundo trimestre de este año. Las cifras de desempleo apuntan una importante subida. En junio alcanzó el 24,4% en junio y un 55% en los menores de 25 años.

En la víspera de la visita, miles de griegos se lanzaron a las calles de Salónica, la segunda ciudad del país, en protesta de los recortes. Un grupo de agricultores lanzó frutos a las calles. Mientras tanto, en Atenas, otros miles de pensionistas se manifestaron contra el duro plan de recortes previsto por el Gobierno griego, encabezado por el conservador Andonis Samarás.