Selecciona Edición
Iniciar sesión

Romney califica a los votantes de Obama de “dependientes” del Estado

El candidato republicano se ha disculpado tras afirmar en una grabación que un 47% de los votantes se creen "víctimas" y creen "tener derecho a la atención médica, a la vivienda, lo que sea"

El candidato Romney se dirige a un grupo de electores. MOTHER JONES

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, aparece en una grabación obtenida en exclusiva por la revista Mother Jones en la que ofrece una versión personal de las elecciones y, más en concreto, del electorado que respalda al presidente Obama. “Son un 47% de votantes que se consideran que tienen derecho a la atención médica, a la comida, a la vivienda, lo que sea”, dice Romney. La grabación fue realizada durante un encuentro del candidato con donantes a su campaña electoral y en ella se aprecia a Romney dirigiéndose a los asistentes con una actitud mucho más relajada y en un tono distinto al que muestra en actos públicos.

“Hay un 47% de votantes que respaldarán al presidente pase lo que pase. Está bien, hay un 47% que está con él, que dependen del Gobierno, que piensan que son víctimas y que además creen que el Gobierno tiene la responsabilidad de cuidar de ellos”, defiende el candidato. El republicano argumenta además que su trabajo no es preocuparse "de esta gente". "Nunca les voy a convencer de que deberían asumir sus responsabilidades y ocuparse de sus vidas”, dice Romney en una de sus referencias a los votantes de Obama. “Ellos no pagan impuestos, así que nuestro mensaje sobre la reducción de impuestos nunca va a resonar entre ellos”.

La grabación, publicada en un primer momento en YouTube y revelada este lunes por la revista norteamericana, fue alterada en primera instancia para ocultar tanto el espacio donde tuvo lugar el encuentro como los asistentes. Los responsables de Mother Jones afirmaron tras su publicación que no revelarían el origen de la cinta ni la fecha en que fue grabada, pero aseguraban que el acto de recaudación era posterior al mes de mayo, cuando Romney ganó las primarias republicanas. Unas horas después, no obstante, la revista ha difundido las imágenes sin manipular y ha informado de que el acto se celebró el 17 de mayo en Boca Ratón (Florida), en casa del empresario Marc Leder, responsable de la firma de inversiones Sun Capital Partners.

El intercambio revela algunas de sus opiniones sobre la campaña, sobre la estrategia adoptada y -lo que le puede hacer más daño de aquí en adelante- sobre los ciudadanos que dieron su voto al presidente y piensan hacerlo de nuevo dentro de 50 días. Romney se atreve con comentarios sobre los impuestos que pagan algunos ciudadanos, un terreno peligroso teniendo en cuenta que ha sufrido las críticas y ataques de la campaña de Obama por no revelar sus propios pagos a hacienda más que los dos últimos años.

El adinerado anfitrión de Romney

La gira por Florida del candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, hizo el pasado 17 de mayo una parada en Boca Ratón. Allí, Romney se dirigió a un grupo de electores en un acto en el que despreció a los votantes de Obama, como ha revelado la revista Mother Jones.

El candidato republicano utilizó para esta charla la casa del empresario Marc J. Leder, jefe ejecutivo (cargo que comparte con Rodger Krouse) de la firma de inversiones Sun Capital Partners (alrededor de 8.000 millones de capital), en la que, según ha informado The New York Times, Romney ha invertido.

Antes de poner en marcha Sun Capital Partners en 1995, Leder fue vicepresidente senior en Nueva York de Lehman Brothers, compañía quebrada en septiembre de 2008 y que prendió la mecha de la actual crisis financiera internacional.

Los votantes independientes

En el vídeo, uno de los asistentes pregunta a Romney por qué no ha empleado términos más duros para atacar al presidente. El exgobernador contesta que “ese 5%, 6%, 7% de personas a los que debemos convencer votaron a Obama hace cuatro años. Si les preguntamos si creen que el presidente ha sido un fracaso, la inmensa mayoría dice que no”, asegura, destacando una de las claves de su estrategia hasta este momento. “Pero si uno les pregunta si se sienten decepcionados al ver que sus políticas no han funcionado, entonces responden que sí”. Romney argumenta después que no puede ganar las elecciones obligando al electorado a que reconozca que se equivocaron con el presidente, pero sí responsabilizando a este por lo que ha salido mal. “Ellos quieren creer que entonces hicieron lo correcto y que lo que ha ocurrido es que el presidente no ha estado a la altura. Les encanta la expresión de que a Obama se le ha subido a la cabeza".

El candidato republicano reconoce después que su objetivo está en convencer a los votantes independientes —entre un 5% y un 10%—, a los que define como “serios” a la hora de decidir su voto. Y afirma: “Los mejores éxitos que yo he logrado con esos votantes los he conseguido al decirles que el presidente ha sido una decepción".

“Tenemos muchas más dificultades con los votantes hispanos y si llegan a ser tan fieles a los demócratas como han llegado a serlo los afroamericanos, entonces tendremos problemas como partido y, creo, como país”, dice sobre uno de los retos más difíciles a los que se enfrenta el Partido Republicano en noviembre. Aunque parece tener clara cuál es la solución: recaudar millones de dólares. Romney afirma que esa afluencia de recursos, la inversión en poderosos anuncios de campaña y su adherencia a mensajes sencillos —los informes sobre los asuntos más importantes ya están en su página web, dice en la grabación— le ayudarán a llegar a la Casa Blanca.

Mi trabajo no es preocuparme de esta gente. Nunca les voy a convencer de que deberían asumir sus responsabilidades y ocuparse de sus vidas”

El vídeo contiene otras declaraciones polémicas a pesar de que, en esta ocasión, Romney matiza que hablaba "en broma". "Me ayudaría ser hispano. Mi padre, como probablemente sabrán, fue gobernador de Michigan y dirigió una compañía de coches. Pero nació en México y si hubiera nacido de padres mexicanos yo tendría más posibilidades de ganar esto", dijo. Horas antes de la revelación de este vídeo, Romney ofrecía un discurso en Los Ángeles para conquistar el voto hispano.

La campaña demócrata reaccionó este mismo lunes a las declaraciones de Romney con un comunicado de su director, Jim Messina, en el que afirman que “no puede ser presidente de todos los estadounidenses” si da por perdidos a la mitad de los ciudadanos. “Es sorprendente que un candidato para presidente de Estados Unidos, dirigiéndose en privado a un grupo de donantes pudientes, declarara que la mitad del pueblo estadounidense se consideran “víctimas”, merecedores de limosnas y que se niegan a tomar “responsabilidad personal” por sus vidas”, asegura Messina.

Como respuesta, el candidato republicano intervino ante la prensa en California a última hora del lunes para tratar de disculparse. Allí se justificó asegurando que sus ideas "no fueron expuestas de manera muy elegante", porque estaba, dijo, "contestando de manera coloquial a una pregunta".

El portavoz de la campaña de Romney, Gail Gitcho, no negó la autenticidad del vídeo y aseguró en un comunicado que Romney "quiere ayudar a todos lo estadounidenses que lo pasan mal en la economía de Obama. El gobernador Romney ha dejado claro todo el año que está preocupado por el aumento de personas que dependen del Gobierno, como el número récord que recurren a los cupones de comida", informa Efe.