La fiscalía rusa pide prohibir “Inocencia de los musulmanes” en Internet

Solicita que las imágenes sean declaradas “extremistas” y bloqueadas

Rusia podría convertirse en el primer país europeo que prohíbe la difusión de la película que ridiculiza al profeta Mahoma, “Inocencia de los Musulmanes”, si prospera la petición a ese efecto realizada por la fiscalía del Estado ante un juzgado de Moscú. El lunes, la fiscalía solicitó que las secuencias de la película, accesibles aún en el Internet ruso, sean declaradas “extremistas” y bloqueadas.

Si la reacción de los jueces es positiva, las páginas que difundan fragmentos de “Inocencia de los Musulmanes” pueden incorporarse a la “lista negra” de páginas prohibidas en la red rusa en virtud de la ley sobre “la defensa de los niños ante la información perjudicial para su salud y desarrollo”. Esta polémica ley, aprobada este año por el parlamento ruso, entra en vigor el 1 de noviembre.

El martes, antes incluso del fallo judicial, el ministro de comunicaciones, Nikolái Nikíforov, ha solicitado a YouTube y los proveedores de servicios de internet que bloqueen voluntariamente los fragmentos de la película. En un mensaje en su microblog, Nikíforov ha advertido que, debido a esas secuencias, YouTube puede ser totalmente bloqueado en el territorio de Rusia a principios de noviembre. La víspera, el organismo encargado de la vigilancia de contenidos en los medios de comunicación, Roskomnadzor, había aconsejado a los proveedores en el mismo sentido.

Rusia es país laico con una constitución que proclama la separación entre la Iglesia y el Estado. De los 142 millones de habitantes del país, se calcula que unos 20 millones son musulmanes. Junto con el cristianismo ortodoxo, el budismo y el judaísmo, la religión musulmana es una de las cuatro confesiones consideradas oficialmente como “tradicionales” de Rusia. Si los jueces califican de “extremista” la película, YouTube tendrá que bloquear el vídeo o bien las autoridades rusas bloquearán el portal de vídeo. En la delegación de Google (empresa propietaria de YouTube) en Rusia han enviado la advertencia de la fiscalía a su central en EE UU, según los medios de información rusos.

El procedimiento iniciado por la Fiscalía rusa responde a una iniciativa de Ruslán Gatárov, miembro del Consejo de la Federación o cámara alta del Parlamento, quien comparó la película con “pornografía infantil” y solicitó que su contenido fuera investigado para dilucidar si podía ser declarada como “extremista”.

A favor de la prohibición se ha manifestado Iunus-Bek Yevkúrov, jefe de la república de Ingushetia, región situada en el norte del Cáucaso, donde reside una mayoría musulmana. Según Yevkúrov, la prohibición será una “buena señal para los creyentes”. “Las autoridades del Estado han dado los pasos correctos para no permitir desordenes masivos en las ciudades rusas”, ha dicho el dirigente, citado por la agencia Itar-Tass. Comentando la reacción de los habitantes de países musulmanes ante el vídeo, el jefe de Ingushetia ha opinado que los autores del mismo querían provocar precisamente lo que ha sucedido, “pogromos en las embajadas y asesinatos de diplomáticos”. “En Rusia se ha adoptado una posición equilibrada en este tema y las autoridades indicarán que no toleran el extremismo en una materia tan delicada como la religión”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana