Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel celebrará elecciones el 22 de enero

Los sondeos apuntan a una victoria del derechista Likud, partido del actual primer ministro

Netanyahu, durante su discurso.
Netanyahu, durante su discurso. AFP

Israel celebrará elecciones anticipadas el próximo 22 de enero. El Parlamento israelí ha aprobado este lunes por 100 votos favor y ninguno en contra la disolución de las cortes y la celebración de los comicios, que se adelantan nueve meses sobre la fecha prevista para octubre de 2013.

El adelanto electoral es relativamente común en Israel. Ya el pasado mes de mayo se acordó anticipar la fecha, pero un pacto de última hora entre el actual primer ministro Benjamin Netanyahu y el líder de la oposición, Shaul Mofaz, evitó las elecciones en favor de un Gobierno de unidad nacional que apenas duró 70 días.

Los sondeos de opinión más recientes dan una ligera subida al partido derechista Likud de Netanyahu, un desplome del Kadima (centro-derecha), partido más votado en los últimos comicios, y un buen resultado del Partido Laborista de mano de su nueva líder, Shelly Yachimovich.

La Knesset (Parlamento) ha celebrado este lunes su sesión de invierno más corta en los 64 años de vida del país, al durar solo unas horas. El presidente del Parlamento, Reuvén Rivlin, el jefe de Estado, Simon Peres, y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, han dado sus discursos y la votación para convocar las elecciones se ha prolongado hasta la madrugada.

El primer ministro ha explicado que el adelanto era necesario por las dificultades del Gobierno para sacar adelante los presupuestos de 2013 y, en clave ya electoral, ha destacado su esfuerzo a favor de la seguridad de los israelíes, representado en el muro fronterizo con sus vecinos árabes y el despliegue de un escudo antimisiles para repeler los ataques lanzados desde Gaza.

La decimoctava legislatura, que comenzó en marzo de 2009, ha sido una de las más estables de la historia política israelí, casi sin reajustes en el Ejecutivo. Hasta la celebración de la cita electoral, el Parlamento solo podrá reunirse a petición de al menos 40 diputados o si su presidente lo requiere para sacar adelante proyectos de ley en los que Gobierno y oposición estén de acuerdo.

Ante la cita, solo queda la incógnita de un eventual regreso al ruedo político del anterior primer ministro, Ehud Olmert, posiblemente acompañado de la que fue su titular de Exteriores, Tzipi Livni, una vez que ha salido indemne de los principales procesos por corrupción que forzaron su dimisión.

Más información