Bill Clinton y Bruce Springsteen unen fuerzas por Obama

El cantante afirma que la victoria de Obama en 2008 le hizo "sentir que las puertas encadenadas del pasado por fin se abrían a nuevas oportunidades”

Quizás Mitt Romney esté recortando puntos en las encuestas a Barack Obama. Quizás le haya superado en la recaudación para su campaña. Pero el aspirante republicano todavía no ha logrado situar en un escenario a dos figuras como las que hoy defendieron la candidatura del presidente en Ohio: Bill Clinton y Bruce Springsteen.

“El presidente siempre les ha defendido, ahora les toca defenderle a él”, dijo Clinton en un largo discurso en el que repartió el tiempo entre su defensa de las políticas del presidente y el ataque a las propuestas de Romney. “Tenéis que decir que no. Sólo funcionará si hay una clase media fuerte. Es lo que ocurrió cuando yo era presidente. Por eso debemos seguir con su plan”.

“Asumamos que la crisis económica simplemente ocurrió”, dijo Clinton entre las risas del público. “Debemos reconocer que Obama ha creado 5.2 millones de puestos de trabajo en el sector privado, el doble de los creados por Bush durante siete años de presidencia. ¿Por qué vamos a elegir unas políticas que sabemos que no funcionan cuando ya tenemos unas que sirven?”

El expresidente demócrata criticó durante su discurso la "oscura" financiación de la campaña republicana, las millonarias aportaciones de las grandes fortunas del país y un plan de impuestos que, según Clinton, esconde recortes para los ricos. “Se piensa que somos tontos”, afirmó. “No tenemos que escondernos”, aseguró acusando a Romney de no exponer con sinceridad todas sus políticas. “Regresaremos”.

Clinton dio paso a Springsteen como “una de las fuerzas más importantes en la música americana” y “uno de los mejores tipos” que ha conocido. Springsteen le devolvió el cumplido: “Hablar ahora es como tocar después de Elvis”. Y a partir de entonces, acompañado de guitarra y harmónica, demostró por qué sus canciones han acompañado a Obama desde que anunciara su candidatura a la presidencia en 2007.

“Todavía vivimos tiempos difíciles pero la justicia, la igualdad y la libertad no siempre avanzan como una marea”, dijo Springsteen. “Avanzan lentamente, pulgada a pulgada, día tras día. Y Obama lleva esos días en sus huesos. Tiene la fuerza, el compromiso y la visión para vivirlos con nosotros”.

Springsteen, de 63 años, compartió con la audiencia algunos de los momentos históricos de los que ha sido testigo. Habló de la lucha por los derechos civiles. Y de la noche en que Obama se convirtió en el primer presidente afroamericano. “Esa noche pude sentir que las puertas encadenadas del pasado por fin se abrían a nuevas oportunidades”, comentó. Entonces sonaron No Surrender y Youngstown, el canto a la clase obrera de Ohio -‘Son las mismas 700 toneladas de metal de todos los días, ahora vienes y me dices que el mundo ha cambiado, te hice tan rico que has olvidado mi nombre’.

¿Por qué vamos a elegir unas políticas que sabemos que no funcionan cuando ya tenemos unas que sirven?”

Bill Clinton, expresidente de EE UU

El músico estadounidense, que ya actuó en 2008 en un mitin del entonces senador demócrata de Illinois, hizo una rigurosa defensa de sus políticas. Desde la reforma sanitaria -“cuya falta fue una vergüenza para este país durante demasiado tiempo”- a su contribución a los derechos de las mujeres -“no hace falta que les diga cuál es mi postura”. Y advirtió “del peligro de que aumente la brecha entre ricos y pobres” si Romney se hace con la victoria.

El cantante se adelantó a su actuación este jueves con una carta en la que explicaba su apoyo a Obama por haber mejorado las condiciones de millones de ciudadanos a través de su reforma sanitaria, la creación de empleo, el rescate de la industria automovilística -”General Motors sigue haciendo coches, ¿de qué iba a escribir yo, sino?” dijo en Parma-, su respaldo al matrimonio gay o el final de la guerra de Irak y la muerte de Osama Bin Laden.

“En este momento se está produciendo una lucha para lograr que esta nación sea más justa e igualitaria”, afirma Springsteen en el escrito. “Para mí, el presidente Obama es nuestra mejor opción para que avancemos en la dirección correcta. Necesitamos un presidente cuya visión incluya a todos los ciudadanos, no solo a unos pocos”.

Springsteen destacó también uno de los asuntos clave de estas elecciones y que él considera que no está recibiendo suficiente atención: las diferentes leyes de supresión de voto. “Creo que todos nosotros, independientemente de nuestros ideales, deberíamos oponernos a estos esfuerzos contra los votantes, contra los ciudadanos”, decía en su carta. Y en el escenario de Parma entonó This Land is Your Land, compuesta por Woody Guthrie, quien, según Springsteen “entendió la música como un vehículo para la ciudadanía”.

La de Springsteen fue una de las voces que más alto hablaron en 2008 a favor del cambio que prometía Obama. Y en este 2012 todas sus referencias a la situación política estadounidense destilaban tal decepción que muchos cuestionaron si llegaría el 6 de noviembre sin que Springsteen afinara su guitarra frente a los seguidores del presidente. Pero como aquel Working on a Dream de 2008 que bien podría haber sido escrito como banda sonora de la campaña del ‘Yes, We Can’, este jueves sonó en Ohio We Take Care of Our Own, uno de los últimos trabajos del cantante que también interpretó este jueves. El tema cierra enérgicamente todos los mítines del presidente. Obama no estuvo este jueves en Ohio, pero sigue teniendo en Springsteen a uno de los grandes mensajeros de su candidatura.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La sociedad postnacional

Hemos de recuperar el legado de afecto y civilidad que permita la convivencia y superar la epidemia identitaria que nos aturde

Despedida barroca

Natalie Dessay demuestra en el Liceu que la expresividad y la emoción de su canto siguen intactas a pesar de los problemas de salud que la llevan a dejar los escenarios

‘Si és que hi ha cases d’algú…’

Mientras los promotores de Caufec volvían a mirar sus planos, en Barcelona se producía la semana negra de los deshaucios

Un refugio inédito

Localizado bajo un edificio de la Sagrera de Barcelona una construcción intacta desde 1939 construida para protegerse de los bombardeos de la Guerra Civil

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana