El huracán Sandy ya deja 21 muertos, once de ellos en Cuba

La isla sufre numerosos daños por el ciclón cuyos vientos rozaron los 200 kilómetros por hora

El huracán Sandy se dirigía este jueves hacia las Bahamas después de haber causado once muertos e importantes daños materiales en la noche del miércoles al jueves en Cuba. El número de fallecidos se suma a la decena de víctimas que causó a su paso por Jamaica y Haití. La televisión estatal cubana informó durante la noche del jueves del "lamentable fallecimiento de once personas, de ellas nueve residente en Santiago de Cuba y dos en Guantánamo", citando información del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Sandy tocó tierra en el oriente cubano, para salir cinco horas después por el norte de la provincia de Holguín, con vientos máximos sostenidos de alrededor de 175 kilómetros que provocaron serios daños en varias localidades. El huracán tenía categoría 2 (de 5) en la escala Saffir-Simpson cuando llegó al país, lo cual hizo más severo su impacto sobre Santiago de Cuba, la segunda ciudad más poblada.

ver fotogalería
Estudiantes en La Habana durante el paso del huracán AP

Debido a su rápida transformación de tormenta tropical a huracán, fueron evacuados unos 55.000 vecinos de la provincia de Santiago. Desde el miércoles estaban en alarma las provincias de Santiago de Cuba, las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo, aunque la fuerza de los vientos y la intensidad de las lluvias causaron grandes destrozos en la parte más oriental de la Isla.

El portal oficialista Cubadebate ha informado de que las olas en Siboney, en Santiago de Cuba, llegaron a “nueve o diez metros de altura, por encima del malecón”, y que las aguas penetraron “hasta 35 metros tierra adentro”. Niquero, en la provincia Granma, mostraba el jueves una gran acumulación de agua en sus calles, mientras los vecinos trataban de salvar los electrodomésticos, colchones y a sus animales de corral.

Santiago de Cuba está entre las zonas más afectadas por los fuertes vientos y las lluvias. Desplome de viviendas, derrumbes parciales, buena parte del tendido eléctrico en el suelo y árboles arrancados de raíz conforman el escenario que encontraron los santiagueros el jueves al amanecer. Los cupulinos de la Catedral también han recibido serios daños, según varios residentes.

El meteorólogo más conocido de la televisión nacional, el licenciado José Rubiera, aseguró que la Estación Meteorológica de Gran Piedra había registrado una impresionante ráfaga de 245 kilómetros por hora.

Las primeras imágenes del desastre ocurrido en la segunda ciudad más importante del país se transmitieron alrededor de la una del mediodía (hora local). Dada la poca información oficial que circuló en las primeras horas de la mañana sobre Santiago de Cuba, fueron los mensajes a través de los teléfonos móviles los que llenaron ese vacío informativo. A través de la red social Twitter se pudieron conocer los reportes iniciales de la situación.

Raúl Castro sostuvo en la mañana una conversación telefónica con varios directivos partidistas de los territorios más dañados y pidió “confianza” a los afectados y prometió que su gobierno “no dejará abandonado a nadie”.

Los más ancianos moradores de Santiago de Cuba aseguran que no se veía un destrozo así desde los provocados por el ciclón Flora en el año 1963. El Flora estuvo azotando por varios días el oriente cubano y sus vientos e intensas lluvias dejaron más de mil víctimas. Su recuerdo aún estremece a quienes lo vivieron.

Mientras, Sandy continúa su curso hacia el norte y avanza hacia las Bahamas. A su paso por República Dominicana ha dejado 12.581 desplazados, según han informado las autoridades de socorro del país. El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) ha explicado que 104 comunicades se encuentrasn incomunicadas. Las lluvias han obligado a la suspensión de las clases en el país y han provocado cortes en el sistema eléctrico nacional.

Más información