El magnate Sheldon Adelson perdió su apuesta política por los republicanos

Invirtió 60 millones en candidatos republicanos, y ninguno de ellos ganó

Sheldon Adelson, durante una visita a Barcelona. / Albert Olivé

Hoy el diario Israel Hayom, propiedad del magnate Sheldon Adelson, publica una crónica sobre la victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales que sus editores han titulado: “Estados Unidos elige el socialismo”. El enfado es comprensible. Adelson se gastó más de 60 millones de dólares en apoyar a Mitt Romney, quien acabó perdiendo la presidencia. De hecho, ninguno de los ocho candidatos a los que Adelson dio dinero acabó ganando las elecciones a las que se presentaba.

La lección de las elecciones más caras de la historia de Estados Unidos ha sido clara. Los resultados no se pueden comprar. Las dos campañas a la presidencia se gastaron unos 6.000 millones de dólares. Cada candidato recaudó cerca de 1.000 millones. El resto vino de grupos de acción política separados de la campaña, que invirtieron cuantiosas cantidades de dinero en defender a candidatos no solo a la presidencia, sino también al Senado y a la Cámara de Representantes.

Estas son las elecciones más caras porque en 2010 el Tribunal Supremo autorizó las donaciones ilimitadas a candidatos por parte de grupos políticos, siempre que estos no estuvieran coordinados con sus campañas electorales. De ese modo, surgieron diversos grupos -supuestamente independientes- de todo signo, que apoyaron a unos candidatos u otros. Esos grupos invirtieron unos 386 millones en anuncios negativos contra el presidente. En las elecciones al Senado por Ohio gastaron 30 millones. En las de Virginia, 37.

En su mayoría, ese dinero fue a apoyar a candidatos conservadores, muchos de ellos alineados con las facciones más a la derecha del Partido Republicano. Perdió Josh Mandell en Ohio. Perdió George Allen en Virginia. Y perdió Linda McMahon en Connecticut. McMahon, una exempresaria de lucha libre, se presentó en 2010 a un escaño, auspiciada por el Tea Party. Lo perdió. Este año lo volvió a intentar, añadiendo unos 100 millones de su bolsillo. Lo volvió a perder.

Las de 2012 pasarán a la historia como las elecciones en las que quedaron derrotados en las urnas los millonarios conservadores que extendieron cuantiosos cheques para avanzar causas muy personales. Entre los más tocados, los hermanos David y Charles Koch, los dos neoyorquinos que financiaron en parte el ascenso del Tea Party y que en estas elecciones habían recaudado más de 400 millones en apoyar a candidatos de ultraderecha al Capitolio y al aspirante a la presidencia Romney.

Karl Rove, el arquitecto de la victoria electoral de George W. Bush, ha quedado también muy tocado. Predijo en la cadena de televisión Fox News una sólida victoria de Romney. Más le valía. Había creado dos grupos de acción política, American Crossroads y Crossroads GPS, a través de los cuales había recaudado 300 millones para avanzar causas republicanas. Su partido se quedó sin la mayoría en el Capitolio y sin la Casa Blanca.

Durante la emisión de la cobertura de la noche electoral en Fox News, Rove estalló cuando los presentadores le otorgaron a Obama la victoria en Ohio. “Esto es prematuro”, dijo. “No deberíamos estar concediéndole a Obama la victoria cuando la diferencia es de 991 votos entre los candidatos ic] y un 25% del voto aun queda por escrutar”. Los presentadores trataron de explicarle que los votos que quedaban por contar eran en bastiones demócratas, pero ni por esas. Solo el discurso de derrota de Romney le hizo ceder.

A la mañana siguiente de la derrota republicana, Adelson, que había acudido a Boston por si había algo que celebrar, esperaba su vuelo privado en el aeropuerto. Un equipo de una televisión noruega le sorprendió y le preguntó por su dinero, dónde creía que habían ido aquellos 60 millones. “A pagar facturas. Se gasta mucho dinero con ello, o siendo un marido judío”, dijo Adelson, que es judío. Tal vez perdió su apuesta política, pero no su sentido del humor.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Director Adjunto de El País

Últimas noticias

Ver todo el día

Los intrusos en la cotización de los mineros, un “error informático”

La mina Alto Bierzo dice que hubo un fallo aunque admite que hay directivos que cotizan como si bajaran al pozo La Junta investiga quién ocultó la denuncia interna

Grecia no consigue desbloquear la negociación sobre el tercer rescate

Atenas presenta una lista de reformas que no satisface a los socios de la eurozona

Guerra cuatro, paz cero

Son conflictos armados por procuración: los muertos son locales, los intereses en juego extranjeros

EL PAÍS RECOMIENDA

Monumentos patrimonio mundial en España

Recorrido por el legado histórico español en 50 fotos

La explosión que inspiró Frankenstein puede repetirse

La explosión del volcán Tambora oscureció Europa y eliminó el verano

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana