ASALTO AL CONSULADO DE EEUU EN BENGASI

La investigación del ataque en Bengasi culpa de fallos al Departamento de Estado

La seguridad en la misión de EEUU en Libia era claramente insuficiente y existieron deficiencias de “liderazgo y gestión”

Hillary Clinton. / KEVIN LAMARQUE (REUTERS)

Existía consenso bipartidista sobre que Hillary Clinton había tenido un paso sin tacha y ejercido un robusto liderazgo en el Departamento de Estado. Hasta el ataque terrorista de Bengasi que el pasado 11 de septiembre acabó con la vida del embajador en esa ciudad de Libia y otros tres ciudadanos norteamericanos. Según un informe independiente –encargado por la propia Clinton-, la seguridad en la misión de EEUU era claramente insuficiente y existieron deficiencias de “liderazgo y gestión” por parte de dos oficinas del Departamento, así como mala coordinación entre las autoridades de Washington y el terreno, existiendo “una verdadera confusión” sobre quién tenía el poder y la responsabilidad para tomar decisiones que afectaban a temas políticos y de seguridad.

Esta mañana, el responable de seguridad del Departamento de Estado y otros dos funcionarios presentaban su dimisión un día después de que se diera a conocer parte del informe.

La evaluación ha sido muy dura y empañará los cuatro años de gestión de Clinton, aunque en el documento no se cite su nombre. Los analistas opinan que los republicanos usarán el informe en contra de la jefa de la diplomacia si algún día se hace realidad la hasta ahora especulación de que Clinton será candidata a la Casa Blanca en 2016.

El informe asegura que el  Departamento de Estado "ignoró" peticiones de funcionarios para mejorar la seguridad en Bengasi

Clinton ha enviado al Congreso el informe junto a una carta personal en la que acepta todas las recomendaciones que se citan -29 en total- y asume las críticas. La secretaria de Estado explica en la misiva que se están tomando medidas concretas para corregir las deficiencias en la protección de las misiones diplomáticas de EEUU y que se enviarán marines adicionales a la zona para reforzar la seguridad de las embajadas. El texto critica específicamente a la Oficina del Departamento de Estado de Asuntos de Oriente Próximo y su Oficina de Seguridad Diplomática. No se recomienda iniciar acción disciplinaria contra ningún funcionario de Exteriores.

Según la investigación, el Departamento de Estado "ignoró" peticiones de funcionarios de la embajada en Trípoli para mejorar la seguridad del consulado en Bengasi antes del ataque. El Departamento de Estado "esperó [a recibir] advertencias de ataques inminentes para actuar en lugar de adaptar los procedimientos y protocolos en un entorno de deterioro de la seguridad", continúa. "Errores sistémicos y deficiencias de gestión y liderazgo en los niveles superiores de las dos oficinas del Departamento de Estado (...) condujeron a una misión especial de seguridad inadecuada para Bengasi y altamente inadecuada para tratar con el ataque perpetrado", dice la investigación.

El informe, fruto del trabajo de tres meses de una comisión independiente (ARB, siglas en inglés de Accountability Review Board), ha estado formado por cinco personas, entre ellas el almirante retirado Michael Mullen, exjefe del Estado mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, y el exdiplomático Thomas Pickering. Mullen y Pickering debían acudir hoy al Congreso para responder a puerta cerrada a preguntas sobre el informe, que tiene una parte “clasificada” que no ha sido hecha pública.

Clinton ya había asegurado a mediados de octubre que “asumía la responsabilidad” de la gestión y de las consecuencias del ataque cometido por militantes islamistas cercanos a Al Qaeda que costó la vida al embajador Christopher Stevens y a otros tres estadounidenses y que desencadenó una tormenta política entre el Gobierno demócrata y la oposición republicana, antes de la reelección de Obama en noviembre.

Hillary Clinton debía prestar testimonio mañana jueves ante las comisiones de Relaciones Exteriores de la cámara de Representantes (con mayoría republicana) y del Senado (con mayoría demócrata), pero no lo hará tras serle recetado reposo tras una "conmoción cerebral" producida por un desmayo que sufrió la semana pasada. La jefa de la diplomacia se había visto afectada en los últimos días por un virus estomacal que le obligó a cancelar su viaje a Marruecos, donde se celebraba un encuentro para estudiar los últimos desarrollos del conflicto sirio.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
corresponsal en Estados Unidos

Últimas noticias

Ver todo el día

Tres vidas arrolladas en el arcén

El municipio de Fuensalida despide a Nerea, Ana y Michelle en un multitudinario funeral

Los ‘youtubers’ que arrasan en América Latina

Vídeos en donde se repasan situaciones cotidianas o tutoriales son la fórmula para lograr millones de visitas en YouTube

“México está harto e indignado de atrocidades y barbaries como Iguala”

Luis Raúl González asume la presidencia de la Comisión mexicana de Derechos Humanos, sumida en una profunda crisis de credibilidad, en un momento de hartazgo y agitación

La pintura más cara de Hitler

Un coleccionista de Oriente Próximo paga 130000 euros por una acuarela del líder nazi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana