Italia suspende los pagos con tarjeta en el Vaticano

La Santa Sede incumple las normas sobre lavado de dinero

Un hombre saca dinero de un cajero junto al Vaticano. / Alessandra Tarantino (AP)

El Banco Central de Italia ha bloqueado los pagos electrónicos, incluidas las tarjetas de crédito, en el Vaticano por considerar que este Estado no ejerce suficiente control sobre las transacciones financieras. De esta forma, a partir de ahora, en las tiendas y museos de la Ciudad del Vaticano se deberá pagar en efectivo o con cheques. Solo serán válidas las tarjetas expedidas por el banco del vaticano, el Instituto para las Obras Religiosas (IOR).

El Deutsche Bank Italia, que suministraba el servicio de pagos electrónicos al Vaticano, ha confirmado que el Banco Central italiano le ha retirado la autorización para prestar este servicio. La decisión se basa en que la Santa Sede no ha cumplido con las salvaguardas de la Unión Europea sobre lavado de dinero. “La Santa Sede no tiene una legislación bancaria y financiera ni un sistema de vigilancia sólidos. No nos basta con las actuales leyes contra el lavado de dinero”, ha dicho una fuente del Banco de Italia, que reconstruye el proceso de decisión: “Deutsche Bank Italia no es una filial del alemán, es una entidad italiana en toda regla, así que somos nosotros los que controlamos su actividad. Como cualquier otro banco autóctono, puede operar en un Estado extracomunitario sin abrir allí oficinas, con tal de tener el visto bueno del Banco Central. En 2010, nos dimos cuenta de que, sin autorización previa, gestionaban varias terminales de POS [point of sale, el aparato donde se pasa la tarjeta o se introduce el código, conectado con el banco que coordina el sistema]. En 2011, nos presentaron una instancia para regularizar su situación. El 6 de diciembre de 2012, acabadas las inspecciones, rechazamos la petición. Desde nuestro punto de vista, la Ciudad del Vaticano no tiene una legislación adecuada. Ningún banco italiano puede dispensar allí el servicio de pago con tarjetas hasta que no mejoren sus leyes”.

La Santa Sede dice que no se trata de un cuestionamiento a la transparencia del Estado sino de una cuestión técnica de autorizaciones y de diferencias jurídicas

En la Santa Sede, minimizan el asunto: “Estamos buscando a otro proveedor. El servicio será reactivado en breve”, dice el portavoz, Federico Lombardi. No se trata, añaden en el Vaticano, de un cuestionamiento a la transparencia del Estado, sino una cuestión técnica de autorizaciones y de diferencias jurídicas. En junio, el comité de vigilancia sobre lavado de dinero del Consejo de Europa (Moneyval) consideró que la Santa Sede había recorrido “un largo camino en un tiempo muy breve”, pero que tenía que “fortalecer su régimen de vigilancia”.

En las 44 hectáreas de su territorio, la Iglesia tiene una farmacia, un supermercado y varias tiendas de filatelia, antigüedades, libros religiosos y recuerdos. Tampoco se pueden pagar con tarjeta los 16 euros de la entrada a los Museos Vaticanos, que en 2011 recibieron cinco millones de visitantes y recaudaron 91,3 millones de euros.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana