Las estrellas del cine argentino se enzarzan en torno a la presidenta

Las críticas de Darín reciben la censura de Luppi y el respaldo de Campanella

En todas partes ha habido Gobiernos que han contado con el valioso apoyo de los actores de cine y televisión. También la presidenta de Argentina, la peronista Cristina Fernández de Kirchner, ha recibido el respaldo de intérpretes de su país, algunos muy conocidos en España como Federico Luppi o Leonardo Sbaraglia. Pocos artistas la criticaban, y los que lo hacían solían identificarse con posiciones políticas de derecha.

Hasta que el actor argentino más conocido en el mundo, Ricardo Darín, comprometido con causas sociales o medioambientales como Greenpeace, se despachó hace una semana contra la jefa del Estado. Ella le contestó con dureza y el intercambio ha provocado una tormenta en la que algunos de los más conocidos actores y directores argentinos se han dividido entre los kirchneristas, los que respaldan a Darín y los que intentan mantenerse equidistantes.

En una entrevista publicada el pasado día 5 en la revista Brando, el mundialmente famoso protagonista de Nueve reinas o El secreto de sus ojos, se preguntó “cómo no se les cae la cara de vergüenza” a los Kirchner por su enriquecimiento patrimonial. En 2003, cuando comenzó el Gobierno del fallecido Néstor Kirchner, el matrimonio tenía un millón de euros. En 2012, su viuda sumaba 12 millones. Pero Darín también cuestionó otros aspectos de la coyuntura política actual de Argentina: “No se nos permite pensar fuera de lo establecido. Te dicen lo que tenés que pensar y en qué dirección, y si no estás de acuerdo, sos un hijo de puta”.

Fernández le respondió al día siguiente con una extensa carta abierta publicada en la red social Facebook. Allí no solo le aclaró que la justicia argentina no había descubierto nada ilícito en el aumento de su patrimonio. También le recordó que hace 22 años él había sido arrestado y procesado por comprar un coche de contrabando. También citó un artículo del periódico Clarín que decía que la causa contra él había prescrito por el paso del tiempo, pero los jueces habían aclarado que el actor sabía que el automóvil adquirido había entrado de manera ilícita a Argentina. El actor le contestó a su vez en un diálogo con el periódico La Nación: “Yo fui sobreseído de esa causa, no prescribió por el paso del tiempo y lo que ella dice es exactamente al revés. El estafado fui yo”.

Federico Luppi, protagonista de Un lugar en el mundo o Martín (Hache), salió en defensa de la jefa de Estado: “Con todo el respeto que le tengo [a Darín], más que ingenuo, es un pelotudo [imbécil]”. Radicado en España, pero con frecuentes trabajos en Argentina, Luppi opinó que el análisis de su colega demuestra un “desconocimiento político de lo que está pasando” en su país.

Otros actores respaldaron a la jefa de Estado, pero aclararon que respetan la opinión de Darín. Es el caso de Lito Cruz: “[Darín] cursa su mirada en el tema del patrimonio; yo creo que la mirada tiene que estar en otro lugar. Por ejemplo, en que cualquier país defiende su patrimonio como en la expropiación de YPF. Depende de dónde mires las cosas, pero lo más interesante es que hay diálogo en este país”.

Alejandra Darín, hermana del cuestionado artista y jefa de la Asociación Argentina de Actores, quiso tranquilizar la pelea: “No está mal que los actores opinen de política. No me parece ni un ataque de Ricardo hacia la presidenta ni de la presidenta a Ricardo”. La actriz suele participar en actos públicos de Fernández, al igual que otros colegas suyos, pero ella aclaró: “No soy kirchnerista ni cristinista”.

Más de un artista respaldó al actor de El hijo de la novia. Juan José Campanella, director de esta película y de El secreto de sus ojos, ganadora del Oscar, expresó en la red social Twitter: “El mensaje con que manejaron el tema Darín (con quien me solidarizo) fue claro: si criticás, te masacraremos para que nadie más se anime”. También lo apoyaron dos actores que militan en la oposición: el radical y exdiputado Luis Brandoni protagonista de Esperando la carroza, y el cómico Miguel Del Sel, candidato a diputado de la conservadora Propuesta Republicana (PRO) para las elecciones legislativas de octubre próximo. Brandoni declaró que la asociación que preside Alejandra Darín ha sido “copada por el kirchnerismo” y le pidió que defendiera al actor. Del Sel dijo que la carta de Fernández buscó “meter miedo a la sociedad”.

Otros colegas se situaron en una posición intermedia, algunos con cierta ironía. Antonio Gasalla soltó: “No necesito preguntarle a la presidenta de dónde salió su riqueza, me lo puedo imaginar. Me parece interesante el diálogo entre un artista que pregunta algo y una presidenta que contesta”.

Palito Ortega, que se hizo famoso cantando La felicidad, fue senador y gobernador de la provincia de Tucumán por el peronismo, pero ha dejado la política. Calificó a Darín como “persona muy seria y respetuosa” y opinó que la pelea se solucionaría con una conversación privada, tal como la que pidió el protagonista de Nueve reinas después de la carta presidencial.

El actor Enrique Pinti puso en palabras el sentimiento de muchos del gremio que están hartos de la supuesta obligación de definirse entre kirchneristas y antikirchneristas: “No se le puede plantear a nadie eso de qué lado estás. Yo estoy podrido. No es tan fácil decir de qué lado estás. Hay cosas que a uno le gustan, otras cosas que no le gustan. ¿Qué es eso de ‘de qué lado estás’? ¿Montescos y Capuletos? ¡Váyanse a cagar!”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana