Los yihadistas somalíes hacen propaganda con el cadáver de un francés

Obama revela que Estados Unidos prestó “limitado apoyo técnico” al fallido asalto de los servicios secretos

Imagen del soldado francés muerto difundida por el grupo terrorista somalí Al Shabab / AFP

Los milicianos islamistas somalíes de Al Shabab —la juventud, en árabe— han mostrado este lunes en una cuenta de Twitter varias fotografías del cadáver de un hombre con un crucifijo y rodeado de equipamiento militar al que presentan como “el comandante francés abatido durante la fracasada operación de rescate en Bulomarer (sur de Somalia)”.

Bajo la imagen del supuesto jefe del comando galo que el sábado trató de liberar sin éxito a un agente secreto que permanecía secuestrado desde hace tres años y medio en Somalia, los yihadistas colocaron un pie de foto que interpela directamente al presidente francés: "François Hollande, ¿esto merecía la pena?”.

Las autoridades galas no quisieron confirmar la identidad del cadáver ni la autenticidad de las fotos para no colaborar en la “macabra” operación de propaganda, aunque el ministro de Defensa, Jean-Yves le Drian, señaló que era verosímil que los terroristas estuvieran preparando “una puesta en escena morbosa e indigna” con los cuerpos del militar fallecido y del agente secuestrado, cuya muerte París seguía dando el lunes por segura.

Tras mantener una reunión en el Elíseo, Le Drian afirmó que “todo hace pensar que el rehén ha sido asesinado y que el soldado (dado por desaparecido) ha muerto”. Pero el portavoz de operaciones militares de Al Shabab, Abdiasis Abu Musab, anunció a Reuters que el rehén seguía vivo, y añadió: “El segundo soldado ha sucumbido a las heridas de bala. Vamos a mostrar los cuerpos de dos franceses”.

El sábado, un comando de la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSE) trató de liberar al espía Denis Allex, capturado en Mogadiscio cuando ayudaba al Gobierno de transición. Durante el ataque, calificado por los medios franceses como “un fiasco” y por el propio ministerio de Defensa como “poco exitoso”, se produjo un violento combate de unos 45 minutos saldado, según París, con 20 muertos: el agente secuestrado, dos soldados franceses y 17 terroristas. Testigos presenciales dijeron el domingo a la agencia AFP que la operación dejó también ocho víctimas de “civiles inocentes”.

Sobre el destino de Denis Allex (nombre en clave), Defensa aseguró el sábado que el agente había muerto durante el asalto a manos de sus captores, aunque más tarde rectificó y reconoció que no lo sabía a ciencia cierta. Sus secuestradores mantuvieron desde el principio que el rehén sobrevivió al ataque y que sería juzgado “en dos días”. El lunes dijeron que ya han decidido qué hacer con él y que lo harían público en las próximas horas.

La operación de la DGSE, en la que participaron 50 militares y cinco helicópteros, ha generado críticas en Somalia y en Francia. París replica que el asalto era la única forma de poder recuperar al agente de la DGSE porque los secuestradores habían puesto unas condiciones inaceptables para liberarlo —una fuente de Defensa reveló que la petición consistía en liberar a presos yihadistas encarcelados en diversos países.

En Bulomarer, los habitantes contaron que las fuerzas francesas aterrizaron a tres kilómetros del escondite de los secuestradores y que eso permitió a los vecinos advertir a los yihadistas de la llegada del comando. Según ese relato, un centenar de hombres defendió la casa atacada.

El presidente estadounidense Barack Obama señaló en una carta dirigida al Congreso que Estados Unidos habían dado “un apoyo técnico limitado” a las fuerzas francesas, sin participar de forma directa en el asalto.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana