La derecha ‘tory’ desafía a Cameron con un manifiesto para repatriar poderes de la UE

El documento ha sido lanzado por un grupo llamado Fresh Start Project, creado en septiembre de 2011 por cuatro diputados

David Cameron. / REUTERS

David Cameron ha recibido un último empuje de presión de los sectores euroescépticos con el lanzamiento de un manifiesto pidiendo la repatriación de diversos poderes ahora en manos de Bruselas, la reforma de otras políticas comunitarias y la puesta en marcha de un mecanismo que permita a Reino Unido suspender de forma unilateral la aplicación de la normativa comunitaria y los compromisos que de ella se derivan si Londres no consigue una satisfacción negociada a sus exigencias.

El manifiesto ha sido lanzado por un grupo llamado Fresh Start Project, creado en septiembre de 2011 por cuatro diputados y que cuenta con el apoyo de un centenar de miembros del grupo parlamentario tory en los Comunes. Entre ellos está el jefe del Foreign Office, William Hague, que ejerce ese apoyo de forma muy visible.

Quizás aún más significativo es que este grupo no representa las posiciones más radicalmente antieuropeas del partido. No reclaman que Gran Bretaña abandone la UE, sino que module sus relaciones con Europa a partir de sus intereses nacionales. En cierto sentido están en sintonía con Cameron, pero sus propuestas van bastante más allá de las hasta ahora formuladas por el primer ministro y el manifiesto se interpreta como una abierta presión para que éste opte por la línea dura cuando mañana viernes dé a conocer en Holanda su visión de la relación Reino Unido-UE.

La oposición laborista ha ido más allá y considera que el manifiesto no solo es una presión a Cameron, sino una prueba de las divisiones del Partido Conservador y de la debilidad del primer ministro. Este grupo de diputados propone que la UE cree un mecanismo o “freno de emergencia” al alcance de todos los Estados miembros en las políticas de servicios financieros. Aunque lo amplían al conjunto de la UE, ese freno es esencial sobre todo para Londres, que teme que los países de la zona euro tomen decisiones en esa materia que afecten los intereses de la City sin que el Gobierno británico tenga derecho de veto.

Quieren también que se devuelva a los Estados miembros las competencias en materia social y la legislación sobre empleo y proponen que, si la UE se niega a aceptarlo, Londres eche mano del freno de emergencia.

Piden que Reino Unido pueda retirarse de aquellas políticas de Interior y Justicia que no están ya sometidas al opt-out de que dispone Londres en casi todo ese capítulo. Y también “una salvaguardia legal” para el Mercado Único. Y la abolición de la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo, el Consejo Económico y Social y el Comité de las Regiones. También exigen la reforma del presupuesto comunitario, de la política agrícola común y de la política pesquera, además de la renacionalización de la política regional. Con ello Londres ahorraría “una gran parte de sus contribuciones” y mantendría el control de competencias en Servicios Financieros, Empleo, Justicia y Energía.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana