Un soldado maliense en Sevare. / FRED DUFOUR (AFP)

ANÁLISIS

De la guerra a la guerrilla

El conflicto será largo a menos que los tuareg no contribuyan a acortarlo

Gao, la mayor aglomeración urbana del norte de Malí, cayó el sábado en manos del Ejército francés secundado por el maliense, y Tombuctú, la mítica ciudad, será arrebatada a los islamistas radicales a principios de esta semana. Les faltará aun por liberar Kidal, ahora feudo de los tuareg extremistas, pero es solo cuestión de días. No hay más centros urbanos en Malí septentrional.

Francia intervino precipitadamente en Malí el 11 de enero para frenar el avance de la rama magrebí de Al Qaeda (AQMI) y sus dos aliados, tuareg islamistas y el grupo que secuestró en 2011 a los cooperantes españoles en Tinduf (Argelia), hacia Bamako, la capital. Pero a medida que enviaba soldados a su antigua colonia —ahora dispone ya de 2.500 hombres— ha ido modificando sus planes.

Primero se trataba de detener la progresión de los terroristas y de sus socios más allá de los límites de ese inmenso territorio (830.000 kilómetros cuadrados) del que se habían apoderado en marzo. Para reconquistar el norte, París quería esperar a que estuviera acabado en Malí el despliegue de los Ejércitos de África Occidental (CEDEAO) y de Chad.

Pero la conquista de Gao demuestra que los franceses han decidido hacerse ellos mismos con el control de los núcleos urbanos septentrionales, no así del conjunto del extenso territorio. De eso se encargará el contingente africano. Pasará de los 3.000 soldados previstos inicialmente hasta 7.700 sin que se sepa aún quién lo va a sufragar.

Los islamistas también han cambiado de táctica. En algunos de los pueblos, sobre todo en Konna, de los que se adueñaron a mediados de enero opusieron resistencia al avance de las fuerzas especiales francesas y tuvieron cientos de bajas, según reveló el diario Le Monde. En Gao, el sábado, apenas un puñado de hombres hostigó a los franceses antes de retirarse. En Tombuctú el grueso de los terroristas se macharon antes de vislumbrar al enemigo.

Al Qaeda y sus socios huyen hacia zonas colindantes de la frontera norte, hacia los alrededores de Kidal y hacia ese cuerno septentrional de Malí que se introduce entre Argelia y Mauritania. Desde ahí intentarán volver a sus orígenes, es decir a la guerra de guerrillas y a los atentados. Sus primeras víctimas serán, probablemente, los soldados africanos que desplegarán en los lugares más recónditos. El fulgurante avance de las tropas franco-malienses no debe llamar a engaño. Aunque tendrá otro cariz queda aún guerra por delante.

El conflicto será largo a menos que los tuareg no contribuyan a acortarlo. El grueso de esta minoría étnica del Sahel se había reagrupado en Malí alrededor de Iyad Ag Ghali, un líder histórico que se radicalizó, fundó Ansar Dine (Partidarios de la Religión) y se alió con Al Qaeda. Ahora acaba de surgir en un seno una escisión, el Movimiento Islámico del Azawad, (nombre tuareg del norte de Malí), que ansía negociar con Bamako. El frente tuareg se fragmenta y debilita de paso a los terroristas a los que no será acaso tan fácil esconderse en las zonas bajo su influencia.

Vídeos destacados

Xabi Alonso: “No me voy por una rabieta”

Márquez toma Londres

La OTAN alerta del avance de tropas rusas en el este de Ucrania

Google también usa drones de reparto

Estado Islámico dice haber matado a 250 militares sirios

La rumba como oración por Peret

¡Una de langosta azul!

El cantante Peret fallece en Barcelona a los 79 años

El ‘gazpacho’ más célebre

Gaza celebra el alto el fuego indefinido

Los Emmy se rinden ante ‘Breaking Bad’

Cerrado por demolición

Porrazos y forcejeos para evitar que las protestas llegasen ante Merkel

Notting Hill a ritmo de ‘reggae’

El mayor terremoto en 25 años en California paraliza Napa

Rajoy, en 2013: "Nunca modificaré la ley electoral por mayoría"

Un patito no apto para bañeras

"Estamos muy orgullosos de que fuera nuestro hijo"

El Big Ben se toma vacaciones

Foley, la dignidad de un reportero

La destrucción de Lugansk obliga a los civiles a huir

Escalar sin levantarse del sofá

32 muertos por corrimientos de tierra en Hiroshima

Tres familiares del Papa mueren en un accidente de tráfico en Argentina

Visitar la ciudad sobre dos ruedas

Dos trenes con material tóxico chocan en Arkansas

Un vídeo muestra más golpes y patadas a inmigrantes en Melilla

Luis Suárez: “Hubo días en que no tenía ganas de nada”

Pujol, el repudiado

París no soporta tanto amor

Assange dice que saldrá “pronto” de la Embajada de Ecuador en Londres

Turistas de bajo coste

“La Justicia decidirá sobre las personas que criaron a mi nieto”

Princesa, la bebé que llegó sola

4º día de disturbios raciales en Misuri

Se estrella el avión de un candidato a la presidencia de Brasil

Muere Lauren Bacall, una de las últimas diosas de Hollywood

Arte moderno en la plaza del pueblo

El brillo de la Luna desluce la lluvia de estrellas fugaces de Las Perseidas

La felicidad en ocho metros de eslora

Muere de ébola el sacerdote español Miguel Pajares

Videogalería | Lo mejor de Robin Williams

Nuevo alto el fuego de 72 horas en Gaza

Visita a El Escorial desde Chile

Peregrinación budista a Galicia

Primer despacho de Felipe VI con Rajoy en Marivent

Luis Suárez, cinco horas en el TAS

La OMS declara emergencia mundial por el ébola

Vaya, vaya... ¡En París hay playa!

El sacerdote infectado de ébola llega a Madrid

Cine de quita y pon

A la de tres, empujen el tren

Incautados 127 kilos de cocaína en el buque escuela de la Armada

Bañistas en primera línea de obra

Hiroshima conmemora el 69 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica

Primer posado de los reyes y sus hijas en el palacio de Marivent

La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo recupera a su nieto

Las mariposas toman el zoo

Mas: “No hay plan B; el plan es votar”

Xavi deja la selección

Felipe VI asiste al centenario de la Primer Guerra Mundial

Zumaia tiene un color especial

“Que el PSOE sea ese partido de izquierda que atrae al centro”

Visita al dañado frente subterráneo de Hamás

Gana el Range Rover Evoque

¡Bienvenidos a la escuela de sirenas!

De etiqueta sobre el césped

La reunión de Moncloa, según Mas

¡Camarero! ¡Un pincho 2.0!

Un profesor virtual bajo la sombrilla

Batman cumple 75 años

Mi casero es un fondo de inversión

Los abuelos no se cansan

Primer discurso del rey Felipe VI

Así fue hace 39 años

Los otros gestos de un día histórico

Don Juan Carlos: "He decidido poner fin a mi reinado"

Ocho horas frenéticas de información

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana