Corea del Norte desafía al mundo con una potente prueba nuclear

Pyongyang había amenazado el pasado 24 de enero con realizar su tercera prueba nuclear

El Servicio Geológico de EE UU ha detectado un temblor de magnitud 4,9 en terreno norcoreano

El Consejo de Seguridad de la ONU expresa su firme condena y anuncia medidas

Militares norcoreanos aplauden el éxito de la tercera prueba nuclear. / ATLAS

Corea del Norte ha llevado a cabo este martes la tercera y más potente prueba nuclear subterránea de su historia, a pesar de las advertencias de la comunidad internacional. Pyongyang ha asegurado que ha detonado “con éxito” un dispositivo atómico “miniaturizado”, en respuesta a “la hostilidad” de Estados Unidos. El ensayo ha provocado la inmediata condena de Washington, Japón y Rusia, entre otros, así como del Consejo de Seguridad de la ONU. La reivindicación de que ha utilizado un aparato de pequeño tamaño sugiere que Pyongyang se encuentra más cerca de lograr una cabeza nuclear que pueda colocar en un misil balístico.

El Consejo de Seguridad de la ONU, reunido de urgencia este martes en Nueva York, ha "condenado firmemente" la prueba nuclear norcoreana y ha anunciado que comenzará a trabajar "inmediatamente" sobre las medidas a adoptar a través de una nueva resolución. En una declaración leída por el ministro surcoreano de Exteriores, Kim-Sung-Hwan, cuyo país asume la presidencia rotatoria del Consejo en febrero, este órgano califica las pruebas realizadas por Pyongyang de "una amenaza clara para la paz y la seguridad internacionales".

Pyongyang también tiene planes de llevar a cabo nuevas pruebas con misiles de largo alcance

La confirmación de la prueba por parte de la agencia oficial norcoreana KCNA se ha producido tres horas después de que el Servicio Geológico de Estados Unidos detectara un fuerte movimiento sísmico en Corea del Norte, que, según Corea del Sur, indicaba que Pyongyang había seguido adelante con sus planes y había realizado la prueba atómica.

Registro sísmico de las pruebas nucleares. Pinche sobre la imagen para ver el gráfico. Fuente: USGS / Mariano Zafra / EL PAÍS

El temblor, de una magnitud entre 4,9 y 5,2 en la escala Richter, según los organismos de vigilancia sísmica de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, se ha producido a las 10.57 de la mañana (ocho horas menos en la España peninsular). La agencia surcoreana Yonhap ha señalado que el terremoto ha tenido lugar en el condado de Kilju, donde se encuentra la zona de pruebas atómicas de Punggye-ri. Según Estados Unidos, el epicentro se ha situado a solo un kilómetro de profundidad. El Ministerio de Defensa de Corea del Sur afirma que Washington y Pekín fueron avisados por Corea del Norte de que llevaría a cabo la prueba hoy.

Pyongyang ha asegurado que el ensayo ha sido más potente que los realizados en 2006 y 2009. “Se ha confirmado que la prueba nuclear, que ha sido efectuada con un gran nivel, de forma segura y perfecta por medio de un dispositivo nuclear miniaturizado y más ligero con una fuerza explosiva mayor que anteriormente, no ha causado ningún impacto negativo en el entorno ecológico cercano”, ha señalado KCNA.

Los medios oficiales norcoreanos han insistido que la prueba está dirigida a hacer frente a la “intolerable” hostilidad de Estados Unidos, que mina “de forma violenta” el derecho soberano y pacífico de Corea del Norte a lanzar satélites. Pyongyang ya había advertido que cualquier prueba nuclear o de misiles que lleve a cabo es una respuesta directa a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, propuesta por Estados Unidos, que condenó a Corea del Norte por el lanzamiento de un cohete en diciembre pasado y a la expansión de las sanciones. Pyongyang dijo que el cohete tuvo como única misión colocar un satélite en el espacio, pero Washington y sus socios defienden que se trató de la prueba disfrazada de un misil balístico de largo alcance, lo que supone una violación de las resoluciones de la ONU.

Las reacciones en la comunidad internacional a la prueba atómica han llegado rápidamente. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha asegurado que es “una provocación”, mientras el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha dicho que se trata de una “clara y grave violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, al tiempo que ha confiado en que sus 15 miembros adopten las “acciones adecuadas”. El Consejo de Seguridad, que ha convocado una reunión de emergencia este martes, había amenazado con una “acción significativa” si el Norte llevaba a cabo un tercer ensayo atómico. China ha expresado su firme oposición al ensayo, pero ha pedido una respuesta tranquila a todas las partes. “Urgimos enérgicamente a Corea del Norte a que cumpla su compromiso no nuclear y no emprenda más acciones que empeoren la situación”, ha señalado Pekín en un comunicado.

El Consejo de Seguridad de la ONU considera las pruebas una "seria amenaza" para la paz

El momento de la prueba ha sido cuidadosamente elegido: horas antes del discurso del estado de la Unión del presidente estadounidense, Barack Obama, y en vísperas de las celebraciones por el cumpleaños de Kim Jong-il -padre del actual líder, Kim Jong-un-, fallecido en diciembre de 2011.

Las explosiones nucleares pueden crear temblores, cuyas características son distintas de las causadas por los seísmos naturales. El Ministerio de Defensa surcoreano ha dicho que la actividad sísmica ha sido debida a una explosión atómica de seis a siete kilotones, bastante más que en las pruebas anteriores.

“Si miramos a otros casos en el pasado, pensamos que es posible que (el temblor) haya sido resultado de un ensayo nuclear por parte de Corea del Norte”, ha declarado en rueda de prensa Yoshihide Suga, portavoz del Gobierno japonés, informa Associated Press. “Un terremoto natural comienza normalmente con un temblor más pequeño seguido de uno mayor. La fuerza de este fue la misma todo el rato”, ha explicado Yosuke Igarashi, de la Agencia Meteorológica de Japón.

El tercer ensayo atómico que lleva a cabo Corea del Norte, tras los realizados en 2006 y 2009, supone un claro desafío a la ONU y Estados Unidos, pero también a China, que había advertido a su vecino que no lo efectuara.

En el plano técnico, además de la importancia de la miniaturización, los expertos están ávidos por saber si el Norte ha utilizado en la detonación parte de sus escasas reservas de plutonio o ha explotado uranio. El uso de este último confirmaría las sospechas de que el Norte enriquece en secreto desde hace años uranio para armas nucleares, y abriría una vía a Pyongyang para expandir de forma significativa su pequeño arsenal atómico. En las pruebas anteriores, utilizó plutonio. Washington asegura que el objetivo último de Corea del Norte es diseñar un misil balístico intercontinental capaz de transportar una cabeza nuclear. Los expertos creen que, a pesar de las pruebas atómicas y los ensayos de misiles efectuados los últimos años, Pyongyang aún está lejos de contar con un misil nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos.

Obama: "Es una provocación"

  • El presidente de EE UU, Barack Obama, ha asegurado que la prueba es "una provocación" y ha apelado a unas "rápidas" y "creíbles" respuestas de la comunidad internacional. "Estados Unidos llevarán a cabo las medidas necesarias para defender a sus aliados. Y lo hará en coordinación con sus socios", ha añadido.
  • El ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague, ha condenado "enérgicamente" la prueba nuclear de Corea del Norte y ha adelantado que su Gobierno abogará por una "fuerte respuesta" en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
  • Rusia ha condenado "firmemente" la prueba nuclear al considerar que se trata de una violación de las resoluciones de la ONU. "Condenamos estas acciones y, junto al lanzamiento de un cohete balístico llevado a cabo a principios (de diciembre), creemos que son una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad", ha dicho una fuente del Ministerio de Exteriores a la agencia de noticias Interfax.
  • El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha dicho que es una "clara y grave violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad", al tiempo que ha confiado en que sus 15 miembros adopten las "acciones adecuadas".


Corea del Norte había amenazado desde hacía semanas con llevar a cabo la explosión, a pesar de la presión internacional, y este mismo martes la prensa estatal norcoreana publica que el gobernante Partido de los Trabajadores ha prometido una acción de “alta intensidad” y más ensayos de misiles de largo alcance. La información, relativa a una reunión del Politburó del partido, no hace mención a la prueba nuclear que ha ejecutado hoy.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Corresponsal de EL PAÍS en China

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana