Los otros asistentes al discurso sobre el estado de la Unión

Los congresistas y senadores han elegido a ciudadanos afectados por las políticas que expondrá Obama en su discurso

Cleopatra Pendleton durante el funeral de su hija en Chicago. / Charles Rex Arbogast (AP)

Cuando Barack Obama pronuncie su discurso sobre el estado de la Unión no sólo se dirigirá a los políticos del Congreso, los jueces que integran el Tribunal Supremo o los miembros de su Gabinete. Entre el público estarán presentes, entre otros invitados, más de una veintena de víctimas de la violencia de las armas, defensores acérrimos de la segunda enmienda, inmigrantes indocumentados o ciudadanos que tuvieron que esperar horas para poder votar en las elecciones presidenciales. Una muestra que ilustra las intensas campañas sobre el control de armas o la reforma migratoria que Barack Obama ha promovido desde su reelección y de las que tratará durante su alocución de este martes por la noche.

Veintidós miembros de la Cámara de Representantes han ofrecido sus invitaciones a víctimas de la violencia por armas de fuego. Entre los asistentes estarán Natalie Hammond, la profesora de Sandy Hook que recibió un disparo en el pie pero que logró sobrevivir a la masacre, que acabó con la vida de 20 niños y siete adultos, una estudiante de cuarto grado de Newtown, que acompañará a la líder de la minoría demócrata en el la cámara Baja, Nancy Pelosi, y la excongresista Grabrielle Giffords, herida en la cabeza en el tiroteo de Tucson, y su marido Mark Kelly, que se han erigido en adalides del la lucha a favor del control de armas.

Los invitados ilustran las intensas campañas sobre el control de armas o la reforma migratoria que Barack Obama ha promovido desde su reelección y de las que tratará durante su alocución de este martes por la noche

Jim Langevin, representante demócrata por Rhode Island, es quien ha liderado la iniciativa para invitar a víctimas de la violencia de armas de fuego al Congreso. Cuando él tenía 16 años, una bala, disparada por error por un agente de policía que ignoraba que su pistola tenía un proyectil en la recámara, le impactó en la columna vertebral y quedó paralítico. Langevin no irá acompañado de familiares golpeados por una masacre, sino por Jim Tyrell, un camarero cuya hermana menor fue asesinada durante un robo en un supermercado.

Tyrell representa a las víctimas más comunes en el drama de la violencia armada, las que fallecen en tiroteos aislados que se repiten cada día en prácticamente todas las ciudades de EE UU, pero que, a diferencia de las grandes matanzas, no suscitan el interés de la prensa. El caso de Hadiya Pendleton, una joven de 15 años asesinada en Chicago el pasado 29 de enero, días después de participar en los actos de inauguración de la toma de posesión de Obama, podría haber pasado también desapercibido para los medios, sin embargo, los padres de la adolescente estarán esta noche sentados en la tribuna de invitados de la Casa Blanca durante el discurso del estado de la Unión.

Pendleton recibió varios disparos mortales en un parque de Chicago muy cerca de donde la familia Obama tiene su residencia. Según la policía, un hombre armado se acercó a un grupo de jóvenes que se resguardaban de la lluvia bajo un tejado y abrió fuego.

Los padres de Hadiya, Cleopatra y Nathaniel Pendleton se sentarán junto a la señora Obama mientras el presidente pronuncie su primer discurso del estado de la Unión de su nueva legislatura

La primera dama, Michelle Obama, acudió al funeral de la joven el pasado fin de semana en Chicago. Los padres de Hadiya, Cleopatra y Nathaniel Pendleton se sentarán junto a la señora Obama mientras el presidente pronuncie su primer discurso del estado de la Unión de su nueva legislatura.

La policía de Chicago tiene detenidos a dos jóvenes pertenecientes a una banda en conexión con la muerte de Pendleton. Michael Ward, 18 años, y Kenneth Williams, 20, fueron acusados ayer lunes de asesinato en primer grado después de ser detenidos el pasado sábado mientras se dirigían a un club de striptease. Según el comunicado policial, los dos jóvenes se equivocaron de objetivo y mataron a la persona equivocada. La intención de Ward y Williams era acabar con la vida de un miembro de una banda rival.

Los niveles de violencia con armas de fuego han crecido de forma alarmante en Chicago. Durante el primer mes de 2013, la ciudad vivió más de 40 asesinatos, lo que supone el mes más violento desde 2002. En 2012, Chicago superó los 500 asesinatos.

Las víctimas de la violencia armada esperan de Obama que se reafirme en su compromiso para incrementar el control de las armas de fuego, un discurso que también escuchará, aunque sin el mismo entusiasmo, Ted Nugent, un cantante de Country, más conocido por su acérrima defensa de la segunda enmienda que por sus canciones. Nugent, miembro de la junta directiva de la Asociación Nacional del Rifle, ha sido invitado por Steve Stockman, representante republicano por Tejas, quien ya ha amenazado con un iniciar un procedimiento de impeachment contra el presidente, si sigue firmando órdenes ejecutivas a favor de un mayor control de armas. Nugent, que el año pasado afirmó que si Obama salía reelegido él preferiría “estar muerto o en la cárcel”, ha asegurado que no irá armado, como suele, al Capitolio.

Inmigrantes indocumentados

Varios legisladores han optado por abrir las puertas de la Cámara a varios indocumentados que residen en el país de manera ilegal y que podrían beneficiarse eventualmente de la reforma del sistema de inmigración. El senador de Virginia, el demócrata Mark Warner, ha invitado a Ámbar Pinto, una joven boliviana de 19 años que lucha por una oportunidad para los dreamers, los cerca de dos millones de estudiantes sin papeles que llegaron de niños a Estados Unidos, que han sido educados en las escuelas del país, y que son candidatos a un permiso de residencia temporal gracias a una orden ejecutiva de Obama. Los dreamers deben su apodo a la ley Dream Act, atascada en el Congreso desde hace diez años y que sólo ha sido efectiva tras la decisión del presidente el verano pasado.

Varios legisladores han optado por abrir las puertas de la Cámara a varios indocumentados que residen en el país de manera ilegal y que podrían beneficiarse eventualmente de la reforma del sistema de inmigración

Un mexicano indocumentado y con una orden de deportación a sus espaldas acompañará a Luis Gutiérrez, legislador demócrata de Illinois y uno de los grandes portavoces de la comunidad hispana en EE UU. Gabino Sánchez, de 27 años, reside en Carolina del Sur y tiene dos hijos de nacionalidad estadounidense, por lo que espera un permiso que anule su deportación. Alan Adelman, también de México, y a quien cancelaron una orden de expulsión gracias a la medida aprobada por Obama en junio de 2012, también acompañará a la primera dama este martes por la noche.

United We Dream, una de las mayores organizaciones en la lucha por los derechos de los estudiantes indocumentados también estará representada en el Congreso este martes por la noche. Julieta Garibay, miembro del equipo directivo de UWD, nació en México hace 20 años y desde allí emigró a Texas, donde se convirtió en una de las primeras indocumentadas en conseguir una licenciatura -Garibay es enfermera- dentro de un programa piloto en una de las universidades públicas del estado.

Kelly Costelo y Fabiola Morales representarán también a las miles de parejas gais entre un estadounidense (Costelo) y un extranjero, y que esperan que la reforma migratoria reconozca sus derechos. La propuesta de Obama incluye por primera vez beneficios para parejas gais binacionales, y ya ha recibido el respaldo de un legislador demócrata, Jerrod Nadler, el representante de Nueva York que ha decidido presentar un proyecto de ley al respecto, invitó esta semana a Costelo y Morales para que presencien el discurso.

Los padres de Pendleton no serán los única invitados de la primera dama. Juno a ellos se sentará Desiline Victor, una anciana de 102 años, originaria de Haitíi y que ahora reside en Florida, que esperó todo un día para poder votar por adelantado el pasado 28 de octubre. La edad y la determinación de Victor persuadió a muchos otros votantes para guardar cola como ella. Obama se refirió a la necesidad de reformar la legislación electoral durante su alocución la noche electoral y el día de la investidura. Victor espera que este martes repita sus palabras, aunque, si lo hace, la anciana necesitará que se las traduzcan ya que solo habla creole, un dialecto haitiano.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana