Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cónclave: elección del nuevo papa

Los cardenales se reúnen en Roma para empezar a preparar la sucesión papal

Los purpurados discutirán en las congregaciones generales hasta la apertura del cónclave

Los preparativos para la elección del nuevo papa de la Iglesia católica comienzan este lunes con la primera reunión del Colegio Cardenalicio, en la que los purpurados debatirán el perfil que debe tener el nuevo pontífice y pensarán en quiénes entre ellos podrían encajar. La fecha definitiva de apertura del cónclave se conocerá una vez que todos los cardenales electores extranjeros hayan llegado a Roma.

La idea en el Vaticano es que el cónclave comience la próxima semana, para que el sucesor del dimisionario Benedicto XVI pueda ser elegido a lo largo de la misma y se instale pocos días después. Se busca así que el próximo pontífice pueda presidir las celebraciones de Semana Santa, empezando por el Domingo de Ramos el próximo 24 de marzo.

El decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, ha citado a todos los purpurados a las nueve y media en el Aula Pablo VI para la primera congregación general de cardenales. Por la tarde, a las cinco, está prevista una segunda reunión en el mismo lugar. En estas asambleas pueden participar todos los cardenales —208— aunque solo 115 —todos menores de 80 años— elegirán al sucesor del papa Ratzinger.

Estas sesiones de mañana y tarde se repetirán en los próximos días hasta que los cardenales —que no tienen que guardar luto ya que el anterior papa no ha muerto sino que ha renunciado— decidan abrir el cónclave. Antes de que se hiciera efectiva su renuncia, el ya papa emérito les autorizó a adelantar la celebración del cónclave cuando todos los electores estuvieran presentes.

En una de las congregaciones los cardenales deberán, además de decidir el día de apertura de la elección, realizar el sorteo de las habitaciones que ocuparán durante la misma en la residencia de santa Marta, y resolver diversos aspectos como la preparación de la Capilla Sixtina o qué eclesiásticos ayudarán durante el mismo.

Entre la larga lista de cuestiones que tendrá que afrontar el nuevo pontífice, y que por tanto discutirán los cardenales están el gobierno de la Iglesia y una reforma de la curia, los casos de pederastia y abusos sexuales —que han llegado a salpicar a algunos de los purpurados— y el cierre definitivo del caso Vatileaks, en el que se filtraron documentos personales de Benedicto XVI.

Algunas voces, como el cardenal español y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, han restado importancia al Vatileaks de cara al cónclave. A su llegada a Roma, Amigo Vallejo ha calificado el caso de "irrelevante" para la elección. Sin embargo, muchos otros electores como el hondureño Óscar Rodriguez Maradiaga, esperan tener acceso al informe secreto sobre los escándalos de la curia. "Deberíamos conocer algunas cosas de las que no tenemos suficiente información", ha declarado Maradiaga, uno de los 'papbles', a la televisión italiana.