Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una montaña para Ronald Reagan

Varios activistas piden poner el nombre del expresidente de EE UU a un monte en Nevada. Tan solo trece exmandatarios tienen este honor en el país

Frenchman Mountain, Nevada.

El mes pasado, el expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan habría cumplido 102 años y para celebrarlo sus más devotos seguidores en Nevada han creado una campaña para cambiar el nombre del monte Frenchman Mountain al de Mount Reagan. “En EE UU, solo 13 presidentes -de los 44- han sido honrados con el nombre de una cordillera”, según ha explicado el exdirector de la American Conservative Union y responsable de la campaña, Chuck Muth. “Creo que Reagan tiene méritos de sobra para subir este escalafón”, ha añadido.

La montaña, situada en el desierto de Mojave a las afueras de Las Vegas (Nevada), tiene 1.245 metros de altura. “No es la más alta del Estado ni del país, ni mucho menos. Es la vista desde la cima, lo increíble. El contraste que se ve entre el desierto árido y Las Vegas, la ciudad que tiene más luces que ninguna", ha proseguido Muth.

Aunque finalmente la montaña no recibiera el nombre de Reagan, el exmandatario ya cuenta con más 3.000 lugares, entre ellos monumentos y aeropuertos, que conmemoran su vida en EE UU.  Los activistas ven en esta montaña la inmortalidad de “su querido expresidente”. "Por ejemplo, los aeropuertos pueden ser arrasados y desbaratados", agrega Muth. "Algo así tiene más permanencia".

Desde Nueva Inglaterra hasta la Costa Oeste de EE UU existen montes con nombres de exmandatarios, entre ellos algunos tan célebres como Abraham Lincoln y tan desconocidos como Zachary Taylor -quien ejerció el cargo solo 16 meses entre 1849 y 1950-. El monte más famoso del país con presidentes es el Monumento Nacional Monte Rushmore en Dakota del Sur, en el que están tallados en granito los rostros de Lincoln, George Washington, Thomas Jefferson y Theodore Roosevelt.

Lo que puede hacer que finalmente este monte no lleve el nombre del expresidente, entre otras razones, es la escasa relación de Reagan con esta zona, algo fundamental para conmemorar a mandatarios con montañas en EE UU. Reagan nació en Illinois e hizo parte de su carrera política en California; tan solo acudió a la franja exterior de Las Vegas durante quince días en su época de actor cuando rodaba una película sobre la Segunda Guerra Mundial en Nevada, según aseguran varios expertos del Registro Nacional de Nombres del país.

Además de proponer el nombre de Reagan para esta montaña, estos activistas también están luchando para que no sea derruida una casa en la que el presidente número 40 pasó su adolescencia en Chicago y para conseguir que se nombre en su honor a una calle en la zona noroeste del Distrito de Columbia.