GEORGE SOROS / Inversor y filántropo

“Alemania debe decidir si quiere rehacer Europa o salir del euro”

George Soros se muestra en esta entrevista muy crítico con el papel de Alemania en las sucesivas crisis de la Unión Europea. Sostiene que es necesario recuperar el espíritu de “cooperación” entre los países de la Unión

El inversor George Soros, el pasado jueves en un hotel de Barcelona / GIANLUCA BATTISTA (EL PAÍS)

George Soros (Budapest, 1930) insiste en que ya no es un inversor activo. Y aun así, el financiero y filántropo llega a Barcelona con una agenda de infarto. Soros, 30ª fortuna del mundo según Forbes, acude a la capital catalana para presentar la sede europea de su red de fundaciones. Muy crítico con el papel de Alemania en las sucesivas crisis de la Unión Europea, sostiene que es necesario recuperar el espíritu de “cooperación” entre los países de la Unión.

Pregunta. EE UU ha optado por reactivar la economía a pesar de que los presupuestos del presidente Barack Obama prevén ya reducciones de gasto social. ¿Es el momento de retirar estímulos o es pronto?

Respuesta. El mundo entero entiende que no se puede reducir la carga de la deuda rebajando el presupuesto en condiciones como las actuales, porque ese indicador es la relación de la deuda con el PIB. Si se recorta el presupuesto, se rebaja el PIB en una mayor proporción, con lo que se acaba agravando el problema. Esto se admite en todas partes salvo en la zona euro.

P. La Comisión Europea pospuso la recuperación de España hasta 2014. ¿Hay que dar más tiempo para hacer los ajustes?

R. Necesitan cambiar esa política que está empujando a Europa a una depresión de larga duración y aumentando las diferencias y las divergencias de competitividad. Eso está separando cada vez más a los países deudores de los acreedores y creando una interacción catastrófica.

P. ¿Las diferencias entre norte y sur se han hecho más evidentes tras la crisis de Chipre?

R. La crisis del euro ya ha transformado la UE de una asociación voluntaria entre estados iguales a una relación entre acreedor y deudor. Y en situación de crisis, los acreedores dictan los términos de la relación, que llevan a los deudores a una peor situación. Eso condena a la UE a un futuro muy sombrío.

P. En un mes hemos vivido una crisis en Chipre, otro episodio en Portugal y ahora viene Eslovenia. ¿Cómo parar la espiral?

"La UE es ya una asociación entre estados deudores y acreedores"

R. Cambiando las políticas. La política de ahora lleva a una dinámica que consiste en sufrir una crisis tras otra, porque solo cuando el panorama se pone muy feo los países acreedores, liderados por Alemania, extienden cierto apoyo sobre los deudores. Pero nunca funciona, porque siempre es demasiado poco y demasiado tarde. Alemania debe decidir si quiere rehacer la UE de la forma en la que originalmente estaba destinada a ser, lo que supone aceptar las responsabilidades y cargas necesarias para avanzar en esa dirección, o bien debe considerar salir del euro y dejar al resto de los países que creen los eurobonos y puedan combatir la crisis.

P. ¿No cree que la salida de Alemania supondría el fin de la moneda única?

R. No, no lo sería, porque los países deudores todavía tendrán el euro y el Banco Central Europeo. Los deudores todavía necesitarían seguir una política común para mantener al euro como una moneda en funcionamiento, porque si no lo hicieran pagarían un precio terrible.

P. ¿La salida del euro también perjudicaría a Alemania?

R. Si Alemania se fuera, el efecto sobre los países deudores sería poco menos que milagroso. De repente, se convertirían en economías competitivas y su deuda disminuiría enormemente en términos reales con la devaluación del euro. El peso del ajuste caería sobre Alemania, que sería capaz de lidiar con él aunque con dificultades, porque de repente sus mercados se verían inundados por importaciones del resto de Europa. Así, toda la comida les llegaría de España e Italia, y la mayoría sería más barata que la elaborada en Alemania. Tendría tal vez ciertos problemas con el desempleo. Y España se recuperaría.

P. En sus artículos pide a Alemania que acepte un Tesoro y los eurobonos como piezas para salir de la crisis.

"Los países del norte sólo extienden su apoyo cuando la cosa se pone fea"

R. Sí. Tiene que ser ahora. La situación sigue deteriorándose, por lo que hay que hacer algo más drástico para cambiar de dirección cuanto antes. Así que hay que convertir la vieja deuda existente en eurobonos. Entonces el coste de la financiación caería y los presupuestos de repente se equilibrarían o incluso registrarían superávit, por lo que habría espacio para los estímulos fiscales. Sería el fin de la austeridad.

P. La futura unión bancaria prevé que el Banco Central Europeo solo pueda supervisar bancos con activos de más de 30.000 millones de euros. Eso deja fuera, entre otros, a los bancos de los länder. ¿Es suficiente?

R. Los landesbanken son muy similares a las cajas españolas, también como fuente de corrupción y mala gestión. Alemania tendría un problema con esos bancos. Con el actual acuerdo, la unión bancaria sería muy desigual porque Alemania estaría exenta de muchas medidas que se aplicarían a los deudores. Sería el caso de la seguridad de los depósitos, porque estos estarían más seguros en un banco alemán que en uno italiano o español.

P. ¿Invertiría en España?

R. No soy un inversor activo.

P. ¿Y si lo fuera?

R. Si se cambiaran las políticas, España podría convertirse en un lugar muy rentable para los inversores. Si España empezara a crecer otra vez, el desempleo disminuiría. Y ese sería un entorno favorable para invertir.

P. Ha ubicado en Barcelona la oficina de su fundación en Europa. ¿Por qué?

R. Quienes elegimos para dirigirla residen en Barcelona, así que era lo más eficiente. El propósito de la Open Society Initiative es recuperar el espíritu de solidaridad, cooperación e igualdad con los que se creó la UE.

P. ¿Esos principios ya no guían la política de los países?

R. Las autoridades han fallado en el liderazgo de Europa y estas crisis provocadas por el hombre han hecho que la gente esté pasando por un tremendo e innecesario sufrimiento que irrita a la ciudadanía. Esta ira permite a los extremismos ganar apoyos. Hay muchas expresiones de esta rabia, es desafortunado y lamentable, pero pienso que la gente todavía cree y aspira a los ideales que representa Europa. Hay una mayoría silenciosa a favor de la UE, pero no ha hallado una forma de expresarse en política. Hay una desilusión general, una gran desafección con los partidos que los electores expresan rechazando a las formaciones existentes, por lo que debería haber una regeneración política.

 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de Economía de EL PAÍS

Últimas noticias

Ver todo el día

La enrevesada diplomacia entre Cuba y EE UU

Hace décadas que EE UU y Cuba aprovechan visitas de políticos o personajes influyentes para enviarse mensajes

Ultras y eurófobos quedan aislados en la moción contra Juncker

El presidente de la Comisión espera superar el voto del jueves en la Eurocámara

Concluye el interrogatorio a Sócrates y sus tres socios

El fiscal propondrá las acusaciones contra el ex primer ministro portugués y el juez Alexandre las medidas cautelares

La policía busca los cuerpos de dos mujeres desaparecidas

Se trata de una madre y una hija dominicanas El compañero sentimental de la adulta ha confesado los crímenes y ha llevado a los agentes a batir la Dehesa de La Villa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana