Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores destituye al cónsul español en Boston por “incumplir sus obligaciones”

El diplomático decidió cerrar la delegación a su hora habitual, dos horas después del atentado en la ciudad

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha ordenado la destitución del cónsul español en Boston, Pablo Sánchez-Terán, por “incumplimiento de sus obligaciones”, tras comprobar que el diplomático decidió cerrar la oficina diplomática tan solo dos horas después del atentado, sin proporcionar ninguna línea de comunicación de emergencia.

El propio Sánchez-Terán confirmó a MARCA TV que el Consulado había cerrado en su horario habitual, justo dos horas después de que dos bombas estallaran en la llegada de meta del maratón de Boston, porque “era la hora”. 91 españoles estaban inscritos en la carrera aunque, según confirmó el cónsul a los medios de comunicación, ninguno resultó herido.

Preguntados por este diario, ni la Embajada de España ni el consulado en Boston han facilitado más detalles sobre la causa de la destitución de Sánchez-Terán, remitiéndose a las escuetas razones ofrecidas por el Ministerio. Tampoco han querido confirmar si, un día después del atentado, que ha costado la vida a tres personas y ha herido a casi dos centenares, se va a ampliar el horario de la oficina consular. En el consulado general de Boston constan registrados casi 4.000 ciudadanos españoles.

En la cuenta de Twitter de la Embajada de España en EE UU se puede leer el siguiente mensaje firmado por el embajador español, Ramón Gil-Casares: “Embajada de España en Washington DC, Consulado General España en Boston siguen pendientes de los españoles, a su disposición”.

La decisión del Sánchez-Terán de cerrar la oficina consular a la hora habitual provocó una encendida reacción en las redes sociales. “Trabajas menos que el cónsul de Boston”, “Hemos cerrado, vuelva mañana”...

No es la primera vez que las declaraciones de Sánchez-Terán provocan polémica. En 2004, cuando era cónsul en Córdoba (Argentina) afirmó, con motivo de las celebraciones del Día de la Hispanidad, que en América estarían “mucho peor bajo las civilizaciones incas, aztecas, mapuches, sioux o apaches, que han sido idealizadas por historiadores y antropólogos, cuando es bien conocida su división de castas y su carácter imperialista y sanguinario”. Más adelante, en España, aseguró que “más que genocidio en América, yo hablaría de una gran catástrofe biológica causada por las enfermedades europeas”.