Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU se niega a reconocer a Maduro como presidente de Venezuela

El Departamento de Estado asegura que está consultando la situación en el país sudamericano con la UE y la OEA

El portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.
El portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

A diferencia de otros de sus principales socios en la región, como México o Colombia, Estados Unidos se niega a reconocer, por el momento, a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. El Departamento de Estado se encuentra en contacto con la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos para coordinar una respuesta ante la decisión del Consejo Nacional Electoral de Venezuela de conceder la victoria al sucesor político de Hugo Chávez sin haberse efectuado el recuento final de los votos, como solicitó el candidato opositor, Henrique Capriles.

Preguntado expresamente sobre si EE UU reconocía a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela, el portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, se ha mostrado evasivo. “EE UU no está en ese punto todavía”, ha indicado. El día anterior, Ventrell dejó muy claro que no debería producirse ninguna proclamación oficial del vencedor en el país sudamericano, hasta que no se efectuara el recuento de votos, que también apoyó la OEA. Sin embargo, eludió pronunciarse sobre el hipotético caso de que eso no sucediera y el candidato oficialista fuera nombrado presidente.

Es difícil de entender que el Consejo Nacional Electoral de Venezuela haya reconocido a Maduro como ganador de las elecciones sin esperar al recuento final”

Patrick Ventrell

Esa hipótesis ya es una realidad y el Departamento de Estado no ha ofrecido una respuesta demasiado contundente. “Es difícil de entender que el Consejo Nacional Electoral de Venezuela haya reconocido a Maduro como ganador de las elecciones sin esperar al recuento final”, se ha limitado a constatar Ventrell. En esa misma línea, el lunes, la Unión Europea (UE) se limitó a decir que “tomaba nota” de la victoria del candidato chavista.

EE UU, como la UE, prefiere esperar a un recuento de las papeletas que avale un resultado que pueda ser aceptado por todas las partes. El Departamento de Estado ha reconocido que está en contacto con la UE y la OEA para “tratar sobre la actual situación en Venezuela”, un preocupante limbo político, tras la proclamación de Maduro como presidente y el frontal rechazo al nombramiento por parte de su contendiente, que ya se ha cobrado siete vidas en las protestas convocadas por la oposición el lunes por la noche. De acuerdo con el portavoz del Departamento de Estado, en estas conversaciones podría fraguarse el futuro reconocimiento de Maduro como presidente venezolano.

Ventrell ha sido muy crítico con la escalada de violencia en las calles de Caracas. “Ningún acto violento tiene cabida en un régimen democrático”, ha recalcado.