España se ofrece como mediador en la crisis política de Venezuela

El ministro de Exteriores español presenta a su país en la OEA como bisagra entre América y Europa

García-Margallo critica la deriva económica de la Unión Europea

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante su discurso en la OEA. / Lenin Araujo (EFE)

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que España está dispuesta a aproximar las posturas entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el líder de la oposición, Henrique Capriles, y ayudar a rebajar la tensión política en un país muy dividido tras las elecciones del pasado 14 de abril, cuyo resultado no ha sido reconocido por Estados Unidos o la Unión Europea. En su primera jornada en Washington, donde se ha presentado ante los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), el jefe de la Diplomacia española ha pedido un cambio de la actual deriva económica de la Unión Europea y ha presentado a su país como una bisagra entre América Latina y Europa.

“Estaremos absolutamente encantados de hacer algo, lo que se nos pida, para garantizar una Venezuela en paz, prosperidad y estable”, ha asegurado Margallo en un encuentro con los medios de comunicación. El ministro español ha dejado claro, no obstante, que es el gobierno venezolano el que debe determinar si quiere que España interceda en la crisis política del país. “Venezuela es un país soberano y es quien debe tomar la decisión de solicitar esa ayuda, pero nosotros estamos interesados en el futuro de Venezuela, como Venezuela está interesado en el de España”, ha afirmado.

Estaremos absolutamente encantados de hacer algo, lo que se nos pida, para garantizar una Venezuela en paz, prosperidad y estable”

José Manuel García-Margallo

La reacción de Margallo tras conocerse los resultados oficiales de las elecciones de Venezuela, provocó una crisis diplomática entre ambos países. El ministro solicitó, en un primer momento, un recuento de votos, añadiendo que “tomaba nota” de que el Consejo Electoral Nacional había proclamado vencedor a Maduro y que Capriles había pedido una revisión de las papeletas. Finalmente, el desencuentro se zanjó con el reconocimiento oficial por parte de España de la victoria del heredero político de Hugo Chávez.

Como España, la mayoría de los países de la región han aceptado el resultado electoral proclamado por el Consejo Electoral Nacional de Venezuela, sin esperar al recuento de votos que reclama el candidato opositor. EE UU ha asegurado que no reconocerá a ningún vencedor de las elecciones presidenciales venezolanas hasta que no se efectúe la revisión "creíble" de las urnas que permita garantizar de "transparencia" a un proceso que Capriles ha cuestionado. El Gobierno de Maduro se resiste a la auditoría de las papeletas en las condiciones y extensión que propone la oposición. 

En su discurso ante los Estados miembros de la OEA, Margallo ha reconocido la pujanza política y económica de América Latina. “La antigua relación asimétrica ahora es de simetría. Ahora es Europa la que tiene problemas económicos y ya no es tan estable políticamente, como algunos recientes resultados electorales demuestran”, ha asegurado. El ministro ha sido muy crítico con el actual modelo económico de la Unión Europea, al que ha calificado de “cicatero”. “La única área del mundo que está en recesión es la Eurozona, por lo tanto algo habrá que hacer. Europa deberá cambiar de rumbo si no quiere perder el pulso en la economía mundial”, ha advertido el ministro.

No sé cuándo se van a reunir Rajoy y Obama ni por qué no se han reunido todavía"

García-Margallo

Margallo se entrevista este martes con su homólogo estadounidense, John Kerry, en la que será su primera reunión bilateral tras su encuentro en la cena que los ministros de Exteriores de la UE mantuvieron con el secretario de Estado el pasado 27 de febrero en Roma. Aunque Margallo ha destacado que las relaciones entre España y EE UU “son espléndidas” y que “hay que aprovechar este momento dulce”, el ministro no ha dado explicación de por qué, tras casi año y medio en La Moncloa, el presidente español, Mariano Rajoy, todavía no se ha reunido con Barack Obama. “No sé cuándo se van a reunir ni por qué no se han reunido todavía, pero es una reunión que está pendiente y que espero que se produzca pronto”, ha reconocido Margallo.

El ministro español sostiene que las buenas relaciones de España con América Latina, el Norte de África y Oriente Medio convierten a España “en un socio relevante” para EE UU. Ante la OEA, Margallo también ha destacado los lazos que unen a su país con la región. “Nuestra vocación nos obliga a ser los embajadores de América en Europa”, ha recalcado.

El ministro ha adelantado su viaje a Estados Unidos, que en un principio se limitaba a una visita a Florida para conmemorar el 500 aniversario del descubrimiento de la península por el español Juan Ponce de León. A esta visita le debía acompañar el rey don Juan Carlos, pero su operación de cadera a principios de marzo, ha impedido su desplazamiento. Está previsto que el monarca sí acuda a la conmemoración el próximo otoño a otros actos en Tejas y California, "si su salud se lo permite", ha puntualizado el ministro.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana