Detenido un exguardia de Auschwitz

El exmiembro de las SS de 93 años está acusado de crímenes de guerra

Imagen del campo de exterminio de Auschwitz el pasado 8 de abril. / J. SKARZYNSKI  (AFP )

El veterano de la organización paramilitar nazi SS Hans Lipschis ha sido detenido este lunes por complicidad en crímenes de guerra cuando era guardia en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz. Lipschis, de 93 años, estuvo entre otoño de 1941 y enero de 1945 en el infame complejo levantado por los nazis en Oswiecim (Polonia).

Los fiscales de Stuttgart lo acusan de haber colaborado en numerosos asesinatos de internos en el campo. Los nazis mataron en Auschwitz a 1,3 millones de personas. La enorme mayoría de ellos eran judíos deportados desde toda la Europa ocupada por Alemania.

Las autoridades ordenaron la detención por el riesgo de fuga de Lipschis. Según ha aclarado hoy la portavoz de la fiscalía, Claudia Krauth, “tiene contactos en el extranjero”. Su hija vive en Chicago. A finales de abril, el nonagenario admitió ante unos reporteros del diario Die Welt que había estado en el campo nazi, pero aseguró que solo trabajó “como cocinero, todo el tiempo”.

Las siglas SS son las iniciales de Schutz-Staffel o Escuadrón de Protección, una organización nazi que comenzó en los años veinte como grupo de matones encargados de la seguridad en algunos actos públicos del partido de Adolf Hitler (NSDAP). Bajo la dirección de Heinrich Himmler se convirtió, a partir de 1929, en una poderosa estructura paramilitar con su propio armamento blindado y gran potencia de combate. Himmler también fue el arquitecto del Holocausto, perpetrado en buena medida por miembros de la Schutz-Staffel. Como soldado y suboficial de la organización criminal más sanguinaria de la historia reciente, Lipschis militó en la Tercera División Blindada de la SS, célebre por su insignia de la calavera y también por su brutalidad. Al principio estuvo formada por veteranos de los campos de concentración y de exterminio.

Lipschis nació en 1919 en Lituania. Cuando los nazis entraron en su ciudad natal, Kretinga, en 1941, el antes llamado Antanas Lipsys se alistó a la SS como extranjero de ascendencia alemana. Pronto estaría en Auschwitz. Obtuvo la ciudadanía alemana dos años más tarde. A principios de 1945, unos meses antes de la capitulación alemana, fue enviado al frente oriental. Dice que no recuerda en qué división luchó contra el Ejército Rojo. Después se instaló en la República Federal de Alemania.

En 1956 emigró a Estados Unidos, donde trabajó en una fábrica de guitarras hasta que lo expulsaron en 1983. Allí tuvo una hija, que se quedó en Chicago. Él mismo cuenta que lo deportaron “por lo de Auschwitz”. Entonces se instaló en Aalen, una localidad de 65.000 habitantes al suroeste del país. Allí residió tranquilamente en una casita unifamiliar hasta que ayer llegó la policía a detenerlo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Madrid traslada a Montoro su lista de agravios financieros

González cuestiona a Hacienda por financiar gratis a todas las comunidades. El consejero madrileño, Enrique Ossorio, cifra en 7000 millones los perjuicios sufridos

Perlita de Elgoibar

En ajedrez es muy raro ganar a alguien con 400 puntos más en el escalafón internacional Esta es una excepción, muy brillante

La muerte de dos policías coloca a De Blasio ante su peor crisis

Los sindicatos declaran la guerra al alcalde de Nueva York, al que acusan de tener las manos manchadas de sangre

Incendiarios de aulas

Sería deseable que la Universidad no callara y que se presentara ante la sociedad como lo que es, el mejor baluarte de la libertad, del respeto y de la paz

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana