Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El líder de Syriza llama en España a iniciar una “primavera mediterránea”

Tsipras y el secretario general del Partido Comunista Francés defienden junto a Cayo Lara un "frente común" contra la troika

Un año después de convertirse en el líder del principal partido de la oposición en Grecia, Alexis Tsipras recala en España con la ambición de exportar el modelo de Syriza, su formación, y fortalecer alianzas con otras organizaciones de izquierdas. Hoy lo ha hecho junto a Cayo Lara, coordinador general de IU, y el secretario general del Partido Comunista Francés, Pierre Laurent. El objetivo es muy claro: conformar un "frente común" contra la troika, los planteamientos de la Unión Europea y la política de austeridad.

Para ello, el dirigente de la Coalición de la Izquierda Radical, con más de 50 escaños en el Parlamento griego, ha llamado a iniciar "la verdadera primavera del Mediterráneo" de los "pueblos del sur de Europa". El mensaje no es nuevo. Tsipras lleva tiempo manteniendo que España, Italia y Portugal sufren medidas de austeridad "equivalentes a las de Grecia, con similares resultados desastrosos". Pero el líder de Syriza, invitado a España por IU, ha tratado de escenificar hoy el inicio de esa alianza. En este contexto, además de reunirse con Lara, se ha entrevistado también con los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y representantes del PNV, ERC y BNG.

"Al principio de la crisis dijeron que Grecia era un caso especial, un país en el que vivían haraganes a los que no les gustaba trabajar. Después dijeron lo mismo de España, Portugal e Italia. Y no era cierto", ha afirmado Tsipras en un breve encuentro mantenido con los periodistas en el Congreso de los Diputados.

Pese a las intenciones, el frente común planteado por los líderes de estas formaciones no tiene, de momento, plan ni estrategia, al tratarse de una mera reacción al proyecto político de Bruselas que, en su opinión, supone un "ataque" a los derechos sociales y laborales, sobre todo de los países mediterráneos. En este contexto, Pierre Laurent, que además es el líder del Partido de la Izquierda Europea, también ha llamado a la convergencia de todas las organizaciones progresistas para frenar el "gobierno" de los bancos y "tomar el mando" del Banco Central Europeo.