Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia amenaza con sancionar a los medios que retransmiten la señal de ERT

El personal de la televisión pública reacciona al cierre y al despido de sus 2.656 trabajadores con la ocupación de la sede en Atenas, desde donde siguen emitiendo

Decenas de manifestantes protestan y muestran banderas a las puertas de la sede central de la radiotelevisión pública griega, en Atenas.
Decenas de manifestantes protestan y muestran banderas a las puertas de la sede central de la radiotelevisión pública griega, en Atenas. AP

El Gobierno griego ha amenazado con sancionar a los medios locales que retransmiten el programa de información continua que siguen ofreciendo los trabajadores de la televisión pública ERT, pese a su cierre. La retransmisión con la señal de ERT "es una emisión sin permiso y, por tanto, ilegal", ha advertido un correo electrónico enviado por el departamento de Finanzas a los medios que están respaldando a los periodistas de ERT y firmado por un "consejero del ministro (de Finanzas) Yannis Sturnaras". La misiva advierte que "a los que sigan trasmitiendo les serán impuestas las sanciones previstas por la ley".

El personal de la televisión pública ha reaccionado al anuncio del cierre de la cadena y del despido de sus 2.656 trabajadores con la ocupación de la sede en Atenas, desde donde siguen emitiendo en continuo mientras los griegos vuelven a salir a la calle.

La Policía antidisturbios cortó la señal a las 23.15 hora local del martes pasado, pero varios medios, entre ellos el portal de la European Broadcasting Union (EBU), siguen facilitando sus canales para la trasmisión en directo y han recibido el apoyo internacional del gremio periodístico. Además, los ciudadanos de Atenas han salido a la calle en defensa de la televisión pública.

Las federaciones internacional, europea y española de periodistas han condenado el cierre del medio de comunicación y ha exigido al Gobierno heleno que revoque su decisión, que consideran "absurda" y "un duro golpe a la democracia, al pluralismo de los medios de comunicación y al periodismo".

Así, la Federación Internacional de Periodistas (IFJ), la Federación Europea de Periodistas (EFJ), y sus afiliadas griegas, han pedido al Gobierno de Grecia que "revoque inmediatamente su decisión, sin precedentes, de cerrar sus servicios públicos de radio y televisión".

También han incidido en que, además de suponer la pérdida de puestos de trabajo, supondrá la pérdida del derecho a "una información honesta, sensata e imparcial de los ciudadanos griegos", por lo que la IFJ y la EFJ "consideran que la privatización de los medios públicos en Grecia es inaceptable". El presidente de la IFJ, Jim Boumelha, se ha reunido con los trabajadores de ERT este jueves y ofrecerá el viernes una rueda de prensa en Atenas.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha expresado su apoyo a los trabajadores de la Radio y Televisión Públicas griegas (ERT), a través de su corresponsal en España, Theodora Makris.

La FAPE ya ha expresado a este organismo su protesta ante el cierre de la Radio y Televisión Pública griegas y ha elogiado la respuesta de los medios de comunicación griegos que, a través de sus sindicatos, han movilizado a los trabajadores para que se sumen a huelgas repetitivas de 24 horas, en las que participarán también *todos los medios de difusión privados, así como la agencia de noticias pública APE-MPE y*la Dirección General de Información. Al tiempo, insta a los periodistas españoles para que se hagan eco de estas protestas, tanto a través de los medios de comunicación como de sus redes sociales.

Más información