Selecciona Edición
Iniciar sesión

El barco norcoreano interceptado en Panamá transportaba armamento cubano

El barco llevaba material "obsoleto" para ser reparado y devuelto a Cuba, según La Habana

 VÍDEO: REUTERS-LIVE! / FOTO: EFE

Poco antes de entrar en el canal de Panamá y cruzar hacia el océano Pacífico, un buque de Corea del Norte procedente de Cuba fue retenido el sábado pasado por las autoridades panameñas en el puerto caribeño de Colón por sospechas de tráfico de drogas. Pero después de más de dos días de inspección se descubrió que llevaba "maquinaria de guerra" escondida en contenedores que decían transportar 250 quintales de azúcar moreno. El hallazgo del armamento supone una violación de las sanciones impuestas por la ONU al régimen norcoreano. 

Pyongyang guarda silencio pero La Habana ha asegurado que se trata de armamento defensivo "obsoleto" que pertenece a Cuba y que iba a ser "reparado y devuelto" a la isla. "Se trata de dos complejos coheteriles antiaéreos, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado", precisa el comunicado.

El Gobierno panameño está a la espera de que peritos extranjeros identifiquen el material hallado, pero el Servicio Nacional Aeronaval (Senan) advirtió que podría tratarse de baterías de radares de misiles tierra-aire y de unos misiles que les sirven de complemento.  

Belsio González, director del Senan, explicó que la inspección del buque prosigue en busca de más armamento “no declarado”. “Hasta que no revisemos las otras cuatro bodegas no podemos afirmar que traen contenedores a bordo. Presumimos que sí y podemos estar hablando de unos diez contenedores”, dijo González, que aseguró que el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas será notificado del hallazgo. Corea del Norte tiene prohibido por la ONU exportar e importar armamento (solo puede comprar armas ligeras) tras la última prueba nuclear del régimen el pasado 12 de febrero.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, participó este martes en la inspección del buque. “Que el mundo sepa que no se puede estar pasando material bélico no declarado por el Canal de Panamá”, advirtió.

Las sospechas sobre el cargamento del barco surgieron el sábado anterior, porque las autoridades panameñas recibieron un informe confidencial con sospechas de que presuntamente transportaba drogas o sustancias ilícitas, por lo que ese día fue retenido, puntualizó el fiscal. La nave, identificada como Chong Chon Gang, fue trasladada al puerto de Manzanillo, en el mismo sector del Caribe.

El capitán del buque intentó suicidarse cuando oficiales de la Fiscalía Antidroga, de la Policía y del Servicio Aeronaval de Panamá movieron una “primera camada [capa]” de la carga de azúcar y hallaron dos contenedores con armas. La tripulación, que se mostró “reacia y belicosa” a la inspección, según el fiscal antidrogas Javier Caraballo, permanece desde este martes en una base del Senan y está siendo sometida a interrogatorios.

El Gobierno de Costa Rica, país vecino de Panamá, aseguró que el paso del buque norcoreano con supuestos misiles por aguas de Centroamérica es “una afrenta”, ya que el istmo dispone de mecanismos que prohíben el tránsito de armas de destrucción masiva. Es un escenario de “amenazas no convencionales transitando por nuestros territorios”, dijo el ministro costarricense de Seguridad Pública, Mario Zamora.

En su cuenta de Twitter, Martinelli informó el lunes de que su país “capturó barco de bandera norcoreana proveniente de Cuba con cargamento bélico no declarado” y que el “material venía escondido en contenedores bajo un cargamento de azúcar”. El jefe del Estado publicó en la red social una fotografía de una parte de la carga. Por su parte, el ministro panameño de Seguridad, José Mulino, escribió ese día en la misma red social que “el hallazgo en [el] barco norcoreano” en Colón es un “aporte a la paz”.

Estados Unidos expresó su apoyo a Panamá: “Elogiamos las acciones que el Gobierno de Panamá ha tomado en este caso y nos mantenemos dispuestos a cooperar con ellos si es necesario”, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

Hugh Griffiths, experto en tráfico de armas del Centro de Investigación de la Paz de Estocolmo, explicó a la agencia AP que la nave llevaba años en la lista de sospechosos de este centro. Explicó que el Chong Chon Gang, que ha traficado con drogas y armas ligeras, fue interceptado en 2010 en Ucrania y asaltado por piratas el año anterior en Somalia.

En junio de 2011, el Ejército de Estados Unidos confirmó que había interceptado un carguero norcoreano en aguas internacionales ante la sospecha de que transportaba material militar y piezas de misiles hacia Birmania.