Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scotland Yard evalúa nueva información sobre la muerte de Diana

La policía metropolitana estudia "el alcance, la relevancia y credibilidad" de la información

Diana, en Londres, en 1997.
Diana, en Londres, en 1997. EFE

En vísperas de cumplirse el decimosexto aniversario de la desaparición de Diana de Gales, un personaje que logró poner en jaque a la monarquía británica, Scotland Yard ha lanzado una potencial bomba mediática al anunciar una “evaluación” del suceso en el que murieron la princesa, su novio Dodi al Fayed y el chófer del automóvil que se estrelló en un túnel de París la madrugada del 31 de agosto de 1997. La Policía Metropolitana de Londres ha decidido este paso tras recibir nueva información “relevante y creíble” sobre un caso que fue oficialmente zanjado hace un lustro.

El mando policial subraya en su comunicado que el escrutinio que la Unidad de Delitos y Operaciones va acometer de esos datos inéditos hasta ahora –y que, según la cadena Sky proceden de fuentes militares- no significa una reapertura de la investigación sobre el siniestro que, en abril de 2008, achacó sus causas al estado etílico del conducto Henri Paul. El magnate egipcio Mohamed al Fayed, padre de Dodi y uno de los acicates de aquella vista judicial bajo la tutela de lord Stevens, siempre ha mantenido que la pareja fue asesinada en un complot de los servicios secretos británicos y con el duque de Edimburgo (marido de la reina Isabel) como gran instigador. Nunca aceptó el veredicto fallado en el Tribunal de Londres después de noventa días de vista y de la declaración de dos centenares y medio de testigos. Mucho antes de aquellas sesiones, Scotland Yard ya había investigado sin mayores consecuencias, desde 2004 y durante tres años, las circunstancias del siniestro de puente parisino del Alma, que se produjo cuando el Mercedes en el que viajaba la famosa pareja huía del acoso de los paparazzi.

La escueta declaración de la Policía Metropolitana sobre una nueva “evaluación” no ofrece pista alguna sobre la naturaleza de las nuevas informaciones recabadas, pero el sólo anuncio de que el caso vuelve a estar sobre la mesa probablemente va a resucitar las teorías conspirativas sobre la muerte de una princesa –exesposa del heredero, Carlos, y madre de un futuro rey, Guillermo- muy incómoda para el establishment británico. Según la cadena Sky News, se trataría de la acusación de que un militar estuvo implicado en la muerte de Diana y Al Fayeb. Scotland Yard no quiso comentar ni la fuente ni ningún otro detalle de la nueva información.

La imagen de Diana de Gales, a la hora de su muerte proclamada “princesa del pueblo” por el entonces primer ministro Tony Blair, regresa este agosto a los titulares de la prensa británica, precisamente en uno de los momentos más dulces de una monarquía a la que en su tiempo logró erosionar. El reinado de Isabel II disfruta de altas cotas de popularidad, su hijo Carlos ha fijado en el público una imagen más amable junto a Camila y su nieto Guillermo, tercero en la línea de sucesión, acaba de tener su primer hijo (Jorge). Pero la sombra de lady Di sigue siendo alargada…