Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de sirios refugiados en Irak se duplica en una semana

195.000 refugiados llegan al Kurdistán iraquí cuando hace una semana eran unos 100.000

Refugiados sirios cruzan la frontera con el Kurdistán irakí. Ver fotogalería
Refugiados sirios cruzan la frontera con el Kurdistán irakí. AFP

La cifra sigue creciendo. Este lunes, otros 3.000 sirios han cruzado a Irak por el noreste del país, escapando de los enfrentamientos entre kurdos e islamistas, intensificados en las últimas jornadas. En total, en apenas cinco días son ya 30.000 los que han pasado a pie por el puente de madera de Peshkhabour, elevado sobre el río Tigris, del que no se ve ni un palmo, tal es la riada de exiliados. Youssef Mahmoud, portavoz del Alto Comisionado para las Naciones Unidas en Irak, reconoce que no esperaban esta llegada masiva de refugiados y confirma que se han movilizado recursos de todo Oriente Medio para atenderlos. “Están ya viajando 15 camiones de suministros desde Jordania, sobre todo alimentos y ropas. Esperamos más de 3.000 tiendas de campaña de allá y de los almacenes de Líbano y varias casetas prefabricadas con bidones de agua, que aún no sabemos de dónde vendrán, según la disponibilidad. Esperamos que todo esté aquí antes del fin de semana”, relata a Al Jazeera.

El ACNUR confirma que con estos son ya 195.000 los refugiados que han llegado al Kurdistán iraquí, cuando hace una semana apenas superaban los 100.000. 4.000 de ellos están en un campamento improvisado en Sulamaneyah y otros 7.000, en Erbil. Los demás han sido recogidos en mezquitas y colegios y, los menos, con algunos amigos y familiares que residen en la zona. Las nuevas instalaciones son aún muy precarias. Las autoridades de esta región autogobernada del Kurdistán no tienen medios para invertir en ellas ni para reforzar la seguridad en la frontera, por lo que han pedido ayuda a Estados Unidos, en un intento de contener el problema rápido, antes de que el conflicto sirio los arrastre de lleno a su locura.

“Hoy han llegado camiones con frutas y con hielo. Es insuficiente para las familias, la mayoría con niños y ancianos entre ellos. El calor no ayuda y se temen infecciones. Las familias han debido salir muy rápido, porque vienen con lo puesto”, denuncia en un comunicado la ONG Save The Children.

Según explica la oficina central de ACNUR en Ginebra, la mayoría de los refugiados proceden de Alepo, Afrin, Hassake y Qamishli, de zonas de mayoría kurda. El 95% de los llegados a Irak desde que comenzó el conflicto sirio, hace dos años y medio, son kurdos, de hecho, parte de ese 10% de la población siria, la minoría más minoritaria entre sus 23 millones de habitantes.

Su zona quedó despejada de tropas del régimen de Bachar el Asad el año pasado, en un intento de Damasco de concentrarse en áreas donde los rebeldes golpeaban más fuerte. Los kurdos empezaron a gestionar el territorio pero grupos afines a Al Qaeda comenzaron a enfrentarse a ellos, para hacerse con el control del paso a Irak; al otro lado tienen numerosos grupos afines. La violencia entre ambas partes, diferente a la del Ejército y los disidentes pero un signo más del sectarismo y la descomposición del país, ha dejado en los últimos dos meses “al menos 130 muertos”, según los datos recopilados por los Comités Locales de Coordinación, un grupo civil opositor. Más al sur, algunas familias sunníes se han visto privadas de sus campos, quemados por los combates de leales y rebeldes, y se han sumado a huida.

Mahmoud insiste en que “no está claro” qué ha llevado a concentrar la salida de refugiados en tan pocos días, pero el personal de ACNUR está entrevistando a los recién llegados para conocer sus relatos y explicar estas cifras, nunca vistas hasta ahora. Irak es el cuarto país con más refugiados sirios, pero muy por detrás, hasta ahora, de Jordania, Líbano y Turquía.

Mientras, los investigadores de Naciones Unidas han comenzado hoy con su labor para determinar si se han usado armas químicas durante el conflicto, bien sea por parte del Gobierno o de la oposición. No ha trascendido el destino que han visitado, de los tres que examinarán en las próximas dos semanas.

Además, la agencia oficial SANA ha informado de la reconquista por parte del régimen de al menos nueve villas en bastiones montañosos alauitas, en la zona de Latakia. Los rebeldes, sostiene también el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, han tenido que retroceder en un área poblada por sirios de la misma rama del Islam que el presidente El Asad. SANA sostiene que los rebeldes han matado a más de 200 personas en los últimos días.

Más información