Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión pública griega vuelve a emitir en directo tras tres meses de cierre

El Gobierno de Papademos ha purgado cerca de tres cuartas partes de la plantilla

 REUTERS-LIVE!

La nueva Televisión Pública (DT, en sus siglas griegas), el ente transitorio creado por el Gobierno de Atenas en sustitución de la cadena estatal ERT —cerrada por sorpresa en junio—, emitió ayer por primera vez programas informativos, tras un mes de mera redifusión de viejos programas, documentales y películas pertenecientes en su mayoría al archivo de la ERT.

De la mano de dos de las estrellas de la antigua ERT, y entre las ocho y las diez de la mañana (una hora menos en la España peninsular), el programa Informativo Matinal fue la primera emisión en directo del día, pero no la única: a partir de las nueve de la noche, emitirá también partidos de fútbol, que se han hecho con un hueco en la de momento paupérrima parrilla. Los presentadores de Informativo Matinal emplazaron a los telespectadores a una nueva cita hoy, a la misma hora.

El arranque de la programación en directo no ha sido, sin embargo, una novedad: hace unas semanas, el secretario de Estado para la Televisión Pública, el periodista Pantelís Kapsís —que fue portavoz del Gobierno de Lukas Papademos— había informado de la paulatina reanudación de las emisiones del ente público, una vez jibarizado desde su tamaño inicial (2.600 trabajores) a una plantilla de 580 personas, cuyo proceso de selección ha suscitado las críticas de los trabajadores de la antigua ERT, que lo juzgan poco transparente y afín en exceso a la sintonía política con el Gobierno. Fue precisamente el tamaño de la ERT —además de sus bajos índices de audiencia— el motivo que esgrimió el Ejecutivo para cerrar de manera fulminante y sin aviso el pasado 11 de junio. Desde entonces, los trabajadores se las ingeniaron para seguir emitiendo vía Internet y con el concurso de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), que ayer mismo dejó de reproducir la señal analógica y por satélite de la ERT que permitía su difusión en diversas regiones de Grecia.

Todos los intentos de este diario de contactar con la redacción central de DT —la televisión transitoria servirá de nexo entre la antigua ERT y la futura cadena pública, que tropieza con problemas de marca e imagen al estar su dominio registrado en Internet antes de echar a andar— fueron infructuosos; medios y periodistas locales deploraban igualmente la inexistencia de un teléfono de contacto del canal. Mientras, los trabajadores de ERT aseguran que seguirán resistiendo y emitiendo una programación alternativa a través de varios sitios web (el principal, ertopen.com)