Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Gobierno de Brasil decide contratar a 4.000 médicos cubanos

El objetivo es cubrir la falta de profesionales de la salud en las zonas del interior pobre del país

El Gobierno de Brasil decidió este martes contratar a 4.000 médicos cubanos, después de varios desmentidos y de haber anunciado que se daría preferencia a facultativos españoles y portugueses.

El objetivo es cubrir la falta de profesionales de la salud en las zonas del interior pobre del país y en las periferias de las grandes ciudades, donde se necesitarán 15.460 médicos a petición de las autoridades de aquellos lugares y donde los médicos brasileños se resisten a actuar.

La contratación de los médicos de la isla caribeña será hecha a través de la Organización Panamericana de Sanidad.

De los 4.000 médicos cubanos, 400 de ellos llegarán inmediatamente. El resto antes de final de año. La inversión del Gobierno será de 250 millones de dólares.

La contratación de médicos cubanos había sido anunciada y después desmentida por el Gobierno de Brasil tras las protestas de las asociaciones médicas brasileñas. Según el Consejo Federal de Medicina, dicha decisión “no respeta la legislación, hiere los derechos humanos y pone en riesgo la salud de los brasileños, especialmente los que viven en áreas más pobres y distantes”.

Los médicos brasileños afirmaron desde el primer momento que no se oponen a la llegada de doctores del exterior siempre y cuando pasen el examen de reválida y conozcan el portugués, algo que no se les exigirá a los 4.000 llegados de Cuba.

Para las asociaciones médicas el problema no es que a Brasil le falten médicos, ya que cuenta con cerca de 400.000. El problema, según ellos, es que en esas áreas pobres del interior los profesionales carecen de infraestructuras suficientes para ejercer su profesión.

La contratación de médicos extranjeros forma parte del programa lanzado por la presidenta Dilma Rousseff, Más médico, que ofrece buenas condiciones económicas a los que decidan trabajar donde los brasileños hasta ahora se han resistido. El programa prevé que los médicos de esas zonas recibirán una beca de 10.000 reales (unos 4.200 dólares), y ayuda para habitación. En contrapartida, no podrán emigrar para otras ciudades. El contrato es de tres años renovable por otros tres.

Los brasileños tendrían preferencia y sólo las plazas vacías serían rellenadas con médicos extranjeros. A las 15.400 peticiones de médicos para esos lugares periféricos de Brasil habían respondido a través del programa Más médicos sólo 1.618, es decir, un 10% de lo requerido. El 67% de los seleccionados fueron médicos formados en Brasil, el resto en el exterior.

De los 3.511 municipios que solicitaron médicos sólo 579 fueron escogidos y los brasileños que se adhirieron al programa acabaron pidiendo las ciudades de la costa antes que las del interior.

Los facultativos cubanos serán enviados a las ciudades que aún no fueron adjudicadas.

De los 522 médicos seleccionados con actuación fuera de Brasil, 63 ya fueron rechazados por problemas con la documentación. Algunos, incluso, por referencias negativas de tipo moral como reveló días atrás el diario O Globo.

Más información