Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ciudad Juárez busca a una supuesta asesina de conductores de autobús

Una desconocida que se autodenomina 'Diana la cazadora' se atribuye las muertes como venganza por violaciones de mujeres

Retrato robot de la supuesta asesina 'Diana la cazadora'.

Podría ser el argumento de una película o simplemente tratarse de una broma de mal gusto, pero por ahora, el personaje autodenominado Diana la Cazadora de choferes se ha convertido en una de las líneas de investigación que sigue la Fiscalía de Chihuahua (México) tras el asesinato de dos conductores de autobuses públicos en Ciudad Juárez la pasada semana.

Los hechos ocurrieron el 28 y 29 de agosto en la ruta A-4, que parte de las colonias de la ciudad hasta el centro de Juárez. En ambos casos, los testigos aseguraron que una mujer fue la responsable del homicidio. Un día después, la redacción de La Polaka de Juárez recibió un correo electrónico de la supuesta asesina, que se hace llamar Diana la cazadora de choferes, donde da a entender que sus acciones son en represalia por las violaciones que los conductores de autobuses públicos han cometido contra mujeres, muchas de ellas trabajadoras nocturnas de la maquila.

“Creen que porque somos mujeres somos débiles y puede ser que sí, solo hasta cierto punto, pues aunque no contamos con quien nos pueda defender y tenemos la necesidad de trabajar hasta altas horas de la noche para mantener a nuestras familias, ya no podemos callar estos actos que nos llenan de rabia; mis compañeras y yo sufrimos en silencio pero ya no podemos callar más, fuimos víctimas de violencia sexual por choferes que cubrían el turno de noche de las maquilas aquí en Juárez y aunque mucha gente sabe lo que sufrimos nadie nos defiende ni hacen nada por protegernos”. En este sentido, la presunta autora del comunicado asegura: “Por eso yo soy un instrumento que vengará a varias mujeres que al parecer somos débiles para la sociedad, pero no lo somos en realidad, somos valientes y si no nos respetan nos daremos a respetar por nuestra propia mano; las mujeres juarenses somos fuertes”.

En seguida el correo electrónico saltó a las redacciones de otros medios de comunicación y el asunto, por sus tintes novelescos, cobró interés en todo México. El vocero de la Fiscalía de Chihuahua, Carlos González, ha asegurado vía telefónica este miércoles que aunque “no hay precedente de un personaje como este” la Procuraduría sigue varias líneas de investigación y no puede desestimar esta, por lo que la policía cibernética está rastreando el correo.

Apenas hace unas horas, el departamento de justicia publicó un retrato hablado de la supuesta homicida a partir de la entrevista a más de 20 testigos presenciales de los asesinatos. Pese a que la dependencia no quiere revelar todos los datos, sí confirma que se trata de una mujer de cabello rubio, de entre 35 y 40 años, que vestía de negro.

Ambos asesinatos se produjeron en colonias que se encuentran a una distancia de entre 10 y 15 minutos en autobús del centro de Ciudad Juárez. Según detalló la prensa local, el miércoles 28 una mujer mató a balazos a un primer conductor aproximadamente hacia las 7.45 horas en la colonia Partido Romero. Los pasajeros aseguran que el autobús 718 circulaba de poniente a oriente por la calle Ignacio de la Peña cuando una mujer le pidió el alto. El conductor detuvo la unidad y abrió la puerta para que entrara, pero nada más subir, ella sacó una pistola y le disparó varias veces. El chofer, José Roberto Flores Carrera, trató de salvarse bajando del camión para correr y pedir auxilio, pero fue abatido y quedó tirado en la calle.

El otro asesinato ocurrió al día siguiente en el autobús 744, de la misma línea, poco antes de las 8.30 de la mañana. De igual modo los disparos se produjeron nada más subir al transporte público. El conductor, Fredy Zárate Morales, tenía 32 años.

Aunque en los últimos meses la situación ha mejorado, después de 2007 el número de feminicidios y abuso contra las mujeres en Ciudad Juárez se incrementó en el contexto de la lucha contra el narcotráfico. El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres en la entidad llamaba la atención sobre el siguiente dato hace unos meses: entre 1993 y 2007 una mujer era asesinada cada 12-14 días en todo el Estado de Chihuahua. En 2008, después de que Calderón declarase la guerra al crimen organizado, hubo un repunte de las tasas de homicidios, "en particular, de los cometidos contra mujeres". Así, en 2010 se produjo un feminicidio cada 20 horas, lo que suma un total de 446 en el conjunto del año, y el 69% de ellos tuvieron lugar en Ciudad Juárez. En 2011, hubo una muerta casi al día, con 364 fallecimientos en los doce meses. Según la Fiscalía, entre marzo de 2012 y el mismo mes de 2013, 73 mujeres fueron asesinadas en Chihuahua. Más de la mitad de ellas perdieron la vida en Ciudad Juárez.

Más información