ANÁLISIS

Peña Nieto se adueña del centro político

El presidente, guste o no, es la única fuerza con un proyecto para México

El pasado domingo fue probablemente uno de los días más trascendentes de la vida política mexicana de los últimos meses. El choque de todas las reformas previsto, los augurios de un amplio frente de rechazo a los cambios, que incluían la posibilidad de un estallido social, no se cumplieron. La coincidencia de la protesta sindical de los maestros y de la reaparición de Andrés Manuel López Obrador bajando del Sinaí para condenar de nuevo a los adoradores del becerro de oro, quedó en nada. Y no se diluyó por la lluvia, que azota Ciudad de México cada día desde hace semanas, sino por el sentido político del Gobierno del PRI, que hoy por hoy, guste o no, es la única fuerza con un proyecto para México.

Esa tarde, el presidente Enrique Peña Nieto presentó la reforma fiscal, la bautizó como “social” al definir como sus objetivos la seguridad social universal y el seguro de desempleo –dos cosas que aún no existen en México- y de un plumazo quitó munición a la izquierda al renunciar a imponer el IVA a medicinas y alimentos. Además, presentó un programa de estímulo que acaba con el objetivo del déficit cero. El momento México no podía terminar el año en recesión.

Economistas y analistas reprochan a la reforma fiscal que se trata solo de una miscelánea, que crea y quita nuevos impuestos o tratamientos fiscales especiales, aquí y allá, que no será sostenible ni cumplirá con las metas de recaudación que necesita el Estado y que la clase media seguirá siendo cautiva del sistema tributario. Por cierto, ¿en qué país no lo es?

Quizá tengan razón, pero el hecho es que el lunes amaneció con un Peña Nieto y un PRI dueños del centro político mexicano, con los maestros aislados, la izquierda dividida y desarmada, la derecha y la patronal quejándose de que les suben los impuestos y la Bolsa de México marcando la mayor subida del año. Más aún, el Pacto por México parece resistir todos las actas de defunción que se le han extendido.

Nunca puede descartarse lo imprevisto o la desgracia, pero como dice Enrique Krauze, “en México lo importante es el poder, no la economía. Al contrario que en EE UU y de esa cita tan manida, aquí en México la frase sería: ¡Es la política, estúpidos!”

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana