Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Papa:“Es una vergüenza”

La tragedia de Lampedusa indigna al Pontífice, que visitó Lampedusa el pasado mes de julio

 ATLAS

"Sólo me viene la palabra vergüenza, es una vergüenza", así se ha referido al naufragio de Lampedusa el papa Francisco tras conocer la magnitud de la tragedia. "Hablando de crisis, hablando de la inhumana crisis económica mundial, que es un síntoma grande de la falta de respeto por el hombre, no puedo dejar de recordar con gran dolor las numerosas víctimas del enésimo trágico naufragio ocurrido hoy cerca de Lampedusa", ha añadido el pontífice.

Además ha pedido "rezar juntos por quienes han perdido la vida hombres, mujeres, niños y por los familiares y por todos los refugiados" y ha invitado a "unir los esfuerzos para que no se repitan tragedias similares" ya que "sólo una decidida colaboración de todos puede ayudar a prevenirlos".

Ante la gravedad de la situación y la falta de soluciones, Francisco eligió la isla de Lampedusa, a 205 kilómetros de Sicilia y a 113 de las costas de África, como destino de una de sus primeras visitas pontificias, en julio. Allí, Jorge Mario Bergoglio realizó un llamamiento contra "la globalización de la indiferencia" y se preguntó: "¿Quién de nosotros ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas, de todos aquellos que viajaban sobre las barcas, por las jóvenes madres que llevaban a sus hijos, por estos hombres que buscaban cualquier cosa para mantener a sus familias? Somos una sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto. La ilusión por lo insignificante, por lo provisional, nos lleva hacia la indiferencia hacia los otros, nos lleva a la globalización de la indiferencia".

Más información