Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Parlamento Europeo homenajea a Malala con el premio Sájarov

La joven paquistaní atacada por defender el derecho a la educación recibe el galardón que en su día obtuvieron Nelson Mandela, las Madres de la Plaza de Mayo o ¡Basta Ya!

 REUTERS - LIVE! / P. MUHLE (AFP)

El Parlamento Europeo ha otorgado el premio Sájarov a la libertad de conciencia a Malala Yousafzai, la niña paquistaní que recibió un disparo por parte de los talibanes por su defensa del derecho a la educación en su país. Partía como favorita frente a las otras dos candidaturas, la de Edward Snowden, quien destapó el caso de espionaje global de Estados Unidos –calificado como “escandaloso” por la Eurocámara-, y los presos políticos bielorrusos Ales Bialatski, Eduard Lobau y Mykola Statkevich. La nominación de Malala fue promovida por los tres grupos mayoritarios en Estrasburgo: el Partido Popular Europeo, los Socialistas y Demócratas y la Alianza de Liberales y Demócratas. La candidatura de Edward Snowden contaba con el apoyo del grupo de los Verdes y la Izquierda Unitaria Europea.

La elección de Malala como ganadora del premio la ha anunciado el líder del grupo de los liberales, Guy Verhofstadt: “Malala es una inspiración para todo hombre, mujer y menor”. A partir de ese momento se han sucedido las celebraciones. La fundación Malala ha manifestado a través de su cuenta en la red social que el premio es “un honor” y lo interpreta como una señal de que “la voz por la educación que se ha intentado silenciar es más fuerte que nunca”.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha anunciado el premio ante la Eurocámara reconociendo “la increíble valentía de esta joven mujer”. Ha afirmado también que el derecho de las niñas a la educación “es comúnmente negado” y ha expresado que el ejemplo de Malala recuerda a los europarlamentarios “su deber con los niños y especialmente, con las niñas: alrededor de 250 millones de niñas en el mundo no pueden ir a la escuela”.

Malala empezó su lucha por el derecho de las mujeres a la educación, la libertad y la autodeterminación cuando tenía once años -ahora tiene dieciséis-, a través de un blog en el que, firmando con pseudónimo, denunciaba la prohibición talibán a las niñas de ir al colegio. Los talibanes intentaron asesinarla sin éxito en octubre de 2012, aunque estuvieron cerca de conseguirlo. Desde entonces se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos de las niñas y su acceso a una educación universal.

El galardón, que la Eurocámara concede desde 1988 a personas u organizaciones que destaquen por su lucha contra la injusticia y la presión en todo el planeta, está dotado con 50.000 euros. La entrega del premio tendrá lugar el próximo 20 de noviembre en Estrasburgo. El año pasado, el galardón --cuyo nombre rinde homenaje al primer galardonado, el físico y disidente político soviético Andrei Sájarov-, fue otorgado a los también disidente iraníes Nasrin Sotoudeh y Jafar Panahi.