Maduro decreta dos leyes para aumentar el control sobre la economía

El presidente de Venezuela inaugura los poderes especiales que le otorga la Ley Habilitante

Promulga una ley para contener los precios y crea organismos para la importación y exportación

Maduro habla ante la multitud desde el Palacio de Miraflores. / L. RAMIREZ (AFP)

Tal y como lo había anunciado, la noche de este jueves Nicolás Maduro promulgó sus dos primeros decretos “con rango, fuerza y valor” de ley, en el marco de los poderes especiales que le fueron concedidos 48 horas antes por la Asamblea Nacional. Se trata de la Ley Orgánica de Costos, Ganancias y Precios Justos y de la ley que crea el Centro y la Corporación nacionales de comercio exterior. Ambas normas buscan otorgar al Estado un papel de rector absoluto de la economía con el que pasa a sustituir a algunos actores mientras instrumentaliza a los restantes.

Maduro firmó los documentos en un acto celebrado en un barrio popular de Maracaibo, capital del estado de Zulia (costa noroeste de Venezuela). Fue el broche de oro para un día de vertiginosa actividad en el que más temprano, en un acto con delegaciones estudiantiles en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas, el mandatario venezolano ofreció entregar una tableta electrónica gratuita a cada joven del país, así como financiar 10.000 becas de estudios universitarios en el extranjero durante el próximo año.

Ya en Maracaibo y apenas antes de empezar su alocución, el sucesor de Hugo Chávez se encontró con el presidente de la petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin, un barón de la corte del presidente Vladimir Putin, que le obsequió la réplica de un icono de San Nicolás. Luego, teniendo como testigo de honor al escritor hispano-francés Ignacio Ramonet, se dispuso a explicar a los centenares de partidarios que lo esperaban el alcance de las dos leyes que decretó, no sin antes hacer un rápido examen de la conciencia política del público, al que preguntó:

- ¿Quién es el parásito pelucón?

- (Un murmullo más o menos indiscernible que quería decir “Henrique Capriles Radonski”).

- ¿Y quién es la parásita pelucona?- volvió a preguntar.

- (Otro murmullo en el que se distingue “María Corina Machado”).

- ¿Y el trono (un coloquialismo local que significa drogado, yonqui)?

- (Otro entrevero que responde “Leopoldo López”).

Sólo después de someter al escarnio al liderazgo opositor (“la trilogía del mal”, en el relato oficial), Maduro presentó las dos leyes que firmaría, cuyo objetivo único sería “proteger la libertad económica y los derechos socioeconómicos del pueblo que trabaja” y no de toda la ciudadanía, según dijo.

Con respecto a la Ley de Costos, Ganancias y Precios Justos, explicó que funciona como un compendio de toda la normativa ya existente en materia de protección al consumidor y “del salario del pueblo”. Aunque no abundó en detalles sobre el contenido de los artículos, trascendió que establece un techo de 30% de margen para la rentabilidad en los precios de los productos.

Maduro dijo que la segunda ley, que crea el Centro y la Corporación nacionales de Comercio Exterior, tiene el mismo efecto que las máquinas de afeitar de hoja doble: “Lo que a la primera se le pasa, la segunda la repasa”, citando un lema antiguo de una marca comercial de rasuradoras. El propósito principal del Centro Nacional de Comercio Exterior sería ordenar la actividad comercial de la nación y “establecer los parámetros de uso” de los dólares de la República. Mientras, la Corporación se constituye en un gran holding de importación “que traerá todo lo que Venezuela necesite”. Admitió que, en algún caso “muy especializado”, se apelará a empresas privadas - nacionales o extranjeras - para importar, pero que en tales ocasiones se les hará suscribir un contrato de fiel cumplimiento y las divisas que se desembolsen permanecerán en una cuenta bancaria en Venezuela.

Sin hacerlo explícito, dio a entender que las leyes pueden convertirse en una herramienta de discriminación política y económica, cuando dijo que los empresarios que “hayan malbaratado los dólares de la patria o hayan especulado (…) ni se aparezcan” en los próximos registros, que iniciarán la próxima semana, de comerciantes e importadores y exportadores. Para participar en el nuevo sistema previsto por el ejecutivo nacional, habrá que estar inscrito en esos registros.

El Gobierno trata de retomar la iniciativa política mientras se acercan las elecciones municipales del próximo 8 de diciembre. Aunque son unas elecciones locales, han adquirido carácter de plebiscito en la medida en que Maduro parece enrumbarse a una radicalización de su programa, por una parte, y que la oposición sigue sin reconocer el triunfo del chavismo en las pasadas elecciones del 14 de abril, por la otra.

En esa ofensiva, la intensa propaganda del oficialismo busca representar a la dirigencia opositora como brazo político de la “usura”, a la que habría puesto en evidencia desde hace casi dos semanas, cuando inició una oleada de tomas de tiendas y almacenes y confiscación de su mercancía para venderla de manera compulsiva “a precios justos”. Esta misma noche, en una escalada de la operación, Maduro declaró su intención de bajar los cánones de arrendamientos de los centros comerciales.

Maduro se burló de la convocatoria hecha por el líder opositor, Henrique Capriles Radonski, para protestar este próximo sábado en los 335 municipios del país contra la Ley Habilitante y contra las confiscaciones sumarias que afectan a los comerciantes y que, según algunos expertos, estarían agotando las existencias de productos. “No te metas con mi usurero”, se mofó, “no te metas con mi capitalista ladrón… Esas deben ser las consignas de la ultraderecha. Pero irán a chillar un mes, o un año, porque yo voy a seguir bajando los precios”.

De todas maneras, el presidente quiso curarse en salud acerca del volumen de inventarios. Maduro anunció que su Gobierno acaba de firmar un acuerdo por 100 millones de dólares con la empresa coreana Samsung para importar de inmediato 400.000 electrodomésticos. Además, confió en que la empresa china Haier también vaya a despachar un millón de productos al mercado venezolano.

Maduro, que cumplió el martes siete meses en el poder, advirtió que dirigentes opositores y en especial Leopoldo López –“el trono”, insistió en llamarlo- , líder del partido Voluntad Popular, estarían planeando generar desórdenes este sábado simulando que las manifestaciones son atacadas por simpatizantes del chavismo. A propósito de ello, aunque aseguró que los organismos de inteligencia del Gobierno ya han tomado las precauciones correspondientes, instó a sus partidarios a estar en la calle, reunidos en plazas centrales y centros comerciales, “pero trabajando. No caigan en la provocación”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana