Chile convoca a su Consejo de Seguridad por el fallo de La Haya

Piñera anuncia la decisión dos semanas antes de que se conozca el resultado del litigio marítimo con Perú

El organismo asesora al presidente en materias vinculadas con la seguridad nacional y no se constituía desde 2005

El presidente Sebastián Piñera ha convocado esta tarde a su Consejo de Seguridad Nacional (COSENA) para el próximo lunes 20 de enero, una semana antes de que se conozca el fallo la Corte Internacional de Justicia de Naciones Unidas (CIJ), con sede en La Haya, que resolverá la controversia marítima entre Chile y Perú. “El tema a tratar en dicha instancia serán los antecedentes jurídicos de la defensa de nuestro país”, señala el texto dado a conocer por el ministerio del Interior.

Es la primera vez en ocho años que un Jefe de Estado chileno llama a este consejo, creado por el Gobierno de Augusto Pinochet en 1980 para tratar asuntos de seguridad nacional. En 2005, Ricardo Lagos rebajó sus atribuciones y estableció, por medio de cambios a la Constitución, que solamente iba a cumplir un papel asesor del presidente y que no podía autoconvocarse. El socialista reunió al COSENA ese mismo año, también a propósito de los problemas limítrofes con Perú, y ni Michelle Bachelet ni Piñera habían invocado a este organismo presidido por el mandatario y compuesto por los máximos representantes del Senado, Cámara de Diputados, Corte Suprema, Contraloría y los cuatro comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y de Orden.

La reunión se realizará en La Moneda, a las nueve de la mañana hora de Chile, siete días antes de que La Haya de a conocer su veredicto, programado por la Corte Internacional de Justicia para el lunes 17 de enero. Las autoridades chilenas están seguras de la solidez de su posición: a diferencia de lo que señala Perú, considera que la zona en disputa está demarcada por los tratados limítrofes de 1952 y 1954 y, bajo esa premisa, se ha negado a abrir negociaciones desde 1986. En la clase política chilena, sin embargo, y se ha instalado la premisa de que Chile podría perder parte de la zona reclamada formalmente por Perú en 2008.

El Gobierno chileno ha actuado con prudencia y, como las anteriores administraciones, ha tratado el asunto con una visión de Estado. El presidente Piñera se ha reunido en las últimas semanas con la mandataria electa Michelle Bachelet para conversar sobre el inminente fallo y con los otros tres exjefes de Estado de la democracia: Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Lagos. “Este no es un tema del gobierno, de la oposición, un partido político, de una facción. Es un tema que nos interesa a todos y que enfrentaremos todos juntos”, ha señalado el canciller, Alfredo Moreno, luego de reunirse con el presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, donde analizaron en conjunto la resolución judicial que se conocerá a fines de este mes.

Las cancillerías de los países han actuado coordinadamente y no sólo han reiterado su voluntad de respetar el contenido del fallo una vez que sea conocido por las partes. La vicepresidenta de Perú, Marisol Espinoza, ha hecho un llamado a la calma y ha pedido a sus compatriotas no caer en triunfalismos antes del 27 de enero. Precisó que los ministerios de Relaciones Exteriores han acordado que los presidentes de Perú y Chile dirijan un mensaje a sus compatriotas de manera simultánea luego de la lectura del veredicto para no dar la idea de que uno responde al otro.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana