Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

22.000 clientes de China ocultos en paraísos fiscales

La filtración masiva de datos saca a la luz la práctica de la élite china de abrir sociedades opacas. Este es un resumen de la investigación del ICIJ

El presidente chino, Xi Jinping, segundo por la derecha, brinda con el primer ministro, Li Keqiang, a la izquierda. GETTY IMAGES

Los familiares cercanos de los principales dirigentes de China poseen empresas secretas en paraísos fiscales que han ayudado a encubrir la riqueza de la élite comunista, según documentos filtrados. En estos papeles confidenciales figuran los detalles de una empresa inmobiliaria propiedad del cuñado del presidente actual, Xi Jinping, y empresas en las Islas Vírgenes Británicas registradas a nombre del hijo y el yerno del exprimer ministro Wen Jiabao. En los documentos, obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés), aparecen casi 22.000 clientes extranjeros con direcciones en China y Hong Kong. Entre ellos figuran algunos de los hombres y mujeres más poderosos de China (incluidas 16 de las personas más ricas del país), miembros de la Asamblea Popular Nacional y directivos de empresas estatales sacudidos por escándalos de corrupción.

Parientes de cinco líderes o exmiembros del Comité Permanente están implicados

PricewaterhouseCoopers, UBS y otros bancos y empresas auditoras occidentales cumplen un papel fundamental como intermediarios y facilitan que sus clientes chinos establezcan fondos y empresas en las Islas Vírgenes Británicas, Samoa y otros paraísos fiscales habitualmente relacionados con fortunas ocultas, según demuestran los documentos. Por ejemplo, la gran financiera suiza Credit Suisse ayudó al hijo de Wen Jiabao a crear su empresa en las Islas Vírgenes Británicas mientras su padre gobernaba el país.

Los papeles proceden de dos sociedades offshore —Portcullis TrustNet, con sede en Singapur, y Commonwealth Trust Limited, de las Islas Vírgenes Británicas y otros paraísos fiscales— que ayudan a sus clientes a establecer empresas, fondos y cuentas bancarias en paraísos fiscales. Forman parte de 2,5 millones de documentos filtrados que el ICIJ ha examinado con la colaboración de numerosos medios periodísticos en Europa, Norteamérica y Asia.

Los funcionarios chinos no están obligados a hacer públicos sus bienes, y, hasta ahora, los ciudadanos han permanecido en general ajenos a una economía paralela que permite a los poderosos y bien relacionados evadir impuestos y mantener sus transacciones en secreto. La fortuna cada vez mayor de las clases dirigentes chinas, tanto dentro como fuera del país, “puede no ser ilegal en sentido estricto”, pero suele estar ligada a “conflictos de intereses y un uso encubierto del poder oficial”, dice Minxin Pei, politólogo en el Claremont McKenna College, de California.

El Comité Permanente del Politburó chino es el todopoderoso grupo de siete (antes nueve) hombres que dirigen el Partido Comunista y el país. Los datos obtenidos por el ICIJ muestran que los familiares de al menos cinco miembros actuales o pasados de este pequeño círculo poseen empresas inscritas en la Islas Cook o las Islas Vírgenes Británicas.

Grandes bancos ayudan a la nomenclatura a abrir cuentas en los refugios fiscales

Los documentos filtrados incluyen detalles de una sociedad establecida en las Islas Vírgenes Británicas, la mitad de la cual es propiedad del cuñado del presidente Xi, Deng Jiagui. Deng, casado con la hermana mayor de Xi, es un promotor inmobiliario multimillonario que se dedica además a invertir en los metales empleados en la fabricación de teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos. Los papeles muestran que la otra mitad de Excellence Effort Property Development era propiedad de otra empresa de las Islas perteneciente a Li Wa y Li Xiaoping, unos magnates inmobiliarios que fueron noticia por haber obtenido un contrato de 2.000 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros) para la adquisición de inmuebles de uso comercial en la ciudad de Shenzhen.

Desde que se convirtió en la máxima autoridad del Partido Comunista en 2012, el presidente Xi ha tratado de pulir su imagen con una agresiva campaña contra la corrupción. Sin embargo, ha aplastado un movimiento de base que reclamaba que los funcionarios de la Administración declaren públicamente sus bienes. Wen Jiabao, que abandonó el puesto de primer ministro en 2013 después de 10 años, también quiso dar una imagen reformista.

Los documentos del ICIJ revelan que precisamente el hijo del ex primer ministro Wen Jiabao, Wen Yunsong, estableció en 2006 una sociedad registrada en las Islas Vírgenes Británicas, Trend Gold Consultants, con la ayuda de la oficina de Credit Suisse en Hong Kong. Wen Yunsong era el único director y accionista de la compañía, que parece haberse disuelto en 2008.

Es frecuente que se creen unas estructuras empresariales mínimas para abrir cuentas bancarias en nombre de la sociedad extraterritorial, con el fin de ocultar la relación con el verdadero titular de la cuenta. Los papeles no aclaran del todo para qué se utilizaba Trend Gold Consultants. Wen Yunsong, formado en Estados Unidos y dedicado a las inversiones de capital riesgo, fue cofundador de una sociedad de inversiones privadas dedicada a China y en 2012 llegó a la presidencia de China Satellite Communications Co., una empresa de propiedad estatal que aspira a ser la mayor operadora de satélites de Asia.

El ICIJ ha intentado en repetidas ocasiones hablar con Wen Yunsong y otras personas mencionadas en este reportaje. Solo han respondido algunas. Wen fue uno de los que rehusó hacerlo. Un portavoz de Credit Suisse, apelando a las normas sobre confidencialidad, dijo que el banco “no puede hacer comentarios sobre este asunto”.

Los registros arrojan luz, asimismo, sobre el papel hasta ahora desconocido de las Islas Vírgenes Británicas en un escándalo cada vez mayor que afecta a la hija del ex primer ministro Wen Jiabao, Wen Ruchun, también conocida como Lily Chang. The New York Times ha informado de que JPMorgan Chase & Co. pagó a una empresa que dirigía ella, Fullmark Consultants, 1,8 millones de dólares de honorarios por trabajos de asesoría.

Fullmark Consultants se diseñó de tal forma que quedara oculta la relación de Wen Ruchun con la empresa, según indican los papeles del ICIJ. Su marido, Liu Chunhang, antiguo gurú financiero en Morgan Stanley, creó la sociedad en las Islas Vírgenes Británicas en 2004, y fue único director y accionista hasta 2006, el mismo año en el que asumió un puesto en el organismo oficial que regula la actividad bancaria en China.

Liu transfirió el control de la compañía, según indican los papeles, a una amiga de la familia Wen, Zhang Yuhong, una rica mujer de negocios y colega del hermano de Wen Jiabao. The New York Times informó de que Zhang había ayudado también a controlar otros bienes de la familia Wen, como sus inversiones en diamantes y joyas.

Los documentos del Consorcio demuestran que el proveedor de servicios extraterritoriales (offshore) Portcullis TrustNet emitió a UBS AG una factura por un certificado de solvencia para Fullmark Consultants en octubre de 2005, lo cual indica que había una relación comercial entre Fullmark y el banco suizo.

Los documentos evidencian también las actividades de familiares del antiguo líder Deng Xiaoping, el exprimer ministro Li Peng y el expresidente Hu Jintao (la lista completa se puede consultar en la edición digital).

Uno de los personajes chinos más destacados que crearon empresas en paraísos fiscales a finales de los noventa fue Fu Liang, hijo de Peng Zhen, uno de los Ocho Inmortales del Partido Comunista y destacado dirigente del Asamblea Popular Nacional en los años ochenta. Los papeles filtrados muestran que Fu (que ha invertido en clubes náuticos y campos de golf en China continental) controlaba al menos cinco sociedades offshore creadas en las Islas Vírgenes Británicas entre 1997 y 2000. En el año 2000 utilizó una de ellas, South Port Development Limited, para adquirir un hotel en Filipinas.

TrustNet, proveedor de servicios extraterritoriales, ayudó a Fu a establecer algunas de sus compañías. En 2000, TrustNet era una de las empresas del sector que más estaba esforzándose en obtener clientes en China, con reuniones comerciales en las oficinas de Shanghái de las que entonces se denominaban las cinco grandes empresas contables: KPMG, Ernst & Young, Pricewaterhouse, Deloitte & Touche y Arthur Andersen.

La firma auditora conocida hoy como PricewaterhouseCoopers ayudó a registrar más de 400 entidades extraterritoriales a través de TrustNet para clientes de China continental, Hong Kong y Taiwán, según muestra la base de datos. El gigante bancario suizo UBS ayudó a establecer más de 1.000 estructuras offshore para clientes de esos tres mercados, también a través de TrustNet.

En 2006, UBS Hong Kong asesoró a Yang Huiyan, la mujer más rica de China, con un patrimonio que se calcula en 8.300 millones de dólares, para establecer una empresa en las Islas Vírgenes Británicas. Yang, que heredó de su padre una fortuna procedente del negocio inmobiliario, no ha querido responder a las preguntas sobre su compañía en el paraíso fiscal, Joy House Enterprises Limited.

El año siguiente, el banco suizo dio el contacto de TrustNet a otra multimillonaria china del sector inmobiliario, Zhang Xin, fundadora de Soho China, una empresa que ha transformado gran parte de la silueta de Pekín. A través de un representante, Zhang declinó responder a las preguntas sobre su empresa en las islas, Commune Investment Ltd., un nombre similar al de su selecto hotel boutique a las afueras de Pekín: Commune by the Great Wall.

Li Jinyuan, magnate de los negocios y filántropo, con un patrimonio de alrededor de 1.200 millones de dólares en 2011, dirigía siete empresas en las Islas Vírgenes Británicas que le había ayudado a registrar Pricewaterhouse Coopers entre 2004 y 2008. Según los documentos del Consorcio, las firmas estarían relacionadas con su conglomerado Tiens Group, que posee intereses en biotecnología, turismo, comercio electrónico y el sector inmobiliario.

Entre los clientes que han establecido empresas con TrustNet, se encuentran dos miembros actuales de la Asamblea Popular Nacional, la cámara legislativa china.

Wei Jianghong, que representa a la provincia de Anhui en la Asamblea y es presidente de la empresa estatal Tongling Nonferrous Metals, fue directivo de Tong Guan Resources Holdings, una empresa establecida en las Islas Vírgenes Británicas en 2006. En 2007, Tongling usó Tong Guan para invertir 10 millones de dólares en un proyecto de 50 millones para el tratamiento de cobre en Chile.

Otro congresista con bienes en el extranjero es Ma Huateng, el fundador de la principal compañía china de mensajería por Internet, Tencent. Ma tiene un patrimonio de 10.000 millones de dólares y es el quinto hombre más rico de China, según Forbes. En 2007, fue nombrado director de TCH Pi Limited en las Islas Vírgenes Británicas junto con el cofundador de Tencent, Zhang Zhidong. Una portavoz de Ma dice que TCH Pi es una firma del grupo Tencent que "no tiene nada que ver con él personalmente", pero la empresa no aparece en los documentos presentados por el conglomerado.

Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.

En este artículo han participado también Gerard Ryle, Michael Hudson y Christoph Giesen. Todos los firmantes son miembros de ICIJ, cuya web es http://www.icij.org/ El texto completo en inglés y español se ofrece en elpais.com

13 familiares de dirigentes

- 13 familiares de los máximos dirigentes (actuales y pasados) del régimen chino y 16 magnates aparecen en los registros de las sociedades abiertas en paraísos fiscales.

- Figuran el cuñado del actual presidente; el hijo y el yerno del ex primer ministro Wen Jiabao, y una hija de Li Peng, primer ministro durante la matanza de Tiannanmen. E

- PricewaterhouseCooper, UBS y Credit Suisse son algunos de los intermediarios utilizados para abrir sociedades opacas.

Más información