La UE confirma que abrirá una negociación de asociación con Cuba

Los 28 seguirán aplicando la llamada “posición común”, el instrumento ideado por el Gobierno de Aznar que proscribe el diálogo si no hay avances en los derechos humanos en la isla

Ampliar foto
El presidente de Cuba, Raúl Castro. EFE

Cuba logró este miércoles un nuevo éxito diplomático tras alcanzar los países de la Unión Europea (UE) un consenso para abrir la negociación de un acuerdo bilateral con La Habana que construya un nuevo marco de relación. La noticia se suma al fuerte espaldarazo que ha recibido el Gobierno de Raúl Castro con la organización de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, a la que han asistido 31 de los 33 jefes de Estado y de Gobierno convocados.

Sin embargo, para evitar que el régimen cubano lo tome como una carta blanca a todas sus actuaciones los 28 avisan de que seguirán aplicando la llamada “posición común”, el instrumento ideado en 1996 por el Gobierno de España, entonces encabezado por José María Aznar, que proscribe el diálogo si no se producen avances en la democratización y los derechos humanos en la isla. Cuba es ahora mismo el único país de Latinoamérica con el que la UE no tiene entramado institucional, aunque sí colaboraciones puntuales.

El acuerdo se alcanzó en el grupo de trabajo del Consejo de la UE, en el que están representados los 28 países miembros de la unión, según informa Efe, y los ministros de Exteriores tienen previsto respaldar la decisión en su reunión del próximo 10 de febrero. En esa reunión no está previsto que los ministros europeos debatan el tema, sino que aprueben sin más ese punto en su orden del día. De esa forma, la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, y la Comisión Europea quedarán autorizados para abrir la negociación.

El deshielo llega en un momento en el que otros países también han iniciado un proceso de acercamiento a la isla. El Gobierno mexicano condonó el pasado noviembre el 70% de la deuda a Cuba y su presidente, Enrique Peña Nieto, emprende esta tarde una visita oficial de cuatro horas para restablecer las privilegiadas relaciones que su partido, el PRI, mantuvo durante casi cuatro décadas con La Habana. Pero fue Brasil quien tomó la delantera esta semana con la inauguración del primer tramo del puerto de Mariel, uno de los más grandes del Caribe, construido por la compañía Odebrecht y en el que se han invertido 1.092 millones de dólares.

Naturalmente, no son ajenos a estos movimientos diplomáticos los nuevos vientos que soplan en La Habana que han traído incipientes reformas económicas y que van perfilando a la isla como un atractivo y casi virgen territorio para la inversión extranjera.