Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel propone crear una red de datos europea para evitar el espionaje de EE UU

La canciller alemana discutirá su propuesta con el presidente de Francia, François Hollande, con quien hablará esta semana

La canciller Angela Merkel durante una conferencia de prensa la semana pasada. Ampliar foto
La canciller Angela Merkel durante una conferencia de prensa la semana pasada. AFP

La canciller alemana Angela Merkel propone la creación de una red de datos europea que evite el paso de las informaciones digitales por servidores informáticos estadounidenses. Así quiere evitar el espionaje masivo a las comunicaciones por parte de las agencias de espionaje al servicio de Washington. Según explicó este domingo, quiere discutir la propuesta con el presidente de Francia, François Hollande, con quien reunirá esta semana en París.

Dijo la canciller en un mensaje grabado y distribuido por internet que los Gobiernos de Alemania y Francia hablarán sobre las posibles mejoras en las redes de comunicaciones europeas para protegerse de los espías. Las grandes empresas como Google o Facebook, explicó, "almacenan informaciones allí donde la protección de datos está peor garantizada". Sin embargo, hay empresas europeas de telecomunicaciones que podrían ofrecer servicios parecidos en el continente, donde las garantías legales son más amplias. El Gobierno francés dijo que "se estudiará" la propuesta alemana.

La canciller reaccionó con dureza cuando se descubrió, el pasado otoño, que su teléfono móvil había sido espiado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la CIA. Estas revelaciones provienen de los documentos filtrados por el ex empleado de la NSA, Edward Snowden. El fugitivo desveló el año pasado que las redes de comunicaciones por Internet y teléfonos móviles eran objeto de ataques a gran escala por parte de los espías de Estados Unidos y Reino Unido. La noticia desató un enorme escándalo en Alemania, donde sigue de actualidad nueve meses después de las primeras noticias.

El plan de Merkel se enmarca en una ofensiva más amplia de contraespionaje

El plan de Merkel se enmarca en una ofensiva más amplia de contraespionaje y protección de datos preparada por Berlín, según el semanario Der Spiegel, para contener a los espías estadounidenses.

Explica la revista de Hamburgo que Merkel quiere vigilar las embajadas de Reino Unido y EE.UU. Según las revelaciones de Snowden, parte de las tareas de espionaje digital se llevan a cabo desde instalaciones diplomáticas. La Inteligencia alemana quiere aprender cómo funcionan estos métodos y controlar en lo posible sus actividades. Aunque todavía está en una fase preliminar, el plan supondría una ruptura con la práctica alemana de dejar las manos libres a sus aliados más próximos para actuar también dentro de sus fronteras. Entre otras cosas, porque Alemania se beneficia de los sistemas de espionaje y de las informaciones que obtiene de estas agencias extranjeras.

Recientemente, Merkel dio de bruces con la resistencia de Washington a cerrar un acuerdo de no espionaje. Berlín confió en que Estados Unidos firmaría un trato con amplias garantías recíprocas, entre ellas la de respetar a los líderes políticos y a las empresas. El fracaso de las negociaciones hizo que se retrase la visita de Merkel al presidente Barack Obama. Según Der Spiegel, Merkel no cruzará el Atlántico hasta que Berlín haya preparado una línea clara de presión a sus aliados y se perfile algún tipo de acuerdo sobre el espionaje.