Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Senado ruso aprueba por unanimidad el uso del Ejército en Ucrania

El nuevo líder de Crimea pide ayuda a Putin para restablecer la paz

El gobernador de Crimea pone bajo su control todas las instituciones armadas

El referéndum sobre el futuro de la región se adelanta del 25 de mayo al 30 de marzo

Kiev declara "ilegal" el Gobierno de Crimea y denuncia la "provocación" rusa

Ver fotogalería
Simpatizantes prorrusos se concentran en una calle de Simferópol, Crimea. Kommersant Photo via Getty Images

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha recibido la autorización del Parlamento para utilizar las tropas rusas en la península donde se encuentra la principal base de la Flora del Mar Negra. Con su petición y posterior aprobación, Putin responde afirmativamente a lo que pedían tanto los senadores como los diputados rusos. El presidente ruso pidió el uso de las tropas "por la situación extraordinaria en Ucrania y la amenaza que pesa sobre la vida de los ciudadanos rusos". Rusia ha decidido intervenir militarmente en Crimea a pesar de las advertencias que tanto Europa como Estados Unidos había hecho al Kremlin para que no lo hiciera.La petición se produce en un momento de fuerte tensión en la región ucrania de Crimea y tras la salida del presidente Víctor Yanúcovich, depuesto en una revuelta hace una semana.

El consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha convocado una reunión de urgencia para este mismo sábado. Por su parte, los ministros de Exteriores de la Unión Europea se reunirán, también de urgencia el próximo lunes para abordar la situación en Ucrania.

En Simferópol se produjeron brotes de alegría popular tras concocerse la decisión de Moscú

"En vista de la situación extraordinaria creada en Ucrania y de la amenaza a la vida de ciudadanos de la Federación Rusa, de nuestros compatriotas y de los efectivos del contingente militar de las Fuerzas Armadas de Rusia emplazadas en territorio de Ucrania (República Autónoma de Crimea), en concordancia con el punto 'g' de la primera parte del artículo 102 de la Constitución presento ante el Consejo de la Federación la petición de utilizar las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa en territorio de Ucrania hasta la normalización de la situación sociopolítica en ese país", se dice en el documento que Putin envió a la cámara alta del Parlamento ruso.

El Consejo de la Federación o Senado se reunió urgentemente para votar la autorización de emplear las Fuerzas Armadas en un país extranjero, como lo exige la ley fundamental de Rusia. La presidenta de la Cámara Alta, Valentina Matviyenko, abrió la sesión extraordinaria alrededor de las 18.30 hora de Moscú (las 15:30 en la España peninsular) y dio la palabra en primer lugar al representante del presidente, Grigori Karasin, quien procedió a leer desde la tribuna la petición oficial presentada por el jefe de Estado. Luego intervinieron los jefes de los diferentes comités parlamentarios, todos los cuales se pronunciaron a favor de autorizar el uso del ejército en Crimea. Los senadores aprobaron por unanimidad el uso de las Fuerzas Armadas en Ucrania.

El depuesto presidente ucranio Yanukóvich, que el día anterior se había mostrado contrario a una intervención rusa, el sábado apoyó a Axiónov y se pronunció a favor de que los soldados rusos tomaran el control de Crimea para defender los intereses de la población local. Al mismo tiempo, señaló que la integridad territorial de su país debía mantenerse.

Un hombre armado cerca de los vehículos militares rusos situados en la frontera con Ucrania. REUTERS

En Simferópol, la capital de la República Autónoma de Crimea, se produjeron brotes de alegría popular tras concocerse la decisión de Moscú. Una multitud se lanzó a la calle para celebrar la inicitativa d  e Putin, portando banderas rusas. "Rusia, Rusia", gritarton cientos de hombres a primera hora de la tarde, junto  al museo de la historia de Crimea.

Antes de que el líder ruso enviara la petición oficial pidiendo la autorización para utilizar el Ejército en un país extranjero, Matviyenko, había dicho que no reconocen a los nuevos dirigentes que gobiernan en Kiev, y que debían enviar un "contingente militar limitado" para garantizar la seguridad de la Flota del Mar Negro y de los ciudadanos rusos que viven allí. Matviyenko dijo que Crimea, como república autónoma, y sus habitantes tienen derecho a decidir sobre su destino. "Ya ha habido intentos de tomarse la sede del Ministerior del Interior" en Crimea y por eso "hay que actuar para detener la escalada de la tensión", dijo la presidenta del Senado ruso.

Es inaceptable que haya vehículos blindados rusos en el centro de ciudades ucranias

Primer ministro de Ucrania

La Duma Estatal, la cámara baja del Parlamento ruso, se pronunció en el mismo sentido. El primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, había pedido el sábado por la mañana ayuda a Putin para garantiza "la paz y la tranquilidad". La priemra respuesta del Kremlin no se hizo esperar y esta misma mañana, un responsable de la administración presidencial rusa declaró a la agencia Ria Novosti que "Rusia no va a ignorar esta demanda" de ayuda de la región, poblada mayoritariamente por rusoparlantes e inclinada hacia Moscú.

A la partida a tres bandas por la tensión en Crimea se han sumado también las nuevas autoridades de Kiev, que denuncian la "provocación" que supone el despliegue de 6.000 soldados rusos en Crimea y que han puesto en máxima alerta a su Ejército.

El presidente interino ucranio, Olexandre Tourtchinov, ha publicado un decreto en el que se niega a reconocer la legitimidad de Aksiónov porque "su elección se  ha producido en violación de las leyes ucrania".  Por su parte, las autoridades de Crimea han respondido adelantando el referéndum en Crimea para decidir el futuro de la región al domingo 30 de marzo, según ha anunciado el portavoz del Gobierno en la región, Sergiy Aksyonov. La fecha original estaba prevista para el 25 de mayo.

"Provocación rusa"

El primer ministro ucranio, Arseni Yatseniuk, ha denunciado la "provocación" que supone "la presencia inadecuada de tropas rusas en territorio de Crimea", aunque descarta que Kiev vaya a responder "con la fuerza" al despliegue de soldados rusos. Yatseniuk ha pedido a Rusia que "retire las tropas de inmediato" y que "no provoque una confrontación", y ha advertido al Kremlin de que "la responsabilidad recaerá exclusivamente en Rusia y personalmente en el líder del país", en referencia a Putin, informa Silvia Blanco. "Es inaceptable que haya vehículos blindados rusos en el centro de ciudades ucranias", ha dicho, en referencia a la presencia de hombres armados en uniformes sin identificar junto al Parlamento de Crimea en Simferópol. Mientras, ha puesto en máxima alerta a sus tropas en Crimea y los guardacostas han salido de puerto para evitar la captura de bases o barcos por militares rusos, informa la agencia Interfax.  

Esta mañana, el Gobierno de Crimea ha reconocido que los soldados desplegados por la región sin insignias son militares de la flota rusa del Mar Negro, que vigilan edificios oficiales y bases en virtud de un acuerdo entre Simferópol y Moscú. Mientras, Axiónov, que es el líder del partido prorruso Unidad Rusa, ha puesto bajo su control “temporal” todas las instituciones armadas de Crimea: el Ministerio del Interior, el Ministerio de Situaciones de Emergencia, la flota, el servicio de impuestos y los guardias fronterizos.

No está claro cuál es el grado de control real que Axiónov, un exmilitar y hombre de negocios, ejerce sobre estas entidades ucranias, pero el nuevo primer ministro de la autonomía justificó su decisión afirmando que en Crimea actúan “grupos armados no identificados con equipo militar” y que “las estructuras de fuerza con base en Crimea no son capaces de controlar la situación de un modo eficaz”. Aksionov acusó a las autoridades de Kiev de haber nombrado a su representante de las estructuras militares (ucranianas se entiende) que actúan en Crimea sin haber concertado antes la candidatura con el Soviet Supremo local, tal como está previsto por la legislación. Las nuevas autoridades de Kiev han nombrado como como jefe de la policía de Crimea a Igor Avrutski.

“Teniendo en cuenta lo expuesto, comprendiendo mi responsabilidad por la vida y la seguridad de los ciudadanos, me dirijo al presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, para que ayude a asegurar la paz y la tranquilidad en el territorio de la República Autónoma de Crimea”, señala el comunicado difundido el sábado. Aksiónov sustituyó el viernes en su cargo a Anatoli Mogiliov, un funcionario del pueblo natal de Víctor Yanukovich en Donetsk que era considerado el representante del clan del expresidente en Crimea.

Escalada de tensión en la zona

Barcos de la guardia fronteriza de Ucrania están en estado de alerta y han salido de sus bases en el mar Negro para evitar la captura de bases militares y barcos por parte de Rusia, informa la agencia Interfax, que cita al jefe de la guardia.

Los efectivos no identificados que circulan por Crimea y ocupan las instalaciones estratégicas sólo pueden ser rusos o afiliados con los rusos, por su equipo, nivel de armamento, disciplina y organización, según comentaristas independientes en Moscú. Y además, la acción podría estar preparada desde hace tiempo, según afirma Lev Shlosberg, diputado del parlamento de la provincia rusa de Pskov y miembro de la dirección del partido Yábloko. En su blog, publicado por la página de web de la emisora El Eco de Moscú, Sghlosberg cita a un miembro de la división paracaidista de asalto número 76 con base en Pskov, quien habría dicho que esa división, fragmentada en grupos, había sido trasladada a Ucrania desde la semana pasada. El diputado cita como fuente a uno de los participantes en la operación. Por cada diez soldados hay un camión militar completamente equipado con armas de fuego y cada soldado cuenta con 5000 balas, dice la fuente. A la llegada a Ucrania les asignaron las correspondientes misiones sin informarles de donde estaban, señala el diputado y añade que los cuarteles de la división número 76 de Pskov están prácticamente vacios.

Más información