Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Liberado el periodista Marc Marginedas tras seis meses de secuestro en Siria

El reportero de 'El Periódico' ya ha llegado a Barcelona. Javier Espinosa y Ricardo García siguen retenidos en el país.

Llegada al aeropuerto del periodista secuestrado en Siria. Atlas

El periodista español Marc Marginedas fue liberado la madrugada de ayer tras casi seis meses secuestrado en Siria. Veterano corresponsal y enviado especial de El Periódico a zonas en conflicto, Marginedas cruzó ayer por la mañana a Turquía tras haber permanecido retenido por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL), un grupo rebelde islamista radical, desde el pasado 4 de septiembre, según confirmó su diario.
El periodista, que se encuentra en buen estado, fue sometido a pruebas médicas acompañado por funcionarios del Estado. Porteriormente, emprendió viaje de regreso a Barcelona, adonde llegó esta tarde y donde se le ha podido ver con aspecto debilitado.

Marginedas había sido secuestrado en un control de carretera cerca de la ciudad de Hama, en el oeste de Siria, el pasado 4 de septiembre por militantes yihadistas de ISIL. Durante los casi seis meses que ha durado su cautiverio en manos de dicho grupo, hasta hace poco en la órbita de la red de Al Qaeda y enfrentado al Gobierno sirio, Marginedas ha sido trasladado a diferentes zonas controladas por los rebeldes. En las últimas semanas, estos desplazamientos habrían sido “más frecuentes y en condiciones muy adversas”, según El Periódico.

Tras la liberación de Marginedas, se calcula que aún hay secuestrados o capturados en Siria alrededor de 30 periodistas locales y extranjeros, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, en inglés), muchos de ellos por milicias yihadistas y algunos también por el régimen del presidente Bachar el Asad. Entre los reporteros secuestrados por ISIL se encuentran también otros dos españoles, Javier Espinosa, corresponsal de El Mundo, y Ricard García Vilanova, un fotoperiodista freelance que ha colaborado, entre otros medios, con EL PAÍS.
Espinosa y García Vilanova, cuyos reportajes han sido reconocidos con varios galardones periodísticos, llevaban cubriendo juntos y por separado la guerra en Siria prácticamente desde su inicio en 2011. Ambos fueron capturados el 16 de septiembre en la localidad de Tal Abyad, en el norte de Siria y muy cerca de la frontera con Turquía.

Las familias de Espinosa y García Vilanova están esperanzadas tras la liberación de Marginedas, según señaló a la agencia Efe Gervasio Sánchez, periodista especializado en conflictos que está ejerciendo de portavoz de ambas y que mostró su satisfacción por la liberación de Marginedas. “La liberación tiene un efecto positivo en los familiares porque es la mejor noticia que se podía esperar después de seis meses de espera. Permite tener la esperanza de que se pueda solucionar su situación”, afirmó Sánchez.

En un primer momento, tanto el secuestro de Marginedas como el de Espinosa y García Vilanova fue mantenido en secreto por sus familias y medios, con la esperanza de que este silencio informativo ayudara a una pronta liberación. Finalmente, el 23 de septiembre El Periódico hizo pública la captura de Marginedas, mientras que el 10 de diciembre se publicó la noticia del secuestro de Espinosa y García Vilanova.

La desaparición de los tres periodistas españoles, y por extensión la de los demás reporteros sirios y de otras nacionalidades retenidos en Siria, dio lugar a una campaña de solidaridad y a favor de la liberación de todos los periodistas secuestrados en el país árabe.

Tanto el Gobierno como la Generalitat se congratularon de la liberación del periodista. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, habló con él y aseguró que se encuentra “razonablemente bien”. La Generalitat, en un comunicado, también expresó su “solidaridad” con el resto de periodistas secuestrados.